TV Internacional Adiós al "machismo" en la TV italiana

La RAI se ha propuesto acabar con la tradicional provocación sexual femenina que domina la TV italiana a través de un decreto que dicta cómo deben aparecer las mujeres en pantalla. “Los programas han de ser respetuosos con la mujer y evitar ofender a su dignidad”. Esta normativa traerá cambios a partir de ahora en la programación de la RAI

La televisión pública italiana piensa renunciar a partir de ahora a la que ha sido durante muchos años una de sus principales señas de identidad: utilizar como gancho en sus programas a mujeres atractivas ligeras de ropa... y, a menudo, también de cascos.

La nueva presidenta de la Radio Televisione Italiana (RAI), Lucia Annunziata, hizo público un decreto el pasado miércoles que pretende poner fin a esta tradición italiana que también hemos conocido los espectadores españoles, a comienzos de los 90, a través de programas como Las Mamachicho o Ay qué calor.

Los italianos están acostumbrados a que sus programas de televisión, ya sean concursos, magacines de variedades o debates de actualidad, estén adornados con bailarinas semidesnudas y presentadoras explosivas. El sueño de muchas mujeres italianas es el de convertirse en una “velina” (chica de concurso), a las que lo único que se les pide es que no tengan reparo para muestrar sus encantos, brincar y coquetear con el presentador, casi siempre un hombre bastante más mayor que ella y completamente vestido.

“Los programas deben ser respetuosos con la imagen de la mujer, exaltando su papel en la sociedad y evitando las imágenes, el lenguaje y los conceptos ofensivos a su dignidad”, establece el decreto. Esta nueva normativa editorial traerá como consecuencia cambios importantes a partir de ahora en la programación de las tres cadenas de la RAI.

"El país olvidado por el feminismo"

El autor italiano Tobias Jones se refirió a Italia una vez como “el país olvidado por el feminismo” en su libro El oscuro corazón de Italia, en el que concluye que los italianos “ven porno suave una media de cuatro horas diarias”.

El decreto ha sido aplaudido por los críticos. Uno de ellos, Aldo Grasso, opina: “Nunca antes las mujeres, ya sean rubias o morenas, habían dado una imagen tan frívola de la televisión italiana con el único propósito de incitar al erotismo”. “Parece que lo único que saben hacer es quitarse la ropa, sacudir el trasero y sonreír provocativamente”.

No todas las mujeres están de acuerdo con la nueva línea editorial de la RAI. Algunas creen que es un superficial y restrictivo intento de proteger a las mujeres, cuando deberían ser libres de hacer lo que quieran con sus cuerpos. “Cualquier día nos pedirán que nos cubramos la cara con velos; cuanto más oigo normas como éstas, más ganas me entran de quitarme la ropa”, dice Alexandra Mussolini, la nieta del dictador fascista, protagonista de varias películas porno antes de entrar en política con el partido Alianza Nacional.

Fuentes: Hollywood Reporter, Reuters y Media Guardian

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba