Rompió los pronósticos al rozar la victoria Así fue la actuación de Austria, la gran sorpresa de la final de Eurovisión

Cesár Sampson condujo a su país hasta el podio de esta edición con Nobody But You. Una canción con la que ganó entre el jurado, aunque el televoto del público le relegó finalmente a la tercera posición 

Israel y Chipre llegaron a la final de Eurovisión como grandes favoritas a la victoria. Un favoritismo del que hicieron gala en el desenlace, donde Netta se llevó la victoria por delante de Eleni Foureira. 

Sin embargo, ambas aspirantes se encontraron con un inesperado invitado en la lucha por el triunfo. Nos referimos a Cesár Sampson, la gran sorpresa de esta edición. En principio, el austriaco no partía entre los principales aspirantes a ganar este año, pero eso no le impidió imponerse en el voto del jurado con su 'Nobody But You'. 

De esta forma, llegó al televoto en primer posición. Algo que casi nadie esperaba. Una sorpresa que fue en aumento a medida que el nombre de Austria no era mencionado en el televoto. El botín de puntos al que aspiraba subía, y con él sus opciones de triunfo. Finalmente, los eurofans del resto de países le relegaron al tercer cajón del podio, superado por Eleni y Netta y con la sensación de que se quedó realmente cerca de alcanzar la gloria en Lisboa. 

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba