Un mago hace creer a un hombre que está viviendo el fin del mundo

Apocalypse tiene sobreexcitados a los seguidores del ilusionismo de Derren Brown; un mago que lleva más de 10 años en las televisiones británicas leyendo mentes, hipnotizando y creando polémica. Porque si algo ha caracterizado a sus programas -que Discovery Max emitirá en España- ha sido la espectacularidad; si no en formas, sí en contenido: jugó a la ruleta rusa en directo, hipnotizó a un grupo para que robaran un furgón con dinero, y a otro hipnotizado le ordenó que ‘asesinara’ al actor Stephen Fry…

Pero cansado de tanta ‘minucia’ pasó a mayores, y acabó creando el fin del mundo para una sola persona. Alguien a quien la experiencia cambiaría la vida, quien aprendería -a costa de esa traumática vivencia- a querer, respetar y valorar a quienes siempre había ninguneado.

El experimento comenzó con un casting en el que a Steve Brosnan -la víctima- se le dijo que no había sido seleccionado. A continuación se llenó su casa de cámaras –haciendo partícipe a toda su familia- , se interceptó su móvil, su Twitter, su portátil, su televisor y su radio para que mostraran todos ellos falsas noticias sobre la aproximación de meteoritos a la tierra y la posibilidad de que se produjera una catástrofe.

Y así fue. Pero solo para él. Más de 200 actores –a las órdenes de Derren Brown- perpetraron el mayor engaño visto en televisión. Se escenificó una lluvia de meteoritos y una invasión de zombis agresivos de la que él salió ileso y, aunque cueste creerlo, cuerdo. De hecho, durante el programa se recordaba que Steve estaba constantemente vigilado por psicólogos.

El protagonista podría ser un actor

Invito a ver los dos videos que cuelgo para que se entienda algo de la aparatosa y teatral puesta en escena. Tan poco creíble para algunos, que tras la emisión de la primera de las dos partes en las que se dividió la emisión, comenzó a decirse que el protagonista era en realidad un actor. Y como prueba se aportaba un perfil que podía encontrarse fácilmente en internet. Huelga decir que todos los implicados lo negaron.

Y obvio es también pensar que lo emitido salió redondo. El éxito del proyecto se atribuyó a lo sugestionable que era la víctima, quien podía ser hipnotizado con facilidad… y hasta por teléfono. En el acto final de la puesta en escena zombi suena un móvil en medio del campo, lo coge, escucha algo y cae dormido. Allí acaba todo. Se despierta en casa y lo primero que hace es ir a ver a su familia y abrazar a su madre.
¿Se engañó realmente a Steve o es un actor? Que el chico haya ‘sobrevivido’ a la experiencia sin arrastrar ningún trauma, nos escama a muchos. Que apenas expresara emociones durante todo el experimento, también.

En cualquier caso para llegar a una conclusión hay que verlo, y quizá eso hizo que 2.3 millones de personas (10.5%) sintonizaran Channel 4 para el primer capítulo, en una franja en la que la media es de 5.8%. Y la mayoría repitieron: en la segunda entrega, 2.1 millones de personas vieron cómo el fin del mundo estaba más cerca de lo que podíamos haber imaginado nunca.

[youtube BDO2b9zUbE0]

[youtube QCjJ_7K0KTo]

@PerfidaTV

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba