Internacional La segunda parte de "Making a Murderer" tiene fecha de lanzamiento en Netflix: "El caso no está cerrado"

Póster de "Making a Murderer - Parte 2"
Póster de "Making a Murderer - Parte 2" NETFLIX

La segunda temporada de la serie documental aterriza en la plataforma el 19 de octubre. Es decir, tres años después de la emisión de la primera

Making a Murderer regresa a Netflix. La plataforma lanzará el próximo 19 de octubre la segunda temporada de esta serie documental, que sirvió para reabrir el caso del asesinato de Teresa Halbach, tal y como ha anunciado la compañía a través de sus redes sociales.

Las nuevas entregas de la investigación emprendida por Laura Ricciardi y Moira Demos, productoras ejecutivas y codirectoras de este true crime, llegará así tres años después de su lanzamiento, y algo más de dos después de la confirmación por parte del gigante de streaming de su puesta en marcha.

El caso en sí mismo también ha pasado por numerosas fases. El pasado mes de junio, la Corte Suprema de Jusiticia de Estados Unidos rechazó escuchar la apelación de Brendan Dassey, quien junto a su tío Steve Avery fue condenado en 2007 por el crimen.

10 episodios sobre "el peaje emocional" de la condena

"El caso no ha acabado", insiste Netflix en sus promos, en la que se utilizan fragmentos sonoros diversos: "Cuando alguien es condenado, tiene que mover montañas para demostrar su inocencia".

"En el transcurso de 10 episodios, Making a Murderer Parte 2 proporciona una mirada en profundidad a los grandes desafíos del proceso posterior a la condena, explorando el peaje emocional que acarrea a todos los involucrados", explica la sinopsis oficial difundida.

Un caso polémico cuyo veredicto sigue en entredicho

Making a Murderer puso el foco sobre la investigación del caso de Teresa Halbach, que parecía repleta de contradicciones e incongruencias.

La víctima había sido vista por última vez con vida en el negocio familiar de los Avery en Wisconsin, lo que llevó a los investigadores a señalar a la familia como sospechosos principales. El tío fue señalado como el principal responsable, basándose también en antecedentes previos. Su sobrino, Dassey, fue sentenciado como cómplice.

Según los testimonios recogidos por la producción documental de Netflix, habrían forzado su confesión aprovechándose de la discapacidad intelectual leve de Dassey, que contaba con solo 16 años en el momento de los hechos, así como de la nula implicación del abogado defensor que ofició el caso. 

La emisión sirvió para que la situación de Dassey fuera, al menos, evaluada. En agosto de 2016, el juez William Duffin llegó a anular la condena contra Dassey, y dio noventa días a la fiscalía para que definiese y presentase su apelación. Al no haber avances, ordenó su salida de la cárcel hasta que se resolvieran los recursos o se celebrara un nuevo juicio. No llegaría a pisar la calle, en tanto que la Corte de Apelaciones de Estados Unidos falló en contra de esta decisión y ordenó que el joven siguiera encarcelado. En 2017 y 2018 hubo movimientos judiciales similares, con la Corte negando siempre la salida en libertad del muchacho.

El inicio de una corriente televisiva a nivel internacional

El impacto mediático de Making a Murderer también se tradujo en forma de reconocimientos: obtuvo cuatro premios Emmy, entre ellos el que la situaba como la mejor serie documental de 2016.

Asimismo, impulso una ola de producciones de esta misma temática, centrados en desenterrar o en cuestionar las versiones oficiales de crímenes mediáticos.

Una corriente que llegaría a España de la mano de Atresmedia, que emitió Lo que la verdad esconde: El Caso Asunta, creada por Bambú Producciones; y también de Movistar, que produjo Muerte en León, sobre el asesinato de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco en 2014.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba