BBC se olvida del buen gusto al hablar de sexo

BBC Three ha arrancado este año con una ‘Temporada de sexo’; durante unas semanas el canal estatal dirigido al público joven, emite programas que aspiran a mostrar la sexualidad desde distintos puntos de vista: el científico, el tecnológico, el histórico, el de la bailarina de club nocturno, el del adicto al sexo, el del asexual, el del gay, el de la virgen… etc, etc, etc.

Muchas horas de emisión y solo un grito de queja, el del organismo controladorMedia Watch, quien denunció el reportaje sobre la virginidad,‘Cherry Healey: Like A Virgin’, por usar material que podría dañar “el desarrollo moral” de los menores de 18 años. Consideraba el contenido del documental, irresponsable, inapropiado y hasta perturbador, y hacía hincapié en que noincluía ninguna conversación sobre la importancia de practicar sexo seguro. El ejemplo que expusieron para argumentar sus críticas fue la visita de una chica virgen de 17 años a un salón de belleza, donde se depiló el pubis por primera vez antes de irse de vacaciones a Lanzarote,lugar en el que por fin esperaba encontrar varón.

Depilaciones a un lado, la verdad es que el programa entretuvo poco, y aún menos instruyó,en cambiosí quetuvo sus muchos momentos aberrantes. Algoextraño viniendo de BBC, a la que se presupone más cautela ytacto a la hora de tratar determinados temas. Y lo digo por pasajes como el que – a falta de video - incluyo. Una conversación donde los padres de la menor recordaban las preguntas que su hija les había hecho en materia sexual.

Madre: “[Mi hija me preguntaba] ¿Cómo sé hace, mamá? ¿Se hace en el sofá? ¿Lo puedes hacer en el suelo? ¿Cómo me tumbo? ¿Lo puedo hacer de espaldas? ¿Cuál es el estilo perrito?”

Padre: “[A mí me dijo] ¿Qué se siente cuando te la metes en la boca? ¿Qué es una mamada? ¿Se hace así o asá? (El padre simula con gestos dos felaciones)”.

Presentadora: “¿Alguna vez os ha hecho alguna pregunta difícil?”

Madre: “Sexo anal. ¿Tienes que hacer eso mamá? – me preguntó. Yo le dije queno era obligatorio”.

Padre: “Pero si quieres probar puedes. Yo le dije a mi hija: si quieres saber lo que se siente métete el dedo en el culo. Y lo hizo”.

Hija: “¡Lo hice!Pero no me gustó”.

Padre: “También bromeamos sobre su virginidad poniéndola a la venta en ebay. Mi amigo Bob ofreció 50 libras”.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba