Especial Vertele Lo que no viste de 'TCMS 5': Nos colamos en la semifinal

Tu cara me suena (Antena 3)
Tu cara me suena (Antena 3)

Vivimos 'in situ' la penúltima gala de esta quinta edición, durante todo el día en Barcelona para contarte el 'making of' y curiosidades que no capta la cámara

01:45 de la madrugada. La segunda semifinal de 'Tu cara me suena 5' ha llegado a su fin. Junto a Blas Cantó, clasificado desde la semana pasada, estarán en la gran final Beatriz Luengo, Canco Rodríguez, Rosa López y Lorena Gómez, ganadora de esta penúltima gala.

Una gala que ha durado 3 horas en televisión, pero que fuera de emisión ha requerido muchas más. Vertele, junto a otros medios de comunicación, estuvo presente en el plató del programa para comprobarlo. Situado en Barcelona, el escenario que en su momento acogió míticas galas de 'Operación Triunfo' hace ahora lo propio con el programa de Antena 3. Un programa que en su día de emisión es de lo más intenso.

ENSAYO GENERAL A las 15:30h

7 horas antes del comienzo de la gala, tiene lugar el último ensayo general con los concursantes. De 90 minutos de duración aproximadamente, en él se prueban sintonías, luces y diferentes escenografías. Cada concursante repite su actuación por última vez antes del directo. Algunos, como Canco Rodríguez, se pasean por allí con los auriculares puestos.

En su caso para escuchar a Enrique Bunbury, su artista a imitar. Más perfeccionista aún se muestra Lorena Gómez. Primero, porque ve la actuación que debe emular por un monitor y sin perder detalle alguno. Y segundo, porque pide que graben su propio ensayo con su móvil.

REUNIONES Y MAQUILLAJE

En esos momentos la presencia en plató se reduce a 30 o 40 personas. Una cifra muy inferior a las más de 500 que lo ocuparían después, durante la gala. Entre medias, hay tres grandes focos de trabajo. Por un lado, un grupo de personas se encarga de acondicionar el plató, dejando el suelo impoluto y colocando botellas de agua entre los asientos, entre otras cosas.

Por otro lado están las reuniones, tanto la de Manel Fuentes con los guionistas hasta la del jurado con la dirección del programa. Un jurado que se presenta en las instalaciones cerca de las 19:30 horas. Casi a la par que el público, cuya colocación en plató exige que estén allí con varias horas de antelación. El tercer gran grupo de trabajo lo compone el equipo de estilistas y maquilladores, encargado de caracterizar a los concursantes como sus artistas a imitar.

Un proceso que puede prolongarse durante horas, como las más de 4 que se necesitaron para convertir a Beatriz Luengo en Beyoncé. Otras no requirieron tanto, lo que permitió que varios concursantes pudieran atender a los medios. De entre ellos, a destacar la gran amabilidad de Blas, las sonrisas imborrables de Esther y Lorena, así como el humor de Canco y la espontaneidad de Rosa.

LOS MINUTOS PREVIOS AL INICIO DE LA GALA

A las 22:10 todo el mundo debe estar ya en plató. Como curiosidad, 5 minutos antes de ese momento, Manel amenizaba la esperar con unas versiones, guitarra acústica en mano, de su adorado Bruce Springsteen. Una vez dentro, el público escucha las indicaciones de Mateo, un animador con mayúsculas.

Tan pronto explicaba que los aplausos debían ser continuos "porque quedan más limpios" que te cuenta un chiste, canta el cumpleaños feliz a alguien del público o pide que vivas la gala "con magia". A falta de 10 minutos para el arranque, él también se ocupa de presentar uno por uno a los miembros del jurado, siendo Àngel Llàcer el más aplaudido de todos.

Una vez que comienza la gala, la dinámica es la misma hasta el final. Durante la emisión, especialmente en el transcurso de las actuaciones, llama la atención la gran coordinación de los cámaras. Sobre todo el trabajo de los operarios de la steady cam, que se recorrían el plató de un lado para otro para encontrar el mejor plano y sin colarse en el del resto de cámaras. Con razón chocaban la mano entre ellos por el trabajo bien hecho.

DE LOS SELFIES DE LATRE A LA PREGUNTA DE CHENOA AL PÚBLICO

En las pausas, la voz cantante la lleva el regidor, que avisa del tiempo que queda para retomar la emisión. Escasos minutos o segundos que unos aprovechan para que les retoquen el maquillaje, otros para estirar las piernas o ir a por algo de comer y Carlos Latre para hacerse selfies.

Resulta llamativa la afición del juez por hacerse fotos, ya fuese con un concursante después de su actuación (pocos se libraron en este aspecto) o incluso con el público. En cuanto a los concursantes, Beatriz Luengo, David Guapo y Canco Rodríguez también son muy activos en ese sentido. Por lo demás, las pausas también sirven para descubrir otros detalles que no se ven en pantalla.

Por ejemplo, cómo Chenoa preguntaba al público si los zascas de Àngel Llàcer eran normales, o cómo Rosa decía a unas conocidas del público que se iba a llevar la peor puntuación del jurado. Y, por supuesto, para comprobar el buen ambiente existente entre todos los protagonistas del programa.

Tanto en la misión como en las pausas demuestran ser una piña, y dentro de ella Canco es el que mejor se lo pasa, pues raro es el momento en el que no estaba riéndose. Y al fin y al cabo de eso trata 'Tu cara me suena', de hacer reír y conseguir que disfruten tanto los espectadores como sus protagonistas. Un objetivo nada fácil que requiere de mucho esfuerzo y trabajo.

Tanto delante de las cámaras como detrás de ellas, donde también se puede ver un espectáculo digno de mención. Y en un programa de la magnitud de 'Tu cara me suena', más aún.

Foto: J. Irún

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba