Así fue la discusión entre los líderes de Ciudadanos y Podemos Albert vs Pablo: rompedor debate con 'todos contentos menos la camarera'

Albert vs Pablo: rompedor debate con 'todos contentos menos la camarera'
Albert vs Pablo: rompedor debate con 'todos contentos menos la camarera'

Évole arrasa con récord, el público gana con un 'cara a cara' político inédito y novedoso, y los dos partidos se dan por vencedores. Pero el dueño del bar solo vende tres cafés, bromea la red

Jordi Évole arrasa con récord histórico de audiencia, los espectadores ganan con un cara a cara inédito y rompedor, Ciudadanos y Podemos se dan por vencedores. Pero "el dueño del bar sólo vende tres cafés entre tres horas", bromean muchos en la red.

Así, a grandes rasgos, podría resumirse el regreso de 'Salvados' que, con un debate entre Pablo Iglesias y Albert Rivera, arrancaba su nueva temporada en laSexta este domingo 18 de octubre ante 5.2 millones espectadores (25.2%).

En este cara a cara, que ya fue valorado por el presentador de 'Salvados' este 19 de octubre, se pudieron extraer varias claves:

En primer lugar, ni modelo americano ni británico, Évole inauguró, con su entrega, el debate político en el bar "made in Spain", porque no hay nada más español que un bar. El Tío Cuco de Nou Barris (Barcelona), la localización escogida, fue un escenario cañí rompedor, para un género televisivo de estas características.

Se vio a un Albert Rivera más directo y enérgico y a un Pablo Iglesias más sosegado a la hora de responder en un debate que quedó en tablas en la dialéctica política. Mientras tanto, Évole era el que salía como verdadero ganador por su tanto en innovación periodística dentro de la pequeña pantalla.

Al cierre del debate, en programas posteriores como 'El Objetivo' de Ana Pastor, la frase más extendida como cliché popular de rostros de las dos fuerzas políticas -y votantes de cada una- se repetía una vez más y según se mire. "Uno se ha comido con patatas al otro".

¿Quién ganó? Rivera empezó más fuerte y sedujo más que su oponente en la primera parte, pero luego, en el test rápido de preguntas y medidas, fue más convincente y seguro en sus respuestas Pablo Iglesias. No se puede hablar de un ganador claro. Hubo un empate.

Tras la emisión, en Twitter, los dos líderes se desearon buena suerte:

Évole, por su parte, también se mostró agradecido al público, a Rivera e Iglesias, y al bar que tanto ha generado comentarios y hasta memes en las redes sociales:

Alguna vez pagaron "en negro", una de las confesiones de la noche

Asimismo, el presentador de 'Salvados' sacó a los estandartes de Podemos y Ciudadanos uno de los titulares de la noche: alguna vez pagaron "en negro". "Porque en este país...", se justificaban los dos. También les sacó en un momento "los colores", al comentar que decían"más tacos que yo" a la hora de mantener el debate.

Camino al debate en coche y contacto con la gente en la calle

Antes de sentarse a charlar, Évole propuso una original manera para arrancar la entrega en laSexta. Pablo Iglesias y Albert Rivera acudieron al bar juntos en un coche.

Previo al cara a cara, estuvieron hablando de cómo están preparando la campaña de las elecciones generales, cómo han vivido las anteriores, cómo afrontan el nuevo año, y cómo están viviendo esta fama repentina.

Mientras tanto, los vecinos del barrio donde se encontraban narraban cómo es su día a día tras la crisis, cómo ven la situación política y qué opinan del líder de Podemos y del líder de Ciudadanos hasta que los dos políticos se encontraban con Jordi."Es una imagen inédita: Pablo Iglesias y Albert Rivera dentro de un coche juntos".

“Han protagonizado una caída del muro de Berlín en los debates”

Terminado todo, Évole valoró la evolución de ambos: “Pasaron por ‘Salvados’ hace un año. Albert está muy fuerte, de subidón. Se le nota y se lo cree. Y Pablo tiene ese punto de que la carrocería del coche en 1 año se la han ido abollando. Él confía y sabe que queda tiempo, pero esa metáfora que usamos con el coche de Alonso creo que es acertada”.

Se mostró orgulloso por el papel de los dos políticos: “Había momentos muy frescos, muy naturales en los que eran ellos”. “Me dijeron que se lo habían pasado bien, que habían estado cómodos. Que era otra manera de comunicar en política. Que pasase lo que pasase, se abría una nueva etapa en la discusión política. Yo si fuera ellos me sentiría muy orgulloso de haber protagonizado una caída del muro de Berlín en los debates”.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba