Muere un genio de la literatura universal Adiós a Gabriel García Márquez: su relación con el cine y TV

Adiós a Gabriel García Márquez: su relación con el cine y TV
Adiós a Gabriel García Márquez: su relación con el cine y TV

El Premio Nobel de Literatura de 1982 fallece después de pasar las últimas semanas aquejado de una neumonía. '100 años de soledad' o 'Crónica de una muerte anunciada' son algunas de las más reconocibles obras del autor, que coqueteó con la pequeña pantalla en proyectos como "Crónica de una generación trágica". Fue adaptado en numerosas ocasiones con poca fortuna y participó en diversos guiones cinematográficos

Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura y uno de los autores en español más importantes de todos los tiempos, ha fallecido este jueves 17 de abril a los 87 años de edad en México DF, donde vivía desde hace años, después de pasar las últimas semanas aquejado por una neumonía.

El 31 de marzo, García Márquez fue ingresado de urgencia en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas Salvador Zubirán, en México DF, "por un cuadro de deshidratación y un proceso infeccioso pulmonar y de vías urinarias". Permaneció hospitalizado una semana y, aunque su dolencia parecía remitir, su familia y allegados reconocieron que el estado del escritor "era muy frágil" y "existían riesgos de complicaciones de acuerdo a su edad".

El escritor hispano más reconocido del siglo XX

García Márquez, nacido en Colombia hace 87 años pero afincado en México desde hace varios, es el máximo representante del realismo mágico. Conocido como 'Gabo', el escritor y periodista fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1982 y sus obras cargadas de magia y espejismos ofrecían un retrato sin igual del mundo cotidiano e indagaban en América Latina hasta descubrir su esencia y carácter.

El coronel no tiene quien le escriba (1961), Cien años de soledad (1967), Relato de un náufrago (1970), Crónica de una muerte anunciada (1981), El amor en los tiempos del cólera (1985), Noticia de un secuestro (1996), Vivir para contarla (2002, en el que exponía sus experiencia tras superar un cáncer linfático en 1999) o Memoria de mis putas tristes (2004) son algunas de sus obras más reconocidas y populares.

Pero su trabajo no se restringe únicamente a la literatura, sino que abarca también el periodismo. Su deseo por conocer las entrañas de la sociedad y su compromiso político lo llevaron a trabajar, en los años cuarenta, para el diario colombiano El Espectador, y serviría durante esta etapa como corresponsal en Suiza, Francia, Italia, Checoslovaquia, Polonia, Rusia y Ucrania.

Objeto de numerosas adaptaciones cinematográficas y televisivas

Su relación con el cine y la televisión fue estrecha. Su implicación con el audiovisual quedaría corroborada en 1982, cuando fue miembro del jurado del festival de Cannes. "Al principio quise ser director y lo único que realmente he estudiado es cine. Ahora apenas voy porque llego a la sala y termino firmando autógrafos. Sólo veo sesiones privadas. En televisión no me gusta", reconoció en una entrevista de la que se hace eco Oskar Belategui en La Verdad.


*Trailer de 'El amor en tiempos del cólera'

Muchas de sus novelas fueron trasladadas a la gran pantalla, aunque ninguna de esas adaptaciones llegara a destacar o hacer justicia al autor. La última intentona la constituyó Memorias de mis putas tristes, con Geraldine Chaplin. Además, fue guionista de numerosas películas y especiales televisivos: En Este Pueblo No Hay Ladrones (1965), Juego Peligroso (1966), Patsy, Mi Amor (1968), Presagio (1974), La Viuda de Montiel (1979), María de Mi Corazón (1979), El Año de la Peste (1979) o Eréndira (1983); y participaría en la adaptación de obras de otros autores, como en el caso de María de Jorge Isaacs (dirigida por Lisandro Duque en 1991) y Edipo Alcalde, inspirada en la tragedia escrita por Sófocles.

Una de sus últimas colaboraciones con el medio televisivo fue Crónicas de una generación trágica, una miniserie de seis episodios ideada por él mismo y producida por Tevecine y Televideo.


*Fragmento de 'Crónicas de una generación trágica'

Cabe señalar, a modo de anécdota, que sus relatos también sirvieron de inspiración para trabajos ajenos: es el caso del videoclip de Losing My Religión de R.E.M., dirigido por Tarsem Singh, y que toma la base del cuento Un señor muy viejo con unas alas enormes.


*Videoclip de 'Losing My Religion' de R.E.M., dirigido por Tarsem Singh

Nunca adaptaría a cine o TV "100 años de soledad"

La que nunca llegaría a ser adaptada a ningún medio sería 100 años de soledad. García Márquez prometió que nunca sería adaptada, porque de hacerlo acabaría perdiendo su esencia.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba