Ellas también le asustaron a él: "Me he quedado en blanco" El Adán de ébano vasco y su 'trío' con las Evas: "El mito es cierto, tu dragón negro me asusta"

El Adán de ébano vasco y su 'trío' con las Evas: "El mito es cierto, tu dragón negro me asusta"
El Adán de ébano vasco y su 'trío' con las Evas: "El mito es cierto, tu dragón negro me asusta"

Así fue la sexta entrega del reality de Cuatro que dejó perlas como "eres el chico más moreno que he conocido", 'estoy con Angelina Jolie y llega Kiko Rivera'y "ninguna mujer es completa hasta que un negro se la meta". Al final, el chico se quedó con una de ellas mientras que la expulsada del paraíso demostró su gusto bisexual

La sexta entrega de 'Adán y Eva' estuvo protagonizada por Coman, un Adán negro de ojos verdes, su primera Eva llamada Esther - abierta a los tríos- y Ana, una sonriente andaluza.

Coman, un vasco nacido en Guinea Ecuatorial: “Busco a la capitana de mi barco”

Coman, el Adán negro de ojos verdes nació en Guinea Ecuatorial pero reside en Donosti desde que era pequeño, por lo que se siente “muy vasco”. Llega al Paraíso para encontrar a la madre de sus hijos: “Mi mayor sueño es tener hijos y formar una familia”.

Esther: “Una mujer no es completa hasta que un negro se la meta”

Esther se ha definido como una chica muy atrevida y después de tomarse un par de vinos con Coman le ha hecho una declaración de intenciones: “Tengo una amiga que dice que una mujer no es completa hasta que un negro se la meta. A ver si me voy completa de la isla”. Coman ha reconocido que, los de su estirpe, tienen suerte: “Tenemos el dragón negro muy desarrollado”

Esther ni corta ni perezosa también le preguntó al primer Adán negro de la isla si "¿te gusta hacer tríos?". Coman, que está buscando en la isla a la mujer de sus hijos, se ha quedado totalmente descolocado.

Ana llega a isla y, tanto Coman como Esther, se sienten atraídos por ella

Cuando Coman creía que la vida no podía ser más maravillosa, una nueva y bella Eva llega al Paraíso. La primera en verla fue Esther, y también se sintió atraída por ella. Cuando Ana entra en la cabaña, a Coman se le rompen los esquemas: “Esther me encanta, pero Ana también”, dice con una sonrisa de oreja a oreja.

El Adán de ébano y las dos sensuales Evas, saltan a la comba desnudos

Ver a un Adán negro, musculado, de ojos verdes y muy bien dotado, saltando a la comba, no es una imagen cualquiera. Las dos Evas juegan con Coman mientras se hacían preguntas entre ellos que debían contestar con sinceridad. Esther confiesa que también le gusta a Ana.

Esther y Ana, a Coman: “¿Te molestaría si nos enrolláramos nosotras dos?”

Para divertirse un rato los tres jugaron o a pasarse un hielo de boca en boca, y Esther le ha robado un beso a su ‘amiga’.

Coman se queda con Ana y Esther dice: “Me hubiera gustado quedarme con ella en la isla”

Coman ha vivido un auténtico sueño en el Paraíso. Sus dos Evas le han gustado mucho; Esther, por ser tan liberal y divertida, y Ana, por su sonrisa y sus valores tradicionales. El Adán negro ha confesado que le ha costado mucho tomar su decisión pero, cuando escuchó a Ana decir que ella lo que quiere es formar una familia, comprendió que es una mujer que busca exactamente lo que él.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba