Cuatro bodas y un formato

El otro día vi ‘Four Weddings’. Comencé a verlo de soslayo, prestando más atención al Evening Standard y a cualquier otra cosa que no fuera la pantalla de la tele… hasta que el programa me enganchó.

‘Four Weddings’ tiene el mismo esquema que ‘Ven a cenar conmigo’: una novia se casa y otras tres juzgan la boda, puntuando el vestido de la novia, el lugar del enlace, la comida y la experiencia en conjunto. La boda con mayor puntuación gana una idílica luna de miel.

Así contado, suena bien. Pero visto, gana. Lo que enriquece a este programa es la interminable variedad de bodas que puede haber, eso hace que cada episodio sea distinto y no aburra. Hay bodas griegas, bodas judías, bodas gitanas, bodas bajo el agua, bodas nudistas… la lista no se acabaría nunca.

El programa lleva ya tres temporadas emitiéndose en Living, canal de Sky. Y actualmente está en fase de producción la cuarta entrega. Y lo que vendrá. Desde su lanzamiento ha cumplido siempre las expectativas de la cadena y de la productora responsable del formato, ITV Studios. Su primera temporada se convirtió en el lanzamiento más visto en la historia de Living. Su audiencia media fue de 561.000 espectadores (2.9% de share), doblando la media de la cadena. Lo que animó a los responsables del canal a emitir no solo la versión inglesa sino también la americana.

Que los casamientos sean algo universal ha facilitado la exportación del formato.16 países lo han estrenado ya, entre ellos, Alemania, Francia, Suecia o Australia, pero no España. Y es sorprendente, habida cuenta de nuestra querencia por las bodas. Y por el espectáculo que sabemos hacer de ellas, y por nuestra natural predisposición a la aguda crítica o a curiosear lo ajeno. Y porque no veo ningún otro país en el que “culturalmente” pueda encajar más un programa así. Esperaré, de pie, a que llegue.

[youtube gmkXYMIMbWo&NR=1]

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba