Vertele, en la presentación Frank Cuesta se abre a los humanos junto a los gorilas: "Hay gente que vive peor que los animales"

Frank Cuesta, evitando el ataque del gorila dominante
Frank Cuesta, evitando el ataque del gorila dominante

DMax ha presentado este miércoles "Wild Frank: Gorilas", nueva temporada de su programa en la que convive con estos animales en la República Centroaficana, pero en la que también se acerca por primera vez a los humanos: "Los niños trabajan todo el día para comprar una bolsita de agua, que es su alimento diario. Te hace ver que somos muy hipócritas"

Frank Cuesta vuelve a DMax con una nueva temporada dedicada a los gorilas, que se estrena este domingo 29 de abril a las 21:30 horas en la cadena de Discovery.

Aunque puede sonar a tópico, en este caso es real que "será diferente y dejará ver a un Frank muy distinto". Así lo ha explicado en la rueda de presentación, a la que ha acudido Vertele, Antonio Ruiz, nuevo director general España y Portugal.

Ruiz ha echado la vista atrás para recordar que "esta aventura la iniciamos hace 4-5 años, fue la primera gran apuesta de producción local". Desde entonces, "hemos hecho ya 12 temporadas, más de 60 entregas que se han visto en todo el mundo". Para el directivo, "Frank representa la esencia de DMax. En mi carrera me he encontrado poca gente más verdadera que él".

Esta nueva entrega es para él la más compleja de todas las que han hecho: "Nunca nos habíamos embarcado en un proyecto tan difícil, arriesgado y con peligro como este. Las han pasado muy putas, con perdón". Esta nueva aventura dedicada a los gorilas en República Centroaficana constará de cuatro capítulos más un especial en el que Frank se adentra en la reserva más antigua de África, y en un orfanato de gorilas.

"Le hemos visto romperse delante de gente famélica"

La productora de Molinos de Papel, Carolina Cubillo, avanza que jamás se había visto a un Frank Cuesta así, algo que ya le advirtió él mismo: "Hace 7 años, cuando empezamos a trabajar, Frank me dijo que a él no le daba miedo ponerse delante de los animales, pero que no le pusiese como a uno de los reporteros de Callejeros delante de los humanos".

Frank Cuesta en Wild Frank: Gorilas
Frank Cuesta en Wild Frank: Gorilas

Esta vez, el aventurero ha cambiado por completo esa concepción, como explica la productora: "Por primera vez ha querido ponerse delante de humanos, hablar y tratar con ellos". El resultado, como adelanta Cubillo, le ha afectado personalmente: "Le hemos visto romperse delante de gente famélica, muerta de hambre. Me ha llamado de madrugada para decirme que había sonido de morteros...".

El contraste clave: "Hay gente que vive peor que los animales"

El propio Frank Cuesta reconoce que su acercamiento a la población de República Centroaficana, que según Naciones Unidas es el país más pobre del mundo, y el contraste con estar con los gorilas le ha dejado tocado: "El problema es cuando ves que hay gente que vive peor que los animales. En República Centroaficana y Congo, los gorilas viven mejor que las personas, están protegidos, y la vida humana no vale nada".

El herpetólogo echa la vista atrás y razona: "Es un programa muy bonito pero muy triste. Lo más triste que hemos hecho. Te hace ver que somos muy hipócritas". Frank Cuesta explica por qué existe esa diferencia: "Mientras los gorilas den dinero, y van a seguir dando dinero, van a estar protegidos. El día que se dejen de proteger, pasará como con los elefantes", y lamenta cómo mientras la población muere de hambre: "Marca mucho cuánto empeño ponemos en curar y cuidar a los animales, y cómo gente a nuestro lado muere de hambre. Es paradójico, y no puede hacerse nada".

Frank Cuesta, con los soldados de República Centroaficana
Frank Cuesta, con los soldados de República Centroaficana

"La gente no tiene nada. Los niños trabajan todo el día para comprar una bolsita de agua, que es su alimento diario. Hay muchos contrastes y mucha hipocresía", repite Frank Cuesta, reflexionando sobre esos dos mundos conectados: "Queremos humanizar los animales, y en realidad deberíamos animalizarnos más nosotros".

"Es el mejor reportaje de gorilas que se ha hecho nunca"

Tras una larga trayectoria televisiva, él mismo ve esta entrega como "un antes y un después. Aquí ya es cuando podemos llegar a hablar de la convivencia de animales y humanos, de si un circo está bien o no. Ha sido todo una progresión. Cuando saltamos a Discovery pensamos que vaya mierda, porque no son Telecinco o estas cadenas, pero te dan una proyección internacional impresionante", ha llegado a decir, aclarando que "también es verdad que sólo ellos me soportan, y nadie nos trata como ellos, dándonos total libertad". 

Frank Cuesta también ha sacado pecho por lo que han logrado: "Somos españoles, y con Molinos de Papel hemos hecho el mejor reportaje de gorilas que se ha hecho nunca. Hemos grabado algo que no se ha visto: gorilas en su casa, donde no hay nadie, ni turistas".

"Les hemos visto de una manera que nunca se han visto"

Este giro a un tono más social y preocupado tiene en los animales, y concretamente en los gorilas, una forma perfecta de introducción: "Está bien el ver el programa por los gorilas, pero hay momentos que marcan", sostiene Frank Cuesta.

Frank Cuesta, frente a los gorilas con los que convivieron
Frank Cuesta, frente a los gorilas con los que convivieron

El conductor del programa explica que estuvieron durante semanas conviviendo con los gorilas: "Les hemos visto de una manera que nunca se han visto. De verdad. Cómo duermen, comen, follan... Estamos ahí con ellos". 

De hecho, y avisando entre bromas de que le iban a llamar machista, lo ha querido ejemplificar: "Hay una forma de decirlo siendo machista: conocer a los gorilas así es como si vas a la jungla y te encuentras a Madonna en los 80 diciendo que quiere un hombre. No te lo crees".

"Fue la experiencia más dura de mi vida"

Maxi González, el director del programa, también lo ha vivido intensamente: "Fue la experiencia más dura de mi vida. Se respira una calma tensa que es invisible a la cámara, pero en cualquier momento pasa algo y no volvemos. Y eso no se piensa siempre. Vivimos un momento de tensión con una AK47 que llevaban los guardas, sin saber qué podía pasar.".

Las dificultades no sólo han sido por la seguridad, sino también físicas: "Todos estuvimos jodidos por las enfermedades. Uno de nosotros quiso probar la comida de los gorilas y se envenenó. Yo tenía todos los síntomas de la malaria, pero Frank me hizo un test y por fortuna salió negativo, aunque casi me arrancó un dedo", explica el director.

González también establece una diferencia entre los dos mundos que esta vez han reflejado: "Los animales más o menos puedes saber por dónde pueden ir, pero con los humanos no. Un día escuchamos tiros, luego gritos, y cada vez se acercaban más. Frank sacó el machete, y tuvimos la suerte de que eran los Rangers que nos habían conducido hasta allí días antes".

Frank Cuesta en Wild Frank: Gorilas
Frank Cuesta en Wild Frank: Gorilas

Eso sí, entre tanta tensión, también hay espacio para las risas y el aprendizaje. Pero al estilo Frank Cuesta: "La forma de encontrar a los gorilas y seguirles la pista es curiosa, porque como comen tantos higos, tienen un problema de aerofagia constante. Están continuamente tirándose pedos, de entre 5 y 10 segundos. Y es constante. La forma de encontrarlos es guardar silencio y escuchar sus pedos".

Este nuevo Frank Cuesta, que por fin se atreve a acercarse a los humanos y que sufre en primera persona por ver cómo dos niños a los que acababa de prometer unas camisetas habían muerto dos días después, contará desde este domingo 29 de abril en DMax la vida de los gorilas viviendo como uno más entre ellos. Animalizándose él, como pide, y no humanizando a los gorilas.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba