Especial VERTELE

La temporada llega hoy a su fin: los éxitos y fracasos en TV

María Jesús gana 'GH Dúo'
María Jesús gana 'GH Dúo' GTRES

Junio se acaba, y con él, otra temporada televisiva más. Como cada año, aprovechamos la ocasión para repasar los suspensos y aprobados que han sumado las principales cadenas en los últimos 10 meses, así como aquellas apuestas que, sin ser un tropiezo, tampoco han conquistado mayoritariamente a la audiencia

Junio es época de aprobados y suspensos. También en televisión. Una temporada más, la audiencia ha dictado sentencia y ha traducido en éxitos y fracasos las grandes apuestas de las principales cadenas generalistas. 

A lo largo de los últimos 10 meses, La 1, Antena 3, Telecinco, Cuatro y laSexta han librado una cruenta batalla por conquistar al mayor número de espectadores posible. Y aunque ha sido la primera cadena de Mediaset la que se ha llevado siempre el gato al agua, ni ella ni el resto de competidores se han librado del escrutinio del público, soberano e inclemente a la hora de juzgar cada serie o programa que este curso ha pasado por la parrilla televisiva. 

Sin más dilación, ponemos en una balanza los respectivos éxitos y fracasos de todas ellas para determinar qué cadenas se irán de vacaciones con los deberes hechos y cuáles, por el contrario, deberán hincar los codos para empezar la nueva temporada con la lección aprendida. 

Al igual que muchos escolares, La 1 necesita mejorar. Y mucho, porque la cadena pública termina la temporada con nada menos que 10 suspensos a sus espaldas, aunque algunos más sonados que otros. 

A la cabeza está El Continental, un fracaso sin paliativos para una serie que abrió el curso apoyada en un reparto de renombre y una intensa campaña promocional. Sin embargo, lo que prometía ser una de las grandes apuestas de TVE acabó siendo una de sus mayores pesadillas, despidiéndose defenestrada en el late night ante 189.000 espectadores y un 2.8% de share el pasado 21 de noviembre. 

Caso aparte es el de 14 de abril: La República, que pagó con la indiferencia de la audiencia los siete años que se pasó "secuestrada" por la anterior cúpula de TVE. Hospital Valle Norte y el serial Derecho a soñar, por su parte, tampoco dieron un buen rendimiento, pasando con mucha más pena que gloria por la parrilla de la pública. 

El continental
El continental (Foto: TVE)

La segunda temporada de Estoy vivo, si bien no ofreció las notables prestaciones de la primera, sí consiguió mantenerse por encima de la media de la cadena. Igual que La otra mirada, que rozando apenas el 10% de cuota está compitiendo por liderar el lunes más barato que se recuerda. Cuéntame, que ha ido de menos a más con su 20ª temporada, y La caza.Monteperdido, que se ha erigido como la serie revelación del curso, han sido las grandes alegrías en ficción de TVE. 

En lo que a programas se refiere, el único gran éxito de la pública ha sido la tercera edición de MasterChef Celebrity. A día de hoy, la edición que mejor funciona del talent por delante de la Junior y la de anónimos, que ha acusado notablemente la competencia de Supervivientes firmando la final menos vista de su historia. Igual que OT 2018, que no tuvo el impacto de su predecesora, aunque se mantuvo por encima de la media de TVE. También lo consiguió, pero con muchos más apuros, Maestros de la costura, que tendrá tercera temporada pese a no haber despuntado con las dos primeras. Hacer de comer, por su parte, llegó para levantar la audiencia que dejaron los hermanos Torres, pero de momento está firmando una trayectoria similar. 

En el capítulo de fracasos destaca Lo siguiente, presentado por Raquel Sánchez Silva, que desde el principio comprobó lo dura que es la franja de access, y pese a introducir toda clase de cambios en su escaleta, al final no tuvo otra opción que marcharse de la parrilla por la puerta de atrás. La mejor canción jamás cantadaCena con mamá y el regreso, casi 30 años después, de Javier Sardà y su Juego de niños tampoco han cosechado buenos registros para La 1. Igual que Proyecto Arkano, Donde comen dos y la tertulia política Más desayunos, aunque en estos tres casos hablamos de programas que, audiencias aparte, deben estar en toda cadena pública por su valor informativo y social. 

La fuerza de programas como ¡Boom!, El Hormiguero o La ruleta de la suerte, así como de la primera edición de Antena 3 Noticias, han ayudado a compensar los tropiezos que la primera cadena de Atresmedia ha sufrido este curso en prime time. 

El más reciente, el de Masters de la reforma, que llegó con un 13.8% y a partir de ahí fue perdiendo fuelle hasta caer al 8.2% (927.000 espectadores) que marcó el pasado lunes. A este traspié le precedieron los de otros dos programas como Intercambio consentido y Juego de juegos, que se fue desinflando tras su sobresaliente estreno

Extrapolándolo al terreno de las series, el concurso de Silvia Abril tiene su equivalente en Matadero, que llegó como el mejor estreno de ficción de la temporada -condición que ha conseguido mantener con 21.6% y 3.336.000 espectadores- para luego desangrarse hasta llegar a perder el doble dígito y despedirse finalmente con un insuficiente 10.1% de cuota. Manifest y la temporada final de Allí abajo también se estrenaron con datos potentes -alrededor del 18% de cuota-, y también se despidieron con datos descafeinados. 

Un balance que ya hubiera firmado 45 revoluciones, cuyo resumen habla por sí solo: con un 4,2% de cuota media ha sido la serie menos vista de la historia de las privadas. Y aun así Atresmedia la respetó -también a su audiencia, por poca que esta fuera- y la mantuvo en prime time hasta el final, firmando un caso único en la televisión de nuestro país.

Así, la serie que mejor rendimiento ha ofrecido a Antena 3 ha sido Presunto culpable, que se fue por encima del 13% de media, fidelizando a su público y ahora, pasados unos meses de su desenlace, ampliando el palmarés del sello Series Atresmedia con su premio a mejor ficción extranjera en el Festival de Shangai

45 Revoluciones
45 Revoluciones ATRESMEDIA

Series a un lado, hablar de Antena 3 este curso es hacerlo de La Voz. La cadena realizó una intensa campaña promocional sin precedentes y programó el talent en dos consecutivos en una decisión inédita en España, lo que dio resultado a un espectacular estreno (25% y 3.970.000) y unas primeras semanas de liderazgo a costa de Telecinco, que chocó contra las 'Audiciones a ciegas' a pesar de ir con todo y lanzar también en enero GH Dúo y poco después Got Talent. Una vez acaba la primera fase, sin embargo, la fuerza del talent fue decayendo hasta despedirse con la final menos vista de sus seis ediciones (18% y 2.169.000), aunque el balance igualmente por todo lo que ha aportado a Antena 3 más allá de las puras audiencias. 

La primera Voz Senior, en cambio, se marchó firmando la edición menos potente de la historia del formato en sus siete años en España. Por su parte, el talent musical por excelencia de Antena 3, Tu cara me suena, volvió a dominar con mano de hierro el viernes noche con su séptima edición. 

Una temporada más, Telecinco ha acabado el curso por delante de sus rivales. Y una temporada más lo ha conseguido a base de realities. GH VIP y Supervivientes han vuelto a serlos dos programasmás seguidos desde septiembre, alcanzando cuotas superiores al 30% de share. Y GH Dúo, aunque perdió sus 4 primeros duelos contra La Voz, finalmente acabó ganando la partida y firmando una trayectoria ascendente, confirmándose como un rotundo éxito con su primera edición. Por si fuera poco, una ocurrencia del calibre de Sálvame Okupacontribuyó a elevar el share de todos los programas que le hicieron un hueco en su escaleta.  

Fuera de los realities, Got Talent sudó de lo lindo para ganar a La Voz en la noche del lunes. Pero una vez lo consiguió, nadie pudo detener su ascenso hasta el 25.3% con el que cerró su cuarta edición. Una cifra inalcanzable para Volverte a ver y Mi casa es la tuya, que comparten balance en la noche del viernes. Cuando tienen enfrente a Tu cara me suena, tanto Sobera como Bertín han de conformarse con la segunda posición del prime time. Pero cuando no está el talent musical de Antena 3, uno y otro suelen liderar sin grandes apuros. 

Isabel Pantoja en 'Supervivientes'
Isabel Pantoja en 'Supervivientes' (Foto: Telecinco)

A nivel de series, las alegrías de Telecinco han sido menores. Sí, ha emitido las dos ficciones más vistas del curso -La que se avecina y Vivir sin permiso-, pero eso no tapa los fracasos de Los nuestros 2, Secretos de Estado, Brigada Costa del Sol y el desenlace de La Verdad. Tampoco que el segundo capítulo de Señoras del (h)AMPA haya perdido cinco puntos con respecto al gran estreno del primero (2.996.000 espectadores y un 20.9% de share), comenzando así un descenso que no sabemos hasta dónde llegará. 

La hermana pequeña de Telecinco ha tenido una temporada complicada, muy lejos de laSexta y dando la sensación de que iba sin rumbo fijo. Al menos hasta enero, cuando se produjo el punto de inflexión. Cuatro decidió suprimir sus informativos para, un mes más tarde, emitir Cuatro al día, magacín conducido por Carme Chaparro en las tardes del canal. Un formato sobre el que ha vertebrado su parrilla y que en estos cuatro primeros meses de emisión no ha despertado el interés de la audiencia (3-4% de media y un primer tramo recién cancelado), tratándose de un fracaso más pronunciado al ser una apuesta clave de Mediaset. 

La vida con Samantha, Me cambio de apellido, Cuatro Weddings y Bake off, a priori el lanzamiento más ambicioso de estos cuatro, también fallaron en su objetivo de atrapar al público. Lo nuevo de Fuera de cobertura sigue una línea similar, mientras que Adivina qué hago esta noche y las nuevas temporadas de Los Gipsy Kings y el Chester han rendido a un nivel simplemente correcto. Y Todo es mentira, pese a tener unos datos muy deficientes (3-4% de share), al menos puede decir que es el rival más peligroso que ha tenido Zapeando en sus seis años de emisión

Risto Mejide en 'Todo es mentira'
Risto Mejide en 'Todo es mentira' MEDIASET

Así, los éxitos de Cuatro este curso han sido cosa de Jesús Calleja, que sigue estando al pie del cañón con Planeta Calleja y Volando Voy, y de Dani Martínez, que ha encontrado su hueco en la franja de mediodía gracias a El concurso del año, aunque sus datos (6-7%) son la mitad de buenos que los que dejó Las mañanas de Cuatro en el mismo horario la temporada anterior. 

Caso aparte es el de Supervivientes, que ha regalado a Cuatro el liderazgo del martes noche gracias a Tierra de nadie, que por primera vez no se ha emitido en Telecinco sino en el segundo canal de Mediaset en pos de levantar su audiencia. Y lo ha conseguido, dominando martes tras martes con más del 20% de cuota. 

La segunda cadena de Atresmedia ha sido la que menos apuestas ha lanzado este año. De ahí que también haya sido la que menos fracasos ha cosechado este curso: solo dos. El primero Scoop, cuyas dos emisiones han sumado un 7.1% y un 4.6% de share, siendo esta última víctima de la feroz competencia entre GH Dúo y La Voz. Y el segundo, el de Carretera y manta, que llegó con Jesús Cintora a los mandos de un novedoso camión-plató y acabó firmando una trayectoria descendente, moviéndose por encima del 7% en sus primeras emisiones, alcanzando un 8,1% en una de sus entregas y acabando la temporada con apenas un 4.5% de share al enfrentarse con la final de la Copa del Rey entre el Madrid y el Barcelona. 

En la zona templada se sitúa El Jefe Infiltrado, que ha alternado emisiones simplemente entre lo correcto y lo deficiente (5-7%) con otras en las que ha superado la media de la cadena alcanzando el 8% de cuota. En el mismo saco podemos meter los dos programas de Ana Pastor: ¿Dónde estabas entonces? y El Objetivo.

El formato nostálgico no ha tenido datos tan potentes como en su primera tanda, pero sí ha mantenido una notable regularidad en torno al 7% de cuota. Y El Objetivo, por su parte, también ha alternado semanas en las que ha pasado totalmente desapercibido (5-6%) con otras en las que ha superado los dos dígitos, siendo el mejor ejemplo la entrevista que la periodista realizó a Pablo Iglesias el pasado 31 de marzo (11.9% y 2.094.000 espectadores). 

Este dato, sin embargo, tiene una sencilla explicación más allá del interés informativo del líder de Podemos. Y ese es que la entrevista se emitió justo después del histórico encuentro de Jordi Évole con el Pape Francisco en Salvados, que reunió a más de 4 millones de espectadores ante el televisor y regaló al programa su mejor dato desde el cara a cara que el propio Iglesias y Albert Rivera protagonizaron en octubre de 2015. 

El Papa Francisco y Jordi Évole en 'Salvados'
El Papa Francisco y Jordi Évole en 'Salvados' ATRESMEDIA

Precisamente Salvados ha sido, una temporada más, uno de los bastiones de laSexta, pero no el único tanto que se ha apuntado la cadena este curso. Arusitys ha conseguido hacerse un hueco y revitalizar por completo las mañanas del canal, funcionando como el telonero perfecto de Al rojo vivo. El documental Estrecho, liderado precisamente por Antonio García Ferreras, también ofreció un rendimiento más que óptimo. Y ¿Te lo vas a comer? llegó en el último trimestre de 2018 ganando la partida a OT y erigiéndose en el formato revelación de 2018, aunque en esta segunda trama está teniendo un impacto mucho menor. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba