Opinión ¿Quién ve a Javier Sardá dirigiendo Canal +?

La posibilidad de que Polanco piense en Sardá para dirigir el nuevo Canal + en abierto es uno de los mayores disparates que se han publicado

Creo que era Pierre Bourdie quien comentaba en uno de sus maravillosos libros la tendencia al incesto que tenemos todos los periodistas. Alguien publica un rumor, que es recogido por otro medio como una realidad y que otros doce medios amplifican y convierten en una verdad. Una mentira o un rumor constantemente repetido acaba pareciendo una verdad aunque sea, simple y llanamente, un disparate. El periodismo se hace muy a menudo repitiendo noticias e incluso fabulaciones que publican otros periodistas.

En el rumor que se ha publicado sobre que Jesús de Polanco piensa en Javier Sardá para dirigir el nuevo Canal + en abierto está cumpliéndose una de las leyes del periodismo. Es verdad que lo que está pasando en Sogecable está rodeado de un hermetismo absoluto. Sus relaciones con el Gobierno y la fecha del anuncio de su emisión en abierto están impregnadas de secreto. Parece un cónclave papal. Se está llevando todo con una gran discreción y los observadores tienen que interpretar los signos, los símbolos y los gestos para deducir lo que puede llegar a pasar.

Pero intentemos aplicar el sentido común. Javier Sardá es un creativo magnífico, un comunicador eficaz, un competente maestro de ceremonias y un “conseguidor” de audiencias de primera división. Pero el rumor que publica “El Semanal Digital” hoy y que recoge “Periodista digital” es que Sogecable piensa en el presentador de “Crónicas Marcianas” para dirigir la cadena. Y eso ya son palabras mayores.

¿Alguien se imagina a Sardá acudiendo a las nueve de la mañana a un despacho para reunirse con un grupo de ejecutivos con los que tomará decisiones estratégicas para gobernar una cadena de televisión? Yo, francamente, no. Creo conocer algo a Sardá y saber que, para empezar, no tiene el menor interés personal en asumir funciones ejecutivas. Un director de cadena es un señor que se ocupa de la gestión, de la producción, de las finanzas, de los recursos humanos, y también de los contenidos, de la continuidad, de la publicidad y de las relaciones públicas de la cadena. Es un hombre orquesta, capaz de dirigir un complejo y sofisticado equipo humano y conseguir los objetivos que pretenden los accionistas, básicamente económicos.

Pensar que Javier Sardá está motivado para aceptar una responsabilidad de este tipo raya en el absurdo. Por mil razones distintas: económicas –él está mucho mejor pagado que cualquier ejecutivo de este país-; profesionales –seguramente se aburriría como un pulpo en un despacho y en un consejo de administración- y personales –el tiempo y dedicación que le requeriría, los viajes constantes y tantas otras cosas no forman parte, creemos, de su modelo de vida-.

Otra cosa es que a Javier Sardá le estén tentando para trabajar en el nuevo Canal + en abierto. En cualquier caso, para presentar un programa. El servicio más eficaz que podría realizar el presentador catalán a la cadena de Polanco es convertir su late night o un prime time en un gran éxito de audiencia, que haga temblar a la competencia. Ahí Sardá estaría en su sitio. No hay que olvidar que el periodista ha tenido una larga y fructífera relación con el grupo Prisa cuando trabajaba en la cadena SER, donde presentó el programa de radio de las tardes, “La Ventana”, que ahora conduce Gemma Nierga. Y es lógico y lícito que ahora el equipo de Sogecable le tiente para convertirse en una cara de la nueva cadena y así devolverle a Paolo Vasile algunos dardos envenenados que han recibido a través de sus constantes declaraciones en la prensa. Pero de ahí a convertirlo en director de “Canal Cuatro”, "Canal Seis" o como se llame el nuevo invento, hay un abismo.

De todas maneras, es prácticamente imposible que Sardá se pase a hacer un programa a la competencia, puesto que está ligado a Telecinco hasta 2006, según el acuerdo entre el presentador y la cadena de octubre de 2003. Pero en cualquier caso, nunca le veríamos como Director de la nueva cadena. Por sentido común, el menos común de los sentidos.

De momento los últimos indicios apuntan a que la autorización a Canal + para emitir en abierto se hará esperar. No será este viernes 22 como apuntaban los confidenciales. La luz verde al plan TDT del Gobierno en el Congreso de los Diputados facilita las cosas, allana el camino, pero la decisión del Consejo de Ministros se hará esperar aún un poquito.

Los ejecutivos de Canal + trabajan, sin embargo, a tope para diseñar la nueva programación en abierto pensada para septiembre. Fernando Jérez, el nuevo Director de Contenidos (Programación, Programas y Ficción) se incorpora el próximo lunes a su puesto de trabajo y los actuales directivos han tenido una intensa actividad en el MIP TV de Cannes donde han celebrado decenas de reuniones para detectar oportunidades y formatos.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba