En la sección 'Mujer tenía que ser' La primera piloto del Ejército: "Me dijeron que las mujeres solo sirven para follar y bailar"

La primera piloto del Ejército: "Me dijeron que las mujeres solo sirven para follar y bailar"
La primera piloto del Ejército: "Me dijeron que las mujeres solo sirven para follar y bailar"

Patricia Campos explicó en El Intermedio las dificultades que había sufrido por su género y condición sexual en la armada

Sandra Sabatés entrevistó en el Intermedio a Patricia Campos, la primera mujer piloto del Ejército

La militar aseguró que las mayores dificultades las había vivido tras pasar la oposición, por los comentarios de sus compañeros. 

"Soy una feminista involuntaria", aseguraba Campos al responder a sus gustos por los trabajos más "de hombres": "Siempre me han gustado trabajos masculinizados pero no lo elegí es lo que a mí me gustaba. Me encantaba jugar a futbol, ahora juego en tres equipos en Estados Unidos, pero en mi pueblo no me dejaron. También quería tocar la trompeta y me pedían que tocara la flauta". Señaló a su madre como la ayuda eterna que siempre le animó a seguir por el camino que escogiera: "Siempre me apoyó en todo y me dijo que fuera lo que quisiera ser". 

Sandra Sabatés frente a Patricia Campos
Sandra Sabatés frente a Patricia Campos

"Nosotras podemos hacer lo que queramos y llegar lo más alto que podamos"

Preguntada por su experiencia como oficial de aviación: "Yo pasé una oposición, me formaron como piloto y siempre he intentado ser la mejor profesional que puedo ser pero es un trabajo en el que una mujer no es bienvenida porque es un trabajo "para hombres". Así me lo dijeron textualmente. Y si a sus ojos lo haces bien es porque eres la excepción que confirma la regla y si a sus ojos no lo haces bien eres como todas las demás, porque eres mujer". 

Confesó que le habían "dicho directamente que las mujeres no son bienvenidas a la armada o estas solo sirven para follar o para bailar. Cuando se lo contaba a mis compañeras americanas me decían que allí eso era intolerable, que allí estarían en la calle por esos comentarios".

Sabatés también le preguntó si su condición sexual aumentó la dificultad en su carrera profesional: "Lo afronté de una forma inmadura y cobarde porque no me atrevía a decirlo y fingía que era heterosexual. Ahora me arrepiento porque pienso que nadie se tiene que avergonzar pero opté por la vía de la supervivencia". 

Para finalizar, lanzaba las siguientes palabras: "El mensaje que me gustaría dar es que los sueños están para cumplirlos y que nadie nos puede decir que no podemos, nosotras podemos hacer lo que queramos y llegar lo más alto que podamos. Solo es creerlo de verdad y desde el fondo de tu corazón si quieres algo lo vas a conseguir por muchas barreras externas e internas que nos pongan". 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba