La intrahistoria del proceso El tortuoso camino de la renovación de RTVE que acabó en decreto

Grúa RTVE
Grúa RTVE (Foto: Gtres)

El decreto ley que aprobará el Gobierno socialista en el Consejo de Ministras tendrá el apoyo de Unido Podemos. Ambas formaciones consideran una "cacicada" de PP y Ciudadanos el cambio que introdujeron en el reparto del Comité de Expertos que tenía que elegir a los candidatos para presidir RTVE. Así han ido cambiando las posiciones políticas desde que en septiembre de 2017 se aprobara la ley para renovar la cúpula de la Corporación, una ley que ha acabado encallada y sin poder ponerse en marcha por los sucesivos bloqueos. 

El decreto ley que aprobará el Gobierno en el Consejo de Ministras este viernes para que sea convalidado en el Congreso, según ha avanzado en exclusiva VERTELE, no era la opción preferida del PSOE y de Unidos Podemos como fórmula para desbloquear la renovación de RTVE. Estos dos grupos parlamentarios, junto con Ciudadanos, han estado trabajando juntos durante largos meses frente al PP, para poner en marcha el procedimiento de un concurso público como estipula la reforma de ley aprobada por todos los grupos parlamentarios en septiembre de 2017. Hasta el martes pasado, momento en el que el partido de Rivera se alineó con los populares en la mesa del Congreso y se rompió definitivamente el consenso. 

Ninguno apostaba por una medida tan drástica para desbloquear la situación. Todos confiaban en que al final habría acuerdo, incluso cuando empezaron a surgir los primeros rumores de que el recién elegido presidente del Gobierno planeaba tirar por la calle de en medio si el PP se empecinaba en seguir controlando RTVE. "Nuestra opción principal siempre ha sido alcanzar un acuerdo entre todos los grupos porque para eso hemos aprobado una ley en la que se estipulaba que la renovación se haría por concurso público", coincidían PSOE y Unidos cuando fueron preguntados por VERTELE.

Pero la "jugarreta" que consideran que perpetraron este martes en la mesa del Congreso el PP y Ciudadanos, imponiendo su criterio y aprobando un documento sobre el reparto del Comité de Expertos sin el prometido consenso, les ha hecho cambiar de opinión. Llegados a este punto y ante las nuevas circunstancias comprenden que el Gobierno se haya decidido a impulsar un decreto.

"Una cacicada del PP y Ciudadanos"

"Ha sido una cacicada", argumentaba, indignada, Noelia Vera, portavoz del partido de Pablo Iglesias. Vera no ocultaba su enorme enfado con Ciudadanos, partido que ahora piensa que les ha estado "engañando todo el tiempo". El martes, ni siquiera  intentó disimular en público su malestar con el portavoz de Ciudadanos, Guillermo Díaz, con el que ha permanecido en sintonía todos estos meses en defensa del concurso público y ahora ve quebrada su confianza.

Según ha podido saber Vertele, poco antes de comenzar la reunión de la mesa del Congreso, ambos portavoces mantuvieron una charla en la cafetería en la que Díaz adelantó a Vera el cambio de postura que iba adoptar su grupo. El argumento: que era la única manera de poner en marcha el concurso.

La decisión de Ciudadanos en realidad partió del propio Albert Rivera que dio la orden de que sus portavoces en la mesa se alinearan con el PP.

¿Qué les hizo dar ese viraje? Según la versión de Ciudadanos, fue la intervención de Pedro Sánchez la noche anterior, durante la primera entrevista que concedía tras la moción de censura, precisamente a TVE.

El presidente lanzó un aviso: "Si el Congreso de los Diputados no lo hace [lograr un acuerdo sobre la renovación de RTVE], el Gobierno de España tampoco va a mirar a otro lado y tendremos que instar al Congreso a que no se postergue la necesaria renovación del Consejo de Administración".

"Mi compromiso es que haya servicios públicos de información y que RTVE no esté al albur de ningún Gobierno ni de ningún partido", añadió, asegurando que garantizaría que se cumpla "el acuerdo parlamentario" sobre la renovación alcanzado el pasado mes de septiembre.

 El 'soplo' de que el decreto ya estaba en marcha

Los de Rivera dicen que les llegó el ‘soplo’ de que el Gobierno tenía ya redactado el decreto ley para intervenir RTVE. Ante esta situación, decidieron que había que desbloquearlo en la mesa y aprobar el procedimiento del concurso público "de una vez por todas". Creyeron que así podrían frenar la ‘amenaza’ del "decretazo" del nuevo gobierno.

De hecho, poco después de que el PP y Cs aprobaran en solitario el documento, el propio Rivera, en una intervención ante su grupo, se atribuyó el "éxito" y valoró positivamente el "acuerdo" que estipula el siguiente reparto para la designación de los 13 miembros del Comité de Expertos: 6 a propuesta del PP; 3 del PSOE; 2 de Unidos Podemos; 1 de Ciudadanos y otro de un partido del Grupo Mixto, aun sin determinar. Una fórmula que otorga al PP la llave para que puedan controlar el proceso del concurso público con el único apoyo de Ciudadanos.

Al finalizar la tensa reunión, de la que la propia Pastor reconoció salir "muy disgustada", la indignación tampoco se ocultaba en el PSOE. "Las prisas no conducen a nada", dijo Micaela Navarro.

En el partido de Sánchez, lógicamente, están dispuestos a secundar al Gobierno ante la nueva situación, que "puede alargarse durante muchos meses por el bloqueo ya conocido de aquellos partidos a los que no les interesa renovar y regenerar RTVE", dijo la portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra.

Lastra coincidió con Pedro Sánchez en advertir de que "tanto el grupo socialista, como el gobierno socialista no vamos a mirar para otro lado por lo que estamos estudiando cómo reaccionar ante esta situación".

Desde Ciudadanos lamentan que "un decreto ley supone una enmienda a la totalidad de la reforma que aprobamos en septiembre con el consenso de todos los grupos, incluido el PP".

Unas negociaciones plagadas de dificultades

Lo cierto es que desde la aprobación de aquella reforma, que contó con el voto a regañadientes del PP,  empezaron a surgir los problemas. Los grupos fueron incapaces de llegar a un acuerdo para poner en marcha el procedimiento del concurso público en el plazo de los tres meses que estipulaba la ley. El PSOE entonces propuso no perder tiempo y renovar al presidente de RTVE por el viejo método, coincidiendo con los postulados de los populares. 

Los socialistas plantearon que paralelamente se fueran desarrollando las bases para ese concurso para aplicarlo en la próxima renovación. Unidos Podemos y Ciudadanos se mantuvieron firmes y exigieron que esa renovación se hiciera por concurso. El PSOE finalmente cedió y se unió a ellos.

Los tres partidos se han mantenido unidos en esa estrategia de defensa del concurso público frente a un PP granítico que sistemáticamente se oponía a sumarse a sus propuestas. Unas acusaciones que el representante del PP en la Comisión Mixta de control de RTVE, Ramón Moreno, rechaza de plano, muy enfadado. "Hay que contar la verdad. Los grupos nos han marginado. No nos han invitado a participar de las reuniones. Nos han dado los documentos ya redactados para que nos sumáramos a ellos. Y si no lo hacíamos éramos ‘los malos’", sostiene Moreno.

El cruce de acusaciones se siguió sucediendo y la situación agriándose cada vez más. Hasta que hace un par de semanas por fin pareció verse la luz al final del túnel. La mesa del Congreso planteó a los portavoces que estudiaran las "mejoras jurídicas" que habían realizado los letrados del Congreso al texto consensuado por todos los grupos, excepto el PP.

El PP se suma repentinamente al concurso

Los populares sorprendieron a la semana siguiente anunciando que se sumaban al acuerdo, pero PSOE, Unidos Podemos pidieron tiempo para estudiar bien la nueva redacción del documento.Tras hacerlo se dieron cuenta de que había cambios que políticamente no se sostenían porque rompían en equilibrio inicial de la representación que habían pactado.

Tras aquella reunión, ya casi entrada la noche, los portavoces de la Comisión Mixta Congreso-Senado de RTVE -PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos, ERC, PNV, PDeCAT, Bildu, UPN y CC- estamparon su firma en el texto primitivo, con la propuesta inicial sobre reparto del Comité de Expertos, e invitaron al PP a sumarse a ella. Los populares pidieron "cuarenta y ocho horas" para contestar. Pero no lo hicieron.

El viernes pasado, día 15, Vertele preguntó a Ramón Moreno, el portavoz del PP en la Comisión Mixta, si habían evaluado ya su respuesta. "Nuestro interés es cerrar el tema, sí", contestó. Pero no desveló si se iban a sumar a ese texto primitivo. "Ya veremos", explicó Moreno "Igual es el PSOE el que se tiene que sumar a nosotros", añadió, enigmático.

El lunes siguiente, 18 de junio, Vertele volvió a preguntar a Moreno que postura iban a mantener en la reunión de la mesa del día siguiente, martes. El portavoz del PP no quiso adelantar nada. "El PSOE no nos ha enviado a estas alturas un solo papel. Luego nos echarán encima la culpa y nos harán responsables", se quejó

Según sostiene el PSOE, ese martes llegaron a la reunión de la mesa del Congreso a las 10 de la mañana y se encontraron con que uno de los asuntos a tratar era el documento con las modificaciones de los letrados sobre RTVE. Les sorprendió porque en un principio ese punto no figuraba en el orden del día. 

Pero la perplejidad llegó cuando la presidenta, Ana Pastor, con el respaldo de los representantes del PP -Alicia Sánchez Camacho y Rosa María Romero-, y los dos de Ciudadanos -Ignacio Prendes y Patricia Reyes-, plantearon votar el documento de inmediato.

Los dos portavoces de Unidos Podemos -Gloria Elizo y Marcelo Expósito- y los dos del PSOE -Micaela Navarro y Juan Luis Gordo- se opusieron, negándose a participar de la votación. Pero la mayoría del PP y Cs se impuso. Y el documento fue aprobado con tanto solo los cinco votos de estos dos grupos.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba