"Me encanta este juego"

El Rey mueve los hilos del juicio del procés en uno de los sketches más críticos de Polònia

El programa satírico de TV3 desvela la "realidad" del proceso judicial ahora que ya se ha acabado

Semana a semana, el programa de TV3 Polònia utiliza la sátira política para lanzar ideas y razonamientos diferentes a los habituales con sketches que se acaban convirtiendo en virales y que generan admiración y críticas al mismo nivel.

Este jueves, como era de esperar, el final del juicio del procés ha tenido protagonismo en el programa con un vídeo que arranca con el juez Marchena recibiendo un regalo por parte de los fiscales, que le agradecen lo bien que se ha portado con ellos tras pensar lo rápido que ha pasado desde que llegaron "sólo con una toga y el sueño de encerrarlos 30 años".

Señalar que todos ellos querían acabar con una sentencia condenatoria no fue el único "dardo" del sketch. A continuación, le piden a Marchena que repita por última vez su frase preferida: "Vamos a ver. Ya le he reiterado en numerosas ocasiones que no se podrán exhibir imágenes hasta la fase documental", mientras corean al unísono y celebran con risas y aplausos la última parte de la frase.

También ironizaron sobre la incapacidad de los fiscales para pronunciar bien "Cuixart", y mientras los tres discutían sobre ello, Marchena intervino para iniciar un heróico discurso sobre la independencia y la rectitud de la justicia en España... que se interrumpió cuando de repente todos cayeron como desmayados en sus sillas.

"Me gusta cuando todo está atado y bien atado"

La imagen del juez y los fiscales de carne y hueso se sustituyó por las de unas marionetas movidas con hilos y dos voces. Una le decía a la otra: "¡Jolín Pedro, pero por qué paras!", y la otra le respondía: "es que me ha entrado la risa. Este discurso no se lo cree nadie".

Eran el actual Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el anterior, Mariano Rajoy, que aparecían como los que movían los hilos del juicio del procés. Pero quedaba otro giro, otro nivel más en esta especie de juego de guiñoles.

Y es que cuando Rajoy dedicaba también un monólogo grandilocuente al sentido de estado que ambos habían tenido durante el juicio del procés, también cayeron como desmayados.

La cámara se alejó, y mientras mostraba a Sánchez y a Rajoy igualmente convertidos en marionetas movidas por hilos, se escuchaba una voz gritando: "¡Felipe! ¡Felipe! ¿Qué haces?".

El Rey, mientras seguía jugando con las marionetas, dice: "Me encanta este juego. Cómo me gusta cuando todo está atado y bien atado", haciendo referencia a las palabras de Franco en su discurso de Navidad en 1969 al referirse a la designación como heredero de Juan Carlos I como Rey.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba