¿Perderá audiencia La Voz (España) con las galas en directo, como en Reino Unido?

Conviene saber lo que ocurrió con las audiencias de la versión británica de La Voz -cuya primera temporada se emitió entre marzo y junio de este año-, porque la lógica invita a pensar que en nuestro país podría pasar lo mismo.

El arranque de The Voice UK no fue menos espectacular de lo que ha sido en España. Las cuatro entregas de las audiciones a ciegas tuvieron una media de 40.8% de share. Y las dos batallas, la ronda en la que los elegidos compiten entre sí por parejas, mantuvieron el buen dato del 40% de share medio.

El "problema" llegó con las seis galas en directo. Aunque la primera logró mantener los mismos registros (41.8%), las demás fueron perdiendo seguidores (35.6%, 29.4%, 27.9%, 28.8% y 34.2%).

En caliente, habida cuenta del escándalo que había supuesto que BBC –cadena sufragada por los telespectadores- gastara 27 millones de euros en comprar dos temporadas del formato, la caída de audiencia se achacó a una inevitabilidad. Un choque en parrilla contra colosos como Eurovisión o el fútbol eran escollos imposibles de salvar, y justificaban –decían– la merma de espectadores.

¿Enganchará el directo o se echará de menos las sillas giratorias?

En frío los argumentos fueron otros: los responsables de entretenimiento de BBC se habían dado cuenta de que las galas en directo no enganchaban. Sin las sillas giratorias, The Voice UK pasaba a ser un programa de talentos más; con una fórmula ya muy repetida y que aburría al espectador. “No hay que ser un genio para ver que lo mejor fueron las audiciones a ciegas”, decían desde la cadena.

Ante este panorama, a la BBC no le quedó más remedio que rediseñar el formato de cara a la segunda edición -que ya está en preproducción y que se estrenará el año que viene. De este modo, habrá menos galas de las convencionales, dando por tanto un protagonismo casi absoluto a las sillas giratorias. (Y para dinamizarlo aún más los coaches se podrán robar artistas unos a otros durante las batallas).

Pero nada de esto parece haber achantado a Telecinco, que aunque sí que ha incorporado una audición a ciegas más –y por ende ha terminado con una batalla adicional- no prescindirá de las galas en directo. Al contrario, las vende. Las fomenta. Serán cinco.Suficientes para comprobar si al público español también le aburren los programas con esquemas ya manidos.O si por el contrario sigue fiel a su gusto por el directo; fruto de un hábito enraizado en lo cultural y propiciado por la intensidad que da nuestro carácter entusiasta.

[youtube bM8Iw9D6M94]

Sígueme en Twitter @PerfidaTV

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba