UK calé

Lo admito, me ha costado un montón sentarme a ver el programa del que hoy escribo. Sabía que era algo fuera de lo común porque mis compañeros de redacción hablaban con apasionamiento sobre el tema. Y oía y leía cosas en radio y prensa. Habrá que verlo – me dije. Y ayer noche decidí que era el día.

Elespacio – una serie documental, que en principio iba a tener un solo capítulo y que terminó teniendo seis – se llama ‘My Big Fat Gypsy Wedding’ (Mi gran boda gitana). Y muestra, con la excusa de las suntuosas bodas gitanas, las costumbres de vida de los calés ingleses e irlandeses, que haberlos, aquí también los hay.

Elprogramaha cosechado para Channel 4 una audiencia de unos 8 millones de espectadores cada semana (24% de share) alcanzando registros propios de un reality como Big Brother. De hecho, la cadena no conseguía estos datos desde mayo de 2007. Lo que les ha llevado también a preparar una versión con gitanos famosos.

¿Y qué es lo que ha enganchado a tanta gente? Por un lado, los estilismos. Los vestidos de las novias, con interminables gasas, mariposas articuladas, luces que se iluminan en la oscuridad, diademas que ni la reina de Inglaterra… y en algunos casos 80 kilos de peso entre traje y abalorios, que obligan a la virginal novia a montar en carrozas de ensueño (o pesadilla) para llegar al altar.

Ese exceso, esa impúdica ostentación de una muy singular estética ha atraído al público británico, que acostumbrado a su adusto recato se ha visto sorprendido por tanta parafernalia. Es normal. Lo mismo nos sucedió a nosotros con la boda de Farruquito.

Lo bueno es que una hora de episodio da para mucho, y no sólo se ofrecen bodas en el decálogo de costumbres a conocer: las primeras comuniones (donde niñas de ocho años son vestidas como si se fueran a casar), la búsqueda de ‘casa’ para una joven pareja (una caravana sin baño, "porque el baño roba espacio y al fin y al cabo nunca se usa”) o la dureza de la vida del permanente viajero.

Escribía Nigel Farndale en el Telegraph, que ver esta serie era como “ver un documental de David Attenborough sobre el apareamiento de los hombres de las cavernas”. Y es que el componente atávico de la cultura gitana ha provocado en la sociedad británica una curiosidad que tras haber visto el programa se reconvierte en satisfacción con su propia vida.

[youtube 2HAUmII_hcg]

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba