Especial VERTELE

Si en 'Gran Hermano' hay concursantes 'mueble', en 'Supervivientes' hay robinsones 'arbusto'

Si en 'Gran Hermano' hay concursantes 'mueble', en 'Supervivientes' hay robinsones 'arbusto'
Si en 'Gran Hermano' hay concursantes 'mueble', en 'Supervivientes' hay robinsones 'arbusto' TELECINCO

Siguiendo la tradición de los realities, en Honduras también hay aventureros que pasan sin pena ni gloria por el concurso

En cada edición de Gran Hermano, los espectadores e incluso algunos inquilinos lamentan la presencia de concursantes 'mueble', aquellos que no dan juego y que deambulan por la casa escondidos detrás de los que llevan la voz cantante. Esto no es algo exclusivo de la casa de Guadalix, también ocurre en las islas hondureñas de Supervivientes.

Si en las últimas ediciones de GH VIP y GH Dúo Darek y Yoli fueron los más alejados del foco y limitaron su participación en el concurso a una presencia casi fantasmal, hay robinsones 'arbusto' que también han pasado y están pasando desapercibidos ante los ojos de la audiencia en sus semanas de supervivencia. 

Oto, Lidia y Jonathan, estos dos últimos ya en España tras ser expulsados, apenas han protagonizado vídeos ni noticias durante su participación, ya sea porque no han dado juego, porque eran menos conocidos o porque el programa no les ha puesto el foco encima. 

Oto Vans, la "decepción de la edición"

Llama la atención el caso del primero, uno de los que más arrastre genera en redes sociales por su recorrido previo al reality. Oto Vans llegó a la isla como uno de los robinsones más prometedores por su actitud desenfadada y su personalidad llamativa, pero su concurso no está siendo como se podía esperar y su protagonismo se ha visto relegado a un segundo o tercer plano por detrás de nombres como Mónica Hoyos, Violeta, Fabio, Dakota, Carlos Lozano, Colate, Isabel Pantoja y Chelo García Cortés, entre otros. 

"Es la decepción completa de Supervivientes. No ha demostrado absolutamente nada, no pone ni ganas. No ha dado la talla", lamentó Sofía, ganadora de la edición de 2018, en la pasada emisión de Conexión Honduras. Una opinión que comparten muchos de los tertulianos y también de los espectadores, tal como han manifestado en las redes sociales.

Diferente es el caso de Lidia Santos, que arrancó el concurso como la gran desconocida de la edición y por tanto, sin expectativas de ningún tipo y con la capacidad de sorprender a la audiencia desde el anonimato.

Sin embargo, la modelo 'curvy' tampoco fue protagonista durante sus 35 días en Honduras y acabó siendo expulsada en su primera nominación. Ni tuvo tramas ni destacó en los vídeos más allá de su fugaz liderazgo en la cuarta semana.

Lidia Santos en 'Supervivientes'
Lidia Santos en 'Supervivientes' TELECINCO

Por último tenemos a Jonathan Piqueras, uno de los 'novatos' en el campo televisivo de esta edición. El joven concursante venía directo del universo Sálvame y por tanto, su fichaje protagonizó más titulares en Mediaset y en los medios en general por ser el hijo de Cristina, pareja y posterior ex de Kiko Matamoros. 

Su paso por el concurso, no obstante, no ha dejado huella en la historia del reality. Él mismo se ha mostrado decepcionado por su corta trayectoria en Honduras, que fue únicamente de 28 días, 15 de ellos como 'Pirata olvidado'. 

Jonathan Piqueras en 'Supervivientes'
Jonathan Piqueras en 'Supervivientes' TELECINCO

Los otros 'arbustos' de 'Supervivientes'

Si echamos la vista atrás podemos encontrar casos similares de robinsones que pasaron sin pena ni gloria por Honduras y cuyo escaso protagonismo no tiene que ver necesariamente con la duración de su estancia, sino con la actitud que adoptaron desde el principio. 

El gran 'arbusto' de Supervivientes 2018 fue Fernando Marcos, pareja de Mayte Zaldívar que se presentó con ella como uno de los dúos de la edición. Voló a España 28 días después de arrancar la aventura como primer expulsado por la audiencia, dejando atrás un concurso olvidable por su parte. 

Fernando Marcos en 'Supervivientes'
Fernando Marcos en 'Supervivientes' TELECINCO

Un año antes, en 2017, Las Mellis Raquel y Bibi fueron las sorpresas negativas de su edición, aunque en su caso fue por un problema mayor. Las dos hermanas también llegaron a la isla con las expectativas altas, pero sus ánimos se vinieron abajo cuando una de ellas tuvo que someterse a una intervención en la misma Honduras. Pese a que los médicos le confirmaron que podía continuar, Bibi prefirió volver a España por voluntad propia. Cuatro días después, en su jornada nº 28, la audiencia cumplió la petición de Raquel y la expulsó. 

En esa misma edición, Janet Capdevila también tuvo un paso fugaz a la par que particular por la isla. Fue la primera expulsada que puso rumbo a España, pero su estancia en tierra patria duró poco y fue repescada para volver tras las bajas médicas de Bibi y Eliad Cohen. En cualquier caso, en ninguna de las dos ocasiones destacó entre sus compañeros de aventura. 

Por su parte, en Supervivientes 2016 uno de los que menos juego dio de cara a la audiencia fue Mario D'Amico. El modelo italiano fue el polo opuesto al otro gran desconocido de la edición, Jorge Díaz. Mientras que el extremeño sorprendió a la audiencia por sus dotes de supervivencia hasta el punto de llevarse la máxima recompensa, el milanés pasó desapercibido. Junto a él cabe destacar a Miriam Saavedra, que pese a que estuvo 42 días en la isla, más de la mitad fueron como 'desterrada' y su repercusión no fue nada comparable a lo que sucedió años después en GH VIP 6.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba