Vertele, en la rueda de prensa La Voz 5 presenta a sus asesores: "Es difícil decir en un minuto si vales o no"

Los asesores de La Voz 5 en Telecinco
Los asesores de La Voz 5 en Telecinco

Acabadas sus audiciones a ciegas, los coaches del talent musical reciben desde este viernes la ayuda de sus asesores Niña Pastori, Miguel Poveda, Bebe y Antonio Orozco, que ha contado cómo lo afrontan en una rueda a la que ha asistido Vertele

La Voz 5 inicia su nueva fase este viernes en Telecinco. Tras completar todos los equipos de los coaches y cerrar sus audiciones a ciegas, llega el turno de las batallas, donde Malú, Pablo López, Juanes y Manuel Carrasco tendrán ayuda.

El programa suma los juicios de Niña Pastori, Miguel Poveda, Bebe y Antonio Orozco; que ejercerán como asesores de los cuatro coaches para ir aconsejándoles sobre los integrantes de sus equipos. Y este martes se han presentado en Mediaset, en una rueda a la que ha asistido Vertele.

"Es una explosión de talento"

Sobre cómo valoran la experiencia, Niña Pastori ha explicado que "La Voz Kids fue una experiencia super bonita, y ahora con Malú he disfrutado muchísimo. Me lo he pasado muy bien y hay voces muy bonitas. Es una experiencia muy chula". Miguel Poveda ha añadido: "Ha sido un viaje muy emocionante, la gente te hace sentir muy cómodo. Los concursantes vienen con sus emociones y sus propias historias y han hecho que con sus propias canciones nos hayan hecho llorar".

Bebe, tan vitalista como habitualmente, ha confesado que "cada día los concursantes iban sorprendiéndonos más. El equipo lo hace todo super fácil. Ha sido muy bonito. La banda es maravillosa". Orozco, veterano, ha contado: "Este año el casting es mejor, cada vez mejora. Es una explosión de talento este año y todo el mundo se va a divertir. Un programa hecho desde el corazón no puede ser sin música en directo y aquí hay un bandón".

Fuertes vínculos entre coaches

Niña Pastori ha hablado de su relación de Malú, que cataloga como "muy buena": "Somos muy amigas y hemos tenido muchas vivencias. Esto ha sido una experiencia diferente pero muy divertida", ha comentado. Por otra parte, también ha destacado la dificultad que a su criterio tiene realizar este tipo de programas: "Este programa es difícil porque ves los sentimientos del artista y tú tienes que decir que no. Yo lo disfruto muchísimo. La Voz es un formato que me encanta y siempre volvería. Yo sería incapaz de abrir la boca delante de los coaches".

Miguel Poveda explica que ha tenido "una relación espectacular con Manuel porque tenemos un estilo muy parecido. A veces le reñía porque cuando se iba a su casa me llamaba y se lo tomaba muy en serio, empatiza mucho con los concursantes". 

Asimismo, Antonio Orozco solo tiene buenas palabras para Pablo López: "La vida a veces te pone a gente maravillosa y a mí me pasó hace dos años con Pablo López", aseguraba aunque reconoce que no siempre se ponen de acuerdo "pero nuestras conversaciones nos hacen reflexionar. Estar en La Voz con él es una de las cosas más maravillosas que me han pasado a la vida. A veces lo comparo con el agua porque es imparable".

Bebe ha contado a su vez cómo está siendo su experiencia en el concurso: "No nos conocíamos. Alguna vez nos vimos en los Grammy pero me llamo Fabio que es amigo de él y me lo contó. Además estaba muy emocionado y me fue contando todo. A mí me hizo mucha ilusión y estamos entablando una amistad que mola. Nosotros somos los serios de las parejas. Vamos más a saco. Estoy muy feliz y muy agradecida", afirmaba.

Un nivel "bestial" de casting

Antonio Orozco ha abordado las capacidades que han demostrado la nueva remesa de concursantes: "El grupo de casting de este programa es una bestialidad. El nivel ha vuelto a crecer, cosa que ocurre cada año", añade: "En el día de hoy no tenemos que olvidarnos de que las oportunidades ya no vienen. La Voz da la oportunidad de que se les conozca; es una vía porque hay muy pocas oportunidades. Ojalá sea por muchos años".

"Hay gente con mucho talento, en todos los equipos. Hay variedad y todos podrían ganar, porque son gente que son muy buenas", explicaba también Niña Pastori.

Miguel Poveda opina que "realmente hay mucho nivel porque hay muchos estilos completamente diferentes. Tanto un estilo como otro lo hacen con un nivel muy alto. Yo he visto unos artistas impresionantes, no sólo por la voz, si no por las sensaciones y la actitud. Están sobrados de carisma y de actitud. Yo estoy aprendiendo".

¿Posibilidad de convertirse en coaches?

Antonio Orozco ha bromeado sobre el futuro de su compañero Pablo López como coach: "Yo no voy a permitir que Pablo López me quite el puesto otra vez".

Niña Pastori ha asegurado, no obstante, que a ella le encantaría continuar en el talent: "A mí me encanta y cada vez siento más amor por lo que hago. No pierdo ese entusiasmo por seguir y este programa te permite poder ver en vivo gente nueva y con frescura. A mí me encantaría poder seguir estando".

"Yo he defendido que mi hábitat es el escenario y lo de fuera me da más pereza. Pero cuando te liberas de los perjuicios y confías en el formato ha sido súper hermoso ser el espectador", explicaba a su vez Miguel Poveda, cosa que él considera "fundamental para nutrirnos; aquí paras el tiempo, te sientas a escuchar y empiezas a aprender y a alimentar el alma de una gente joven que tienen guardado algo muy emocionante. Nunca pensé que me sentaría y estoy encantado, y no descarto sentarme en la silla grande. Tienen los concursantes mucha humildad y un compañerismo muy sano".

¿Ayuda para los concursantes tras el talent-show?

Miguel Poveda ha asegurado, tajante, de que sí prestará su ayuda a sus concursantes: "Yo sí, pero no sé puede decir".

"Es compromiso y obligación de los coaches defender a los que has defendido durante el concurso fuera también", coincidía Antonio Orozco: "Nosotros podemos ayudar y forma parte de la ética. Es bonito sentirte parte de que la vida de los demás es más bonita".

Pedir consejos

"Yo he estado muy preguntón porque tenía un mar de dudas pero sobre todo a la gente del equipo, de detrás. Lo ha hecho un equipo de ángeles que son los que están detrás que te hacen sentirte como en casa y no quería meter la pata", ha comentado Miguel Poveda respecto al consejo que daría a sus participantes: "Es mucho de dejarte llevar porque pasan muchas cosas que puedes tener preconcebidas. El consejo era dejarse llevar y ver qué te transmitían unos y otros. Yo no sabría qué aconsejar, lo que tú alma vaya sintiendo lo vas haciendo".

Bebe comparte la misma opinión que Poveda, ya que aseguro que también "me dejé llevar": "No conocía bien como iba el formato pero estaba muy emocionada. En el primer programa tuve muchas dudas porque era nuevo para mí. Los coaches estaban muy sueltos y me tenían fascinada de que hicieran show. Hice bastantes preguntas al productor, pero luego me dejé llevar. Y de repente te emocionas cuando no te lo esperas".

El difícil momento de decir "no"

"Los chavales saben a lo que vienen", conviene Antonio Orozco: "En todos los concursos unos ganan y otros no tanto. Nosotros no somos portavoces ni jueces de nadie. Es difícil decir en un minuto y medio vales o no vales. No es justo porque a alguien no le va a gustar tu decisión".

"Nunca hay mala fe"

Antonio Orozco ha comentado que "hay cosas que no se pueden explicar y cuando un artista entra, se siente; traspasa todo. La responsabilidad hay que saber calibrarla porque nosotros somos músicos y esto es un concurso. Nunca hay mala fe". Por su parte, Poveda añadía que "a mí me hace gracia cuando chavales jóvenes me piden una foto para sus abuelas".

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba