Excentricidades en la TV El psicólogo que dejó atónito a Buenafuente causó una polémica 'nazi' en La 2

Rafael Santandreu en 'A punto con La 2' (TVE)
Rafael Santandreu en 'A punto con La 2' (TVE)

El peculiar Rafael Santandreu ha sido noticia esta semana por su visita a 'Late motiv', donde mandó previamente la entrevista hecha al showman. El pasado verano, también fue protagonista por sus controvertidas afirmaciones sobre Hitler en un programa de la cadena pública

Como les contamos esta semana, Andreu Buenafuente recibió en el plató de 'Late Motiv' al psicólogo y escritor superventas Rafael Santandreu, que presentaba su libro 'Ser Feliz en Alaska' en el programa.

Pero, antes de comenzar la entrevista propiamente dicha, el showman quiso destacar un hecho acaecido cuando se cerraba la aparición del invitado.

Algo que "no me había sucedido en toda mi carrera profesional". "Nunca antes nadie me habían mandado toda la entrevista hecha, con sus preguntas y sus respuestas”, decía el presentador enseñando la hoja con el formulario. Lógicamente, Buenafuente se negó a ello.

Pero esta excentricidad del psicólogo, que quedó en evidencia al tratar de colar un guion de las intervenciones, no ha sido la única que ha visto la pequeña pantalla con él como protagonista.

Polémica en La 2 por decir sobre Hitler: 'Su potencial era maravilloso'

Santandreu era colaborador del magacín matinal de TVE realizado en San Cugat, 'A punto con La 2', donde el pasado verano (finales de julio) generó un importante revuelo al teorizar sobre el 'perdón'.

Según recogieron entonces medios como el plural.com, el psicólogo argumento que "lo mejor es perdonar a todo el mundo sobre el planeta, no te guardes a nadie."

Pero Santandreu fue más allá y dijo que, "incluso Hitler, era una persona a la que debemos tener aceptación incondicional y lanzarle amor... De acuerdo que estaba muy loco, pero en el fondo su potencial era maravilloso". (Ver vídeo en el minuto 9 y 30 segundos):

"Aquí muchos discreparemos", medió la presentadora Elisabet Carnicé ante el tono que estaba adquiriendo el discurso.

Santandreu matizó entonces, pero de forma poco convicente: "Igual habría que apartarle o apartarnos porque esa persona está tan loca que, en ese momento. era peligrosísima... pero no guardemos rencor por nadie."

"Por tanto", remató, "hemos de perdonar a todo el mundo. Eso no significa apoyarles, pero sí perdonarles. Es renunciar, aceptarlos incondicionalmente y lanzarles rayos de amor a tope".

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba