Las cámaras de Eurosport captaron el momento

Perdió en Roland Garros, pero tuvo el mejor premio: el abrazo del hijo de Mahut que emocionó a todos

El tenista francés perdió "en casa" y ante su familia, en el que pudo ser su último partido en Roland Garros. Cuando estaba hundido en su banco, su hijo saltó a la pista para consolarle, entre los aplausos del público y la emoción de su rival.

Las cámaras de Eurosport han captado en Roland Garros uno de los momentos deportivos más emotivos del año, que se ha hecho viral en las redes sociales y conquistado a personalidades de diferentes ámbitos.

A sus 37 años, tras 19 de ellos dedicados al mundo del tenis, el francés Nicolas Mahut perdió en tercera ronda del Grand Slam parisino contra el argentino Leonardo Mayer.

No era una derrota cualquiera, ya que era en "su casa" y delante de su familia. Y además, el francés ya anunció la temporada pasada que iba a retirarse, pero se encontró con ánimos y fuerzas para seguir. Aunque no ha asegurado que no diga adiós definitivamente tras este año.

Por lo tanto, podía ser su último partido en Roland Garros. Algo que hizo que el tenista se emocionase y rompiese a llorar al sentarse en su banco tras la derrota. Entonces, recibió la visita inesperada de su hijo, que saltó desde la grada para abrazar y consolar a su padre.

La escena no sólo levantó los aplausos del público, que despidió con una tremenda ovación a Mahut, sino que emocionó incluso a su rival. Leonardo Mayer se emocionó al ver el abrazo, y de pie y mientras aplaudía empezó a llorar.

Aunque todo ocurrió el pasado viernes 31 de mayo, las imágenes no se han hecho virales hasta ahora, cuando un par de tuits de los periodistas deportivos Gianluca Abate y Tancredi Palmeri lo han rescatado. El gesto ha conquistado a periodistas, deportistas como Puyol y a todos los medios deportivos del mundo.

Casi un año antes, se produjo la misma escena

Lo cierto es que no era la primera vez que se producía este abrazo en plena pista. En agosto de 2018, cuando Mahut ya había anunciado que a final de temporada se retiraría, también recibió el abrazo de su hijo.

El francés se jugaba contra el español Tommy Robredo entrar al cuadro oficial de otro Grand Slam como el US Open, y perdió. Al verse fuera del prestigioso torneo, se sentó en el banco y se derrumbó. 

Y como en Roland Garros, su hijo saltó desde el público para abrazarle y estar con él. El gesto también motivó los aplausos del público, e incluso su rival Tommy Robredo se acercó para saludar al pequeño.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba