La boda real: cifras y letras

Me duelen los ojos de mirar datos de audiencia de la boda real, así que opto por simplificar las cosas al lector y proteger su vista.

A las 11.15 de la mañana del viernes 29 de abril, la boda real alcanzó un pico de 26.2m de espectadores (93.4%) juntando la audiencia de todos los canales que la emitían en Reino Unido. La repartición por cadenas quedó así: BBC1: 19.03m (67.8%), ITV1: 5.94m (21.2%), Sky News: 693.000 (2.5%), BBC News: 437.000 (1.6%), Sky Living: 86.000 (0.3%).

En un país con 62 millones de habitantes, una media de 24.8 millones sintonizaron la ceremonia. Buen dato, pero lejano a la cifra que obtuvo la retransmisión del enlace de Lady Di y el príncipe Carlos el 29 de julio de 1981, que fue de 28.4 millones. Y aún más lejos del funeral de la propia Diana, seguido en septiembre de 1997 por 32.1 millones de espectadores.

Como se preveía, la gran mayoría eligió BBC para seguir la jornada. Yo entre ellas, aunque tuve que cambiar de canal para no acabar dormida. Huw Edwards, el presentador, puso voz de enterrador a la retransmisión ysu monótono discurso me hundió en mi silla. La cosa es que la teoría la conoce bien. En este artículo explicó el propio Edwards cómo retransmitir grandes eventos. “Se trata de conseguir el equilibrio adecuado. Hablar mucho puede estropear la experiencia del espectador. Decir poco puede tener el mismo efecto”. Él consiguió el equilibrio en cantidad y calidad (aportó interesantes datos históricosy fue lo descriptivo quedebía ser), pero no en tono. Para colmo la desafortunada elección de reporteras, Fearne Cotton y Edith Bowman, tampoco ayudó.

[youtube 2EIG9vvt-BQ]

ITV en cambio lo contó con más brío. Phillip Schofield y Julie Etchingham dieron un toque más dinámico y menos institucional a su retransmisión. Schofield es simpático y natural, de los que no les importa interrumpir su discurso para saludar a la gente que corea su nombre desde la distancia. Su ‘tempo’ estuvo más en consonancia con la algarabía y el sentimiento de celebración.Y lo bueno es que esto no les impidióofreceruna detallada y cuidada narración.

[youtube yrEJCc7YAkw]

En Sky, Eamonn Holmes y Sarah Hughes, no enamoraron, pero estuvieron correctos. Esta cadena fue un buen lugar de escape para los que querían evitar la austeridad verbal de BBC y la locuacidad de ITV.

[youtube 4e7Fwyb0X_0]

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba