Conflicto por La Otra Aguirre defenderá La Otra "con la ley en la mano" y considera injusto tratar peor a los madrileños

Industria asegura que recurrirá a los tribunales para cerrar La Otra tras el precintado frustrado de ayer. Telemadrid dice que Industria no cuestiona la legalidad sino que aduce cuestiones técnicas

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, dijo hoy que los madrileños "tienen derecho" a ver La Otra en abierto, y agregó que, puesto que este segundo canal autonómico de televisión "ha cumplido escrupulosamente con la legalidad vigente", el Gobierno autonómico "lo defenderá con la ley en la mano".

Aguirre, que hoy puso la primera piedra del Hospital del Henares, dijo no entender por qué el Gobierno central pretende aplicar una ley con carácter retroactivo e impedir así que "los madrileños puedan ver en abierto lo que estamos sufragando entre todos, y que ahora está en una emisora que sólo pueden ver quienes están suscritos a una plataforma digital".

La jefa del Ejecutivo regional incidió en que Telemadrid ha cumplido "escrupulosamente" con la legislación vigente, "cosa que no se ha hecho en otras ocasiones con los segundos canales de otras comunidades autónomas", según dijo, y añadió que, puesto que no entiende la actitud del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, han presentado las alegaciones pertinentes y esperan que sea la justicia quien decida.

"No se puede ser injusto con los madrileños, y es injusto tratarnos peor que a los andaluces, a los vascos, a los catalanes o a los valencianos. Tenemos derecho a ver La Otra en abierto y, como tenemos derecho, el Gobierno de la Comunidad de Madrid lo defenderá con la ley en la mano", concluyó Aguirre.

Telemadrid dice que Industria no cuestiona la legalidad sino que aduce cuestiones técnicas

Telemadrid explicó esta tarde que, en respuesta al recurso presentado por la cadena madrileña el pasado 31 de marzo, el Ministerio de Industria aduce cuestiones técnicas para argumentar su negativa a que esta televisión pública autonómica emita la programación de LaOtra en sistema analógico y no apela a un incumplimiento de la ley para justificar su negativa, un argumento que sí utilizó el titular de esta cartera, José Montilla.

Según informó la cadena, Telemadrid ha recibido hoy la citada resolución, fechada el 5 de septiembre y contestación del la resolución del Ministerio de Industria de fecha 25 de febrero, en la que desestimaba la solicitud de asignación de una frecuencia para la difusión de un segundo programa de televisión con tecnología analógica, para el ámbito territorial de la Comunidad de Madrid.

En ella, según Telemadrid, Industria apelaba a razones técnicas para argumentar su negativa a conceder a la cadena madrileña la autorización para la emisión de LaOtra en analógico, mientras que varios días después, el 14 de septiembre, Montilla indicaba razones legales, basándose en "un intenso informe de la Abogacía del Estado", para denegar la solicitud.

"En la resolución, el Ministerio de Industria alude a informes técnicos emitidos, de los que Telemadrid no tiene constancia alguna, y señala que la asignación al Ente Público Radio Televisión Madrid de las frecuencias reservadas en el Plan Técnico Nacional de la televisión digital local, incluso de manera provisional y temporal, obstaculizaría la implantación de las estaciones de televisión local", indica la cadena madrileña.

Mientras, Montilla señaló en el Congreso de los Diputados que el Gobierno había cumplido "escrupulosamente" la ley y denegó la solicitud de Telemadrid "basándose en un intenso informe de la Abogacía del Estado", un documento al que, según indicaron fuentes de la cadena, tampoco han podido acceder.

Por tanto, el Ministerio, en su resolución, no cuestiona la legalidad que asiste a Telemadrid para emitir la programación de LaOtra en sistema analógico, sino que aduce cuestiones técnicas", argumentó la televisión pública de Madrid.

Así, Telemadrid acusó a Industria de incurrir en una contradicción y, en este sentido, explicó que, además, el escrito del Director General de Telecomunicaciones, recibido por Telemadrid el pasado 3 de agosto, comunicaba la imposibilidad legal de disponer de un segundo canal analógico, como consecuencia de la reforma introducida por la Ley 10/2005, de 14 de junio, de Medidas Urgentes para el Impulso de la Televisión Digital Terrestre. "Una justificación legal carente de toda fundamentación, puesto que la retroactividad de la Ley sólo podría ser aplicable si fuera favorable pero nunca en perjuicio de Telemadrid", explicó.

Asimismo, el canal autonómico indicó que "el argumento de la Ley 10/2005 (la ilegalidad de la emisión) no aparece en el escrito del Ministerio recibido hoy y fechado con anterioridad a que el Ministro hablara de la ilegalidad de la emisión, en una contradicción clara con sus propios funcionarios".

Por tanto, según la cadena autonómica, "estamos ante una contradicción más en la sucesión cronológica de hechos (el Ministerio se ha escudado en motivos técnicos, legales y de nuevo técnicos), sometiendo a Telemadrid a diez meses de incertidumbre jurídica e inseguridad procesal". "El Ministerio de Industria vuelve a hacer gala, una vez más, de su arbitrariedad y discriminación hacia los ciudadanos de la Comunidad de Madrid, que no pueden disfrutar de dos canales como sí poseen los de la Comunidad Valenciana, Andaluza, Catalana y del País Vasco", señaló Telemadrid.

Continúan las emisiones

Por otro lado, Telemadrid informó que el arrendatario de las instalaciones del Canal de Isabel II, desde las que Telemadrid emite la programación en abierto de su segundo Canal, LaOtra, ha impedido cualquier actuación del Ministerio de Industria que afectara a los equipos desde los que se emite la señal.

"Los inspectores de Industria han levantado acta, con las alegaciones de la Comunidad de Madrid que aseguran la legalidad de la emisión en analógico del segundo canal de Telemadrid, apelan al derecho constitucional de la libertad de expresión y subrayan el agravio comparativo con el resto de ciudadanos en regiones que sí disponen de dos canales autonómicos de televisión", finalizaron desde la cadena pública madrileña.

Industria asegura que recurrirá a los tribunales para cerrar La Otra tras el precintado frustrado de ayer

El Ministerio de Industria recurrirá a los tribunales para obtener el permiso del cierre de las instalaciones del segundo canal autonómico madrileño, 'La Otra', tras constatar esta mañana por medio de sus técnicos que emite desde las instalaciones del Canal de Isabel II, en el barrio de San Blas en Madrid.


Un portavoz de Industria confirmó a Europa Press que el ministerio seguirá los procedimientos habituales recurriendo a la Justicia para lograr el cese de las emisiones. Estas fuentes confirmaron que los técnicos pudieron acceder a la propiedad del Canal, pero que "les fue impedido" precintar los equipos.


Según el Gobierno regional, a los especialistas del Ministerio les esperaba una letrada de la Comunidad, que invocó la legalidad vigente para evitar la clausura, y entregó al inspector de Industria un escrito de alegaciones jurídicas en el que se especifica que "en todo momento la Comunidad de Madrid ha obrado conforme a la legalidad vigente".



Industria intenta cerrar La Otra mediante un inspector de Telecomunicaciones y la CAM invoca que emite legalmente

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, envió hoy a las 11.35 horas al jefe provincial de la Inspección de Telecomunicaciones a las instalaciones que el Canal de Isabel II tiene en el madrileño barrio de San Blas con la intención de cerrar las emisiones en pruebas de La Otra, el segundo canal autonómico de Telemadrid.

Funcionarios del Canal de Isabel II y de la Comunidad de Madrid, entre los que se encontraba una letrada del Gobierno regional, permitieron el acceso a las instalaciones del inspector e invocaron la legalidad vigente para evitar la clausura, según informó hoy el Gobierno regional.

Tras visitar los equipos de transmisión, la letrada de la Comunidad de Madrid le dio al inspector del Ministerio de Industria un escrito de alegaciones jurídicas en el que se especifica que "en todo momento la Comunidad de Madrid ha obrado conforme a la legalidad vigente".

A juicio de la Comunidad de Madrid, La Otra ha aplicado en "todo momento" la legislación para poder emitir en pruebas, que es lo que está haciendo en la actualidad. De hecho, Telemadrid solicitó autorización el pasado 5 de noviembre, cuando la ley contemplaba la concesión automática de ese canal de televisión, y le fue condicionada "hasta que no se concluyeran los trabajos de planificación".

Ante esta petición, el Ministerio, según el Real Decreto de 9 de octubre de 1998, estaba obligado a efectuar la preceptiva reserva del espacio radioeléctrico para que La Otra pudiera emitir. Por tanto, la Comunidad entiende que el Ministerio "ha incumplido la legalidad vigente en todo momento ya que la petición es anterior a la reforma de la ley".

Finalmente, inciden en que la nueva ley, que se materializó el pasado mes de junio, no es aplicable a la Comunidad de Madrid por el carácter irretroactivo de las disposiciones restrictivas de derechos; es decir, que la ley de junio de 2005 no se puede aplicar a una petición realizada en 2004.

"No se sostiene que, habiendo solicitado Telemadrid con arreglo a la Ley el 5 de noviembre de 2004 unas frecuencias analógicas, -indica el escrito-, se le diga que hay una planificación pendiente y esa planificación concluya asignando frecuencias, entonces disponibles, a su utilización por quien resulte adjudicatario de la concesión objeto de un concurso convocado nueve meses después".

El PP madrileño dice que ZP no debe subordinar los intereses de Madrid a sus pactos con el tripartito

El secretario de Comunicación de PP de Madrid, Juan José Güemes, dijo hoy, en relación al canal de televisión La Otra, que el Gobierno regional se va a mantener "muy firme" en la defensa de los intereses de los madrileños y recordó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y al PSOE que "sus compromisos políticos con el tripartito y con Carod Rovira no subordinan de ninguna manera a los madrileños".


Güemes dijo a Europa Press que la Comunidad de Madrid es "abierta, solidaria y tolerante", y que además se encuentra a gusto en el actual marco constitucional de España, pero insistió en que "esto no quiere decir que la Comunidad de Madrid no se mantenga firme en la defensa de sus intereses".


"Por tanto, si el señor Montilla y el señor Zapatero quieren regalar una televisión de ámbito nacional analógica, que emite en abierto, a sus socios del tripartito, es una decisión que tienen que tomar buscando otro procedimiento distinto al de discriminar a la Comunidad de Madrid y a los madrileños", aseveró.


Sobre el intento del Ministerio de Industria de clausurar esta mañana la sede de La Otra, en San Blas, y la presentación por parte del Ejecutivo regional de un escrito de alegaciones para defender la legalidad de la emisión, según informó hoy El Gobierno autonómico, Güemes afirmó que "no es un problema ni un debate jurídico, pues la razón asiste totalmente a Telemadrid desde el punto de vista legal".


En su opinión, lo que subyace es "un debate político de fondo en el que Gobierno de Rodríguez Zapatero intenta subordinar los intereses de los madrileños a sus pactos con el tripartito catalán y para hacer valer sus posiciones políticas, en lugar de argumentos, hace una utilización partidista y sectaria de todos los instrumentos del Estado que tienen a su alcance".


Por otra parte, en relación a las críticas del portavoz de PSOE en la Asamblea de Madrid, Rafael Simancas, Güemes incidió en que, como señaló la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en el Debate sobre el Estado de la Región, "es metafísicamente imposible defender al Gobierno de Zapatero y a la vez mantener una postura digna en cuanto a la defensa de los intereses de los madrileños".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba