'The singer takes it all' estrena el voto interactivo en los programas de talentos

El nuevo programa de Channel 4 es un innovador y criticado formato, que se basa en el casting y voto en directo del público desde sus casas a través del móvil. Ya ha inspirado al próximo 'X Factor'

El sumun de la interactividad ha llegado al británico Channel 4, canal que ha llevado la relación público-programa a sus últimas consecuencias en su novedoso concurso de talentos musicales, The singer takes it all. Hasta el punto de prescindir completamente del jurado.

El espacio que presenta Alan Carr ofrece la oportunidad a cualquiera de los que se hayan bajado la aplicación del programa de participar en él.Solo tienen que grabarse cantando frente al móvil y publicarlo en la propia aplicación. Los más votados por el resto de usuarios estarán en directo en plató la siguiente semana.


Ya una vez allí, el desarrollo del concurso continúa girando en torno a la plataforma móvil. A través de ella, los espectadores votarán si la actuación que escuchan les gusta (HIT) o no (MISS). Durante cada canción se puede votar hasta cuatro veces, por lo que hay posibilidad de cambiar de opinión a lo largo de la interpretación.

Cada 10 segundos el sistema contabiliza los votos, y eso hará que los HIT o los MISS aumenten o disminuyan, lo que a su vez permitirá que el concursante sea impulsado –en la pasarela móvil en la que canta- hacia delante (al frente del escenario) o hacia atrás (la puerta por la que desaparecerá si no remonta en HITs).

¿Y quién gana? Una vez que los HITs de la gente en su casa –el público en plató no puede votar- han arrastrado al concursante al frente del escenario (zona dorada) se pone en marcha un cronómetro que seguirá sumando segundos hasta que termine la canción o hasta que las votaciones negativas le saquen de la zona dorada.

El ganador, el que más tiempo ha aguantado en la zona dorada, canta otra vez al final del programa, y será esa canción, y de nuevo las votaciones desde casa, las que le den la oportunidad de ganar las 15.000 libras de premio (1.000 libras al llegar a la zona dorada y 200 cada segundo que se mantiene ahí). Gane o no, vuelve la siguiente semana. Y de nuevo comienza el proceso.

Una vez descrita la mecánica queda por preguntarse ¿y cómo es el resultado final?The singer takes it all tiene apariencia barata, es como un karaoke televisado con voces mediocres, un presentador repelente (aunque conocido) y una dinámica que, como muestran las audiencias, hace perder el interés cuando ya toda la parafernalia de la interactividad se vuelve algo habitual. Del más del millón de espectadores con los que arrancó (5.8 % share) ha bajado en tres semanas a los 690.000 (3.6 %).

Dicho esto, no está de más reconocer que la cosa tecnológica está curiosa y que aunque en el primer programa la aplicación se cayó varias veces, en los siguientes resistió. En la segunda entrega 300.000 personas ya se habían descargado la aplicación –que es gratuita- y se habían recibido 10 millones de votos.

Buena señal de lo que está por venir, porqueel potentísimoX Factor, ya ha anunciado que ellos también pondrán a disposición de los espectadores de las galas en directo una aplicación gratuita a través de la cual podrán votar sus actuaciones favoritas.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba