ESPECIAL VERTELE "¡Las manos arriba!": Nos colamos en el casting de los nuevos miniChefs

Casting de MasterChef Junior 6
Casting de MasterChef Junior 6 RTVE

Acudimos al casting presencial del talent culinario que emitirá La 1 a finales de año, coincidiendo con las navidades como en anteriores ediciones.

Hablamos con Esther González, directora de casting y con Miguel Arriaga, jefe del equipo culinario. Además, os mostramos a algunos de los posibles aspirantes del concurso

La nueva edición de MasterChef Junior 6 ha puesto fin a los castings presenciales este pasado miércoles, en Málaga. Su primera parada fue Barcelona. ¿La segunda? Madrid y allí estuvimos para contaros todo lo que hemos visto.

Además, esta prueba ha contado con la visita de Daniel, exparticipante de MasterChef 6, y de Gonzalo, finalista de MasterChef Junior 5.

A la izquierda Daniel  y a la derecha Gonzalo
A la izquierda Daniel y a la derecha Gonzalo RTVE


Tras varias jornadas de pruebas en la capital, el programa viajó, también, hasta Valencia y a la ciudad malagueña para seguir buscando a los próximos chefs que entrarán en el talent culinario.

Un casting repleto de ilusiones, ganas y nervios

Eran las diez de la mañana cuando los futuros aspirantes comenzaron a hacer cola en un hotel de la capital madrileña, donde cerca de ochenta niños y niñas esperaban junto a sus familiares.Casi se podían palpar los nervios, la ilusión y las ganas de conseguir entrar en el concurso.

En la fila nos encontramos a niños de todas las edades. Además de hermanos y hermanas, primos y primas e incluso, algunos que se presentaban por segunda vez al casting del programa de cocina.

Durante la espera, nos acercamos a varios aspirantes que nos confesaban que su juez favorito era Pepe porque "es muy divertido" exclamaban.

Niños y niñas haciendo cola antes de la prueba
Niños y niñas haciendo cola antes de la prueba RTVE

“3, 2, 1 a emplatar” comienza el juego

Previamente a esta prueba presencial, hubo un proceso de selección a partir de un “expediente bastante largo para demostrar su nivel dentro de la  cocina” explica Esther González, directora del casting.

"Cerca de siete mil niños enviaron su expediente” declara. Los padres son los encargados de rellenar el extenso cuestionario con datos personales y vídeos de los niños y niñas cocinando. Además de mandar fotos de sus platos.

Concretamente, en esto consistió la segunda prueba a la que se presentaron los jóvenes cocineros y cocineras. Tenían que traer sus platos ya preparados de casa y emplatarlos delante de losjueces.

A la voz de “3, 2, 1 a emplatar” comenzaba el juego. Así se abría el momento más esperado del día. Los futuros aspirantes tenían unos minutos para emplatar los platos que traían desde sus casas. Al tratarse de una cata en el momento, era recomendable seleccionar alimentos fríos.

Uno de los jueces durante la cata
Uno de los jueces durante la cata RTVE

Una vez emplatados, los jueces se iban acercando niño por niño para catar y hablar con ellos sobre cuáles eran sus conocimientos de cocina, cómo habían elaborado el plato elegido o si les gustaba.

Cuenta González que “en función de esa información, nos juntamos y deliberamos para repartir las cucharas”. De esta forma, los aspirantes que recibían el utensilio de cocina pasaban a la siguiente ronda.

De los nervios iniciales a las risas y las confesiones

El momento de más nervios ya había pasado para dar lugar a charlas y risas entre los aspirantes. Había todo tipo de platos, desde tartaletas a tartas de oreo e incluso sushi. Pero no todo quedaba en un emplatado simple, si no que los había que iban más allá y se lanzaban a utilizar sopletes o sifones.

E incluso nos encontramos con confesiones: “yo vengo desde Santander” nos contaba una niña. Algunos de los futuros aspirantes, junto con sus platos, habían viajado durante horas para llegar a la prueba. “Con el viaje la gelatina de mi plato se ha roto, pero no pasa nada. Lo he intentado solucionar” explicaba.

Tres de los aspirantes charlando
Tres de los aspirantes charlando RTVE


Los niños cada vez se ven más seguros y sueltos” explica Miguel Arriaga, jefe del equipo culinario. ”Elaboran platos tradicionales que adaptan a los que ven en las anteriores ediciones de MasterChef”.

El Arriaga prosigue contando que están viendo “mucha cocina tradicional”. Afirma que le sorprende que los jóvenes aspirantes “intentan traer lo extranjero hasta lo tradicional".

Un ingrediente secreto será el punto final de la prueba

Pero, ¿en qué consiste el último reto? Los futuros y futuras concursantes tienen una hora para cocinar un plato de principio a fin delante de los jueces. Eso sí, no será un plato elegido por ellos, si no que a partir de “un ingrediente secreto” deberán de echar de mano de su imaginación.

Todos los aspirantes con las manos levantadas tras finalizar el emplatado
Todos los aspirantes con las manos levantadas tras finalizar el emplatado RTVE


A finales de año, coincidiendo con las navidades como en anteriores ediciones, sabremos si algunos de los aspirantes que hemos conocido estarán en la selección final que se desarrollará en el primer programa de MasterChef Junior 6.

Quién sabe si quizás dentro de unos años, alguna de las jóvenes promesas del programa se alza con una estrella Michelín porque como cuenta Esther González: “Han cambiado sus ídolos”. “Ya no son futbolistas o cantantes, además, ahora también son grandes cocineros” afirma.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba