Wyoming: "Me hace llorar que los del Gobierno se comporten como 'Los Soprano'"

El presentador de 'El Intermedio' contesta a nuestro test de personalidad: "Lo que me disgusta de mi físico es tener poco pecho". "El amor de mi vida es el inventor de la almohada, mi héroe es Homer Simpson y me identifico con la Maja Desnuda".

Puede que José Miguel Monzón Navarro o los motes de ‘Guayo’ o ‘Chechu’ no resulten familiares a muchos. Pero si nos referimos a El Gran Wyoming (Madrid, 1955), la cosa cambia.

Durante décadas, el apodo artístico de este humorista, actor, director, escritor, músico y presentador ha sido algo anecdótico y misterioso. En más de una ocasión, él ha explicado su origen declarando que se lo adjudicó "un amiguete cuando tocaba de tuno", y que se lo "pusieron porque cantaba en inglés en un tiempo en el que sonaba a idioma exótico. Yo sólo me puse el ‘gran’ por razones tan obvias como necesarias".

Nacido en el seno de una familia de farmacéuticos, abandonó sus labores como médico para dedicarse al mundo del espectáculo. "La humanidad ha salido ganando con mi decisión de dejar la medicina para ser artista", confiesa el propio showman, declarado fan de Benny Hill, que debutó en la TV en los ochenta con ‘Silencio, se juega’, se inició en la música con Paracelso y Maestro Reverendo, y que ha cogido gusto al cine con Álex de la Iglesia o Santiago Segura en títulos como Muertos de Risa, El día de la bestia, la saga Torrente u otros filmes como Isi Disi.

Opositor confeso de las políticas del Partido Popular, a finales de los noventa, consiguió la fama definitiva al liderar Caiga quien Caiga en Telecinco. "Me sentiría un poco necrófilo resucitándolo a estas alturas. Me hubiera gustado que muriera de muerte natural y no rodeado de misterio", explicó a El Norte de Castilla.

En la actualidad es uno de los emblemas de laSexta, al ser el presentador de El Intermedio, siendo uno de los últimos programas supervivientes desde el nacimiento de la cadena, que cumple en estos días 6 años en antena.

Con el programa de humor ha conocido el reconocimiento pero también el conflicto, al mantener una pugna con Intereconomía y Hermann Tertsch, de la que ha salido como resultado el vídeo de la becaria o el puppet de Franco.

Gracias al espacio de humor, ha dado el pregón del Orgullo Gay en Madrid y las Campañanas de fin de año con Usun Yoon, está fomentando el segundo año de la caravana de los palomos, y recientemente ha dado la bienvenida a su nueva compañera, Sandra Sabatés, tras la marcha de Beatriz Montañez a la que le cantó ‘Por qué te vas’.

Lleva décadas de trabajo, porque "Rockero, presentador o showman son la misma cosa". Y, aunque todavía tiene cuerda para rato, alguna vez ha declarado lo que hará tras su jubilación: "Tocar la guitarra en un club".

Estas son sus respuestas al cuestionario Vertele Proust:

1. ¿Cuál es su idea de la felicidad?

Un niño corriendo detrás de un aro

2. ¿Cuál es su mayor temor?

La renuncia por impotencia

3. ¿Cuál es el rasgo que más lamenta de su personalidad?

La vehemencia

4. ¿Cuál ha sido el mayor atrevimiento que puede confesar?

Cada vez que me ponen un micrófono y digo lo que pienso

5. ¿Qué es lo que más le disgusta de su aspecto físico?

Poco pecho

6. ¿De qué se arrepiente?

Ahora no me acuerdo

7. ¿De lo que tiene, qué es lo que más aprecia?

Un equipo para ver cine en casa

8. ¿Con qué personaje histórico se identifica?

Con la Maja Desnuda

9. ¿Qué es lo que más valora o le gusta de una mujer?

Que sea diáfana, no retorcida

10. ¿Y de un hombre?

Lo mismo

11. ¿Quién es su héroe de ficción?

Homer Simpson

12. ¿Qué o quién es el amor de su vida?

El inventor de la almohada

13. ¿Qué es lo que no perdonaría nunca?

Que me mataran

14. ¿Qué le hace reír?

El vídeo de la reforma laboral

15. ¿Qué le hace llorar?

Que los del Gobierno se comporten como Los Soprano

16. ¿Cuáles son sus referentes en televisión?

Los documentales de La 2, por supuesto

17. ¿Qué programas ve habitualmente o le gustaría ver siempre?

Las series de HBO

18. ¿A qué escritores adora?

Vladimir Nabokov, G. Márquez, Yukio Mishima…

19. Si le quedara un día de vida, ¿a qué lo dedicaría?

A parar el tiempo

20. ¿Qué se llevaría a una isla desierta?

Una guitarra

Síguenos en Twitter (@Vertele) y Facebook

* Foto de portada: Roberto Garver

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba