Argentina ¿Acabarán las productoras independientes siendo propietarias de las cadenas?

Si en un principio fueron las pequeñas productoras creadas por "estrellas" de la televisión las que dominaban el panorama argentino, ahora compiten con sus productos con Endemol o el grupo Árbol

Las productoras independientes se han ido haciendo hueco en la televisión argentina y hoy son dueñas de casi el 50% del contenido de la programación. Muchos observadores económicos creen que el siguiente paso para ellas será ser dueñas de las cadenas de televisión del país.

Después del boom inicial formado estrictamente por productoras argentinas, con Cuatro Cabezas, Pol-ka e Ideas del sur (de Mario Pergolini, Adrián Suar y Marcelo Tinelli, respectivamente), se han ido introduciendo en el país las grandes productoras mundiales que han fichado a notables personajes de la televisión local como responsables de las gerencias de contenidos. Los dos últimos ejemplos vienen con Endemol Argentina y Promofilm, del grupo Arbol.

El primero en ser propuesto como responsable de una gran productora fue Julián Weich -el más exitoso conductor de programas de entretenimientos- en Promofilm, quien fue nombrado "Coordinador general de contenidos" y tiene a su cargo todos los programas de la productora. El animador trabaja en la empresa desde su fundación. Por su parte, el periodista Juan Castro fue nombrado Director Creativo de Endemol Argentina y tendrá responsabilidades sobre todos los programas que realiza la productora. Ambos están dispuestos a abrir una nueva etapa en la vida de estas empresas.

La primera etapa de las productoras independientes en la televisión argentina tuvo como protagonistas indiscutidos a tres íconos de la pantalla: los conductores Marcelo Tinelli (Ideas del sur) y Mario Pergolini (Cuatro Cabezas), y el actor Adrián Suar (Pol-ka). Los tres empezaron su actividad casi al mismo tiempo, se subieron a los programas de éxito que los tenían como protagonistas y lograron montar desde allí sus propias empresas.

Este espíritu emprendedor abrió un espacio fértil que rápidamente las productoras menos artesanales y más globalizadas aprovecharon, abriendo camino a nuevas experiencias empresariales. De esta manera, los talentos que no aprovecharon las primeras oportunidades de introducirse en las cadenas de televisión debieron conformarse con sus puestos de empleados y sus responsabilidades de presentador.

Actualmente, la televisión argentina parece seguir un modelo similar al de la industria publicitaria argentina: los creativos son requeridos para ocupar cargos jerárquicos dentro de las grandes estructuras burocráticas. Esta tendencia es la que seguirá mandando en un negocio que sigue teniendo sus bases más en el corazón que en la cabeza o los números.

Informacion facilitada por




0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba