Especial Vertele 7 motivos por los que The Walking Dead se ha convertido en una serie zombi

Jeffrey Dean Morgan en "The Walking Dead"
Jeffrey Dean Morgan en "The Walking Dead"

Analizamos las causas del desgaste de la serie, que regresa esta madrugada a AMC y Fox España con el objetivo de volver a enamorar a sus espectadores

AVISO: El siguiente artículo contiene spoilers de la 8ª temporada de The Walking Dead. Lea bajo su responsabilidad.

La 8ª temporada de The Walking Dead, que cerró el pasado 10 de diciembre con una midseason que ha sorprendido e indignado a partes iguales, ha confirmado un síntoma que aquejaba desde hace tiempo: se ha convertido en una serie zombi.

Atrás quedan las entregas y capítulos que mantenían a los espectadores enganchados a sus pantallas. Lo que se presumía como una temporada repleta de acción por la batalla final entre los Salvadores de Negan y el equipo capitaneado por Rick ha terminado siendo una tanda de episodios planos y de relleno en los que, a excepción de sucesos puntuales, no ocurre nada

Esta pérdida de gancho en la trama se ha traducido en un desgaste también en términos de audiencia. El midseason finale de la 8ª temporada de The Walking Dead ha firmado su peor dato en un parón desde la 2ª entrega, allá por 2011, con 7.9 millones de espectadores. Unas cifras que, pese a que siguen siendo de las más altas de la televisión americana, quedan lejos de los 20 millones a los que se acercó hace poco más de un año. 

El actual The Walking Deadno es más que la sombra de lo que fue, con el peligro que eso supone. Sus showrunners miran al futuro y hablan de superar las 10 temporadas, pero antes es necesario reforzar sus cimientos y volver a hacer de ella la serie que sumó a millones de espectadores a la fiebre zombi.

La serie regresa en la madrugada de este domingo con el estreno de la segunda parte de la 8ª temporada con un reto por delante: reparar los puntos débiles a continuación analizados y volver a enamorar como antes. 

1. Tramas flojas

El problema principal de las últimas temporadas de The Walking Dead son sus tramas secundarias, historias en su mayoría carentes de atractivo y sin un rumbo fijo que no te ayudan a engancharte al hilo principal, sino todo lo contrario. 

La guerra entre el grupo de Rick y Los Salvadores ocupa en las dos últimas temporadas el epicentro de la trama, y a su alrededor se han ido abriendo otras historias que no han tenido el calado esperado, y en las que ni siquiera se ha profundizado. Tramas, en su mayoría,que se han aparcado sin mayor explicación: desde el embarazo de Maggie, por el que pasan de puntillas, hasta la historia inconclusa de Carl y Enid. 

Gragory, Enid, Maggie y Jesus en The Walking Dead
Gragory, Enid, Maggie y Jesus en The Walking Dead AMC

2. ¿Dónde quedaron los caminantes?

Esta lucha entre humanos ha traído consigo otra consecuencia importante que los fans no han pasado por alto: ¿Dónde quedaron los zombis? Los caminantes han sido siempre un factor fundamental en los capítulos, y en las últimas entregas han pasado a un plano secundario. Ahora la guerra está en otra parte, y los no vivos se limitan a aparecer en momentos puntuales. 

Atrás quedan las escenas de acción e incertidumbre en las que el grupo de supervivientes se veía acorralado por oleadas de muertos vivientes. Ahora ya les conocen y dominan, por lo que no suponen ningún desafío. 

Michonne lucha contra los caminantes en The Walking Dead
Michonne lucha contra los caminantes en The Walking Dead

3. Capítulos de relleno

Esto podría ser una buena noticia si con las batallas prometidas aumentara la acción en The Walking Dead, pero tampoco es así. A capítulos esperanzadores le suceden otros de transición total, sin acción, emoción, ni ritmo.

Episodios de relleno que, en el balance final de la temporada, han sido completamente prescindibles en la trayectoria y resolución de la misma, y que tienen parte de culpa de que algunos fans hayan abandonado la serie antes de tiempo. 

Morgan en The Walking Dead
Morgan en The Walking Dead

4. Secuencias sin historia detrás

Estos capítulos de transición están plagados de secuencias en las que no solo se echa de menos la acción, sino una historia detrás. The Walking Dead ha ido adaptando un estilo en el que cada vez tienen más cabida las escenas largas, con diálogos infinitos que terminan sacando al espectador del episodio.   

Eugene en The Walking Dead
Eugene en The Walking Dead

6. Protagonismo de personajes sin gancho

Si algo ha quedado claro en las 8 temporadas de The Walking Dead es que todos sus personajes son importantes. Gracias a esta premisa hemos asistido al ascenso de Daryl como protagonista total y de otros como Michonne, Carol y Maggie, mujeres imprescindibles en la serie. 

Sin embargo, no todos los personajes tienen la capacidad de calar en la historia y conectar con los espectadores hasta hacerse importantes, pese a los incontables intentos de los guionistas. Ezekiel, Eugene, Morgan, Gregory, Aaron, Gabriel y Tara son algunos de los que han contado en las últimas temporadas con un protagonismo mucho mayor al interés que generan entre los seguidores de la serie, incluso con capítulos dedicados exclusivamente a ellos carentes de gancho. 

Ezekiel y su grupo en un episodio de The Walking Dead
Ezekiel y su grupo en un episodio de The Walking Dead

5. Pérdida de protagonismo de sus personajes principales

Este protagonismo excesivo de personajes satélite ha conllevado la pérdida de peso de algunos de los principales, que han visto reducida considerablemente su presencia en los últimos tiempos.

Si atendemos a los ocho primeros capítulos de la 8ª temporada, solo Ricky y Daryl han tenido presencia en todos ellos. Un protagonista como Carl ha aparecido únicamente en tres, mientras que Maggie y Michonne lo han hecho en cuatro, la mitad de esta primera tanda. Los mismos en los que ha hecho acto de presencia Negan, el gran antagonista y la esperanza de muchos de los fans para que la serie remonte el vuelo. 

Negan en The Walking Dead
Negan en The Walking Dead

Estos personajes de peso comparten número de apariciones con otros como Gabriel, Rosita o Eugene, y se han visto superados por Morgan, con cinco capítulos, y por Carol y Tara, con seis. Fruto de esta pérdida de protagonismo están surgiendo rumores sobre el futuro de actores como Lauren Cohan (Maggie), que todavía no ha renovado su contrato con The Walking Dead y ya ha fichado por el piloto de una nueva serie. 

7. Promoción y polémicas

Más allá de lo que ocurre en la ficción, el clima que rodea a The Walking Dead en los últimos años tampoco favorece especialmente. Los litigios legales con los primeros productores de la serie, la batalla de Robert Kirkman con AMC y los problemas generados en rodaje con la muerte de uno de sus especialistas por un accidente laboral son algunos de los aspectos que hacen que la situación alrededor del universo zombi sea bronca.

Además, las estrategias promocionales de las últimas temporadas nos hacen vivir en un "día de la marmota" continuo en el que productores y protagonistas avanzan "bombas" y "grandes giros" que no dejan de ser acciones a la desesperada por volver a llamar a los seguidores perdidos. Por el momento, Kirkman asegura que lo ocurrido en el último capítulo emitido tendrá un "increíble impacto" en todo lo que queda por delante en la serie. Es momento de comprobarlo. 

Fox España estrena el 8x09 de The Walking Dead en la madrugada del domingo 25 al lunes 26 en VOSE, a partir de las 3:25 horas, y el capítulo doblado el lunes a las 21:05 horas.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba