Gatillazo en la Academia del Sexo de Telecinco

No hay que fiarse nunca de las primeras impresiones.

Hace unos días un lector de Vertele se quejaba de que Mediaset no respetara el horario de protección al menor, alegando que en La Siete, en una repetición del programa Resistiré, ¿vale?, se emitieron imágenes (a las ocho de la tarde) de la acróbata sexual Sonya Baby mientras se metía una bombilla en la vagina. “¿Son horas, se preguntaba el lector?”. “Parece que en Mediaset se puede emitir todo, sin importar la hora, sin respetar los derechos de los menores.”

Bien es verdad que quién conoce a la 'ex Acorralada' Sonia Baby sabe que cuando sale en la tele puede pasar de todo: Esta señora empezó a hacer striptease en despedidas de soltero hasta que incrementó sus habilidades en el Bagdad de Barcelona metiéndose metros y metros de cadenas y collares en su vagina.

Pero no se equivoquen. No se fien de las apariencias. En Telecinco se preocupan por la moral colectiva y, de vez en cuando, sacan las tijeras y se ponen a recortar. Ahora la censura ha llegado a Academia de sexo, el programa que produce Cuarzo (compañía participada por Ana Rosa Quintana) para Mediaset.

Nos dicen, nos comentan, que Paolo Vasile, que está en todas partes y lo decide todo todo en la cadena de Fuencarral, vió los primeros capítulos del programa de Cuarzo y pilló un disgusto descomunal. Parece que los contenidos estaban muy pasados de vuelta y eran de una dureza tal que no pasó el filtro de la sensibilidad del consejero-delegado.

"No podemos emitir esas imágenes tan subidas de tono"

Total: a rehacerlos. “No podemos emitir estas imágenes tan extremas, estos contenidos tan subidos de tono”, parece que dijo el gran jefe de Mediaset en España.

¿Qué ha pasado? ¿Realmente Cuarzo no midió bien los contenidos?¿Han bajado los listones de tolerancia por la delicada situación que está pasando la cadena con el boicot a La Noria? ¿Tienen los espectadores españoles una impresión equivocada sobre los filtros que aplica Telecinco a sus contenidos?

El caso es que se retrasa el estreno de Academia de sexo porque el programa, adaptación de un formato danés, ha vuelto al taller de chapa y pintura.

Por si no les suena, les recuerdo que Academia de sexo presenta a ocho parejas con vida sexual mediocre o directamente mala que vuelven a la escuela para aprender a fornicar y a acariciarse. Lo iba a conducir inicialmente Nuria Roca, pero tras su marcha de Mediaset lo hará Marian Frías, una sexóloga que trabajaba en Neox, encargada de que los concursantes aprendan posturas y técnicas varias para conseguir una gran satisfacción sexual. Después de cada lección, las parejas ponen en práctica, en casa, ante las cámaras lo aprendido. ¿Es esta parte la que ha conmocionado a Vasile?

Los estudiantes pasan un examen “muy exigente”, mostrando que han aprendido a hacer un striptease o a preparar un baño erótico. Los productores dejaron muy claro que no habría escenas de sexo explícito. ¿Es esa parte la que se han saltado a la torera los concursantes?

Se admiten comentarios, rectificaciones, aclaraciones, chascarrillos, detalles y ampliaciones sobre los controles morales que aplican las cadenas de Mediaset.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba