El zapping de la crítica y los medios "Delirante debut de Juan Carlos Ortega en Late motiv con el gemelo del Dioni"

Juan Carlos Ortega, con el Dioni en Late motiv (#0)
Juan Carlos Ortega, con el Dioni en Late motiv (#0)

El programa de Buenafuente en #0 estrenó la nueva sección del comunicador-humorista radiofónico

Los críticos y medios hablan hoy de...

Juan Carlos Ortega estrenó su delirante sección en Late motiv

"Siempre es un placer degustar las surrealistas historias que se inventa Juan Carlos Ortega. Ahora acaba de inaugurar una sección en 'Late Motiv' (#0) en la que busca al hermano gemelo de algún famoso. Y ha encontrado al mellizo del Dioni, que resulta que es banquero. ¡Ahh! No podía ser de otra manera. Las leyes de la naturaleza siempre son compensatorias. Equilibradoras. Si uno fue atracador de furgones, el otro tenía que ser director de banco o caja de ahorros. Naturalmente, la chispa de Ortega es que el Dioni no tiene ningún hermano, y fue él mismo quien interpretó a su propio gemelo."

Ferran Monegal (elperiodico.es) - Crítica completa

Por qué TVE estira MasterChef hasta horas intempestivas

"60 apurados minutos dura MasterChef en su versión original. Los guisos, las pruebas, los veredictos del jurado y los desenlaces se suceden en menos de una hora de televisión que no da tregua al espectador. Sin embargo, en España, la fórmula de MasterChef se estira hasta superar las maratonianas tres horas de duración. Un hándicap que pasan con nota los responsables del formato en nuestro país, Shine Iberia, que logra dotar de un trepidante guion a una eterna emisión."

Borja Terán (linformacion.com) - Crítica completa

Las series que buscan emular en Cannes a Juego de tronos

Entre las apuestas internacionales, The Hollywood Reporter subraya los intentos de varias productoras por convertir sus series en la nueva Juego de tronos apostando por grandes producciones de llamativos argumentos como una forma de captar compradores. Unos compradores que, gracias a la expansión de las plataformas digitales y la globalización de la ficción audiovisual, adquieren productos venidos de pujantes mercados locales como Alemania, Japón y Turquía.

Fátima Elidrissi (elmundo.es) - Artículo completo

Halt and Catch Fire, a la grandeza a través del fracaso

Fracasa rápido y fracasa con frecuencia. Los protagonistas de Halt and Catch Fire se han aplicado a fondo a este mantra de Silicon Valley. Es normal en una serie ambientada en el mundo de la informática, con visionarios, programadores, empresarios y gente, toda ella, adelantada a su tiempo. Genios a los que les cuesta demasiado darse cuenta de que los ordenadores no son lo importante, sino que son lo que nos permite llegar hasta lo importante. Lo que sí saben seguro es que solo fracasarás si antes lo has intentado.

Natalia Marcos (elpais.com) - Crítica completa

Lore quiere destapar los orígenes de mitos y supersticiones 

El podcast ‘Lore’ de Aaron Mahnke, tiene un buen puñado de seguidores que lo consideraron suficientemente valioso como para hacer que Amazon Studios creara esta nueva serie, con el mismo creador a bordo como narrador. Los seis episodios de su primera temporada ofrecen en cada episodio una mezcla de hechos, técnicas de estilo documental, animaciones y una historia principal recreada al estilo de dramas televisivos con fragmentos de narración de Mahnke por encima.

Jorge Loser (espinof.com) - Artículo completo

Un burro boicotea el directo de Gran Hermano: Revolution

"El caso es que anoche Gran Hermano se convirtió en un hotel de 1818 y no porque Maico huela como si viviera en esa época, si no porque ha comenzado la prueba semanal, en la que cinco de los concursantes son “señores” y el resto, doce, son “sirvientes”. La verdad, ya puestos a retroceder en el tiempo yo me habría ido a la edad media, al tiempo de los siervos de la gleba y los derechos de pernada. A lo loco."

Gus Hernández (20minutos.es) - Crítica completa

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba