Entrevista (2ª entrega) Alberto Carullo: "Veo complicado que Cuatro alcance un 5% en sus comienzos"

El director de Antena de Telecinco conversó largo y tendido con Vertele

Vertele les ofrece hoy la segunda entrega de la entrevista a Alberto Carullo, Director de Antena de Telecinco, en la que comenta, entre otros temas, el futuro estreno de Cuatro y las previsiones que hace su cadena, en el nuevo escenario, sobre el reparto de audiencias en televisión. Carullo también comenta la "guerra" del late night sin Javier Sardá, la relación con las productoras y sus opiniones sobre el debate sobre la "telebasura".

¿Cómo prevé Telecinco que afectará el estreno de Cuatro a la cuota de audiencia que actualmente tiene su cadena?

Es una cuestión aritmética. Como el conjunto de audiencia de todas las cadenas suma 100, está claro que si hay más cuota a dividir, el reparto se modificará. Pero al mismo tiempo, creemos que Telecinco es la cadena más fuerte desde hace tiempo y la que tiene una programación más consolidada y resistente a la hora de recibir a una emisora nueva. Está claro que habrá una incidencia a causa de la entrada de Cuatro, y también sufriremos las consecuencias del estreno de otro operador nacional. Pero es difícil hacer una previsión hasta que no se vea la parrilla. Porque no sólo se trata de los productos que tengan, sino de cómo los ordenen en la rejilla.

¿Qué cuota cree que tendrá Cuatro en sus comienzos?

No sé, porque no tengo conocimiento directo de lo que piensan hacer, pero creo que ellos están hablando de una cuota de mercado inicial cercana al 5%, según sus propias previsiones.

¿Le parece razonable que aspiren a esa cuota en sus comienzos?

No sé realmente, porque no conozco su parrilla completa, sólo lo que ha ido trascendiendo. Pero de entrada, me parece complicado que alcancen un 5% en noviembre o diciembre. Es cierto que tendrán un gran despliegue mediático que les ayudará, pero objetivamente, creo que es complicado para un canal recién llegado conseguir esa cuota, y sobre todo, mantenerla de forma sostenida. Pero es una valoración previa, sin conocer su parrilla, porque ellos saben lo que tienen entre manos y yo no.

¿Cómo han afrontado el primer mes sin Javier Sardá? ¿Le echan mucho de menos?

Desde el punto de vista de su presencia, por supuesto que le echamos mucho de menos, porque es un presentador que tenía una asociación especial con Telecinco. El espíritu del programa y su manera de hacer las cosas era muy coherente con la cadena y ha marcado un momento en la historia de esta emisora. Pero desde el punto de vista de las audiencias, lo cierto es que estamos compitiendo muy bien, a pesar de que no tenemos desplegado todo lo que hemos pensado para afrontar esta nueva situación. Estamos introduciendo novedades de forma paulatina. De momento no nos quejamos en absoluto de los resultados de audiencia que estamos obteniendo esta temporada en esta franja.

Se rumorea que Sardá podría haber descansado ya lo suficiente y regresar a Telecinco antes de tiempo, incluso en enero… ¿Es posible?

No, creo que todavía le queda tiempo por descansar. Él está encantado de la vida. No está previsto que vuelva en enero, y ni siquiera lo hemos mencionado, porque es pronto.

¿No asusta un poco la competencia con Pepe Navarro?

No lo sé, es difícil saber antes de ver cómo va a ser su programa, pero creo que Pepe Navarro será una competencia más directa con “Buenafuente”, por tener una tipología de programa similar. Conocemos al Pepe Navarro de hace años, tanto el de Telecinco como el de Antena 3, pero lo que todavía no sabemos es si el Pepe Navarro de TVE será el mismo de antes o cambiará algo.

¿Tienen previsto algún late-night de autor, aunque sea semanal?

De momento no, solamente el de Carolina Ferre. En principio no tenemos un espacio de late night “de autor”, es decir, construido alrededor de un personaje, como puede ser el de Carolina, Buenafuente o próximamente el de Pepe Navarro.

Han desvelado sus propuestas de late night para todos los días de la semana excepto el miércoles, donde de momento continúan las reposiciones de “Hospital Central”. ¿Guardan algún “as en la manga” para ese día?

Pues ya nos gustaría que fuera un as (risas), pero es pronto para saberlo. Está claro que al no tener un late night tan fuerte como “Crónicas Marcianas”, tenemos que ir probando cosas nuevas. De momento estamos tratando de configurar una oferta competitiva, pero intentando que sea diferente cada noche, como “TNT”, el programa de Carolina Ferre, la investigación de Mercedes Milá y el humor de “Agitación + iva”. Pero sí, habrá más cosas. Lo único que puedo decir es que no tendrá las características propias de un late show, como puede ser el de Carolina Ferre o Andreu Buenafuente.

Algunos publicitarios perciben que Telecinco se ve cada vez más en solitario que Antena 3 o TVE, que se consume más en grupo. A comienzos de año se presentó un estudio que revelaba este hecho. ¿Les preocupa tener una programación menos “familiar” que la de otras cadenas?

No, porque la tendencia general es que el consumo de TV es cada vez más individualizado, pero en todas las cadenas en general, no sólo en Telecinco. Con el transcurso del tiempo se ha ido instalando el segundo y tercer aparato en los hogares. Esto realmente produce una fragmentación a la hora de ver la TV. Pero no es algo tan fuerte como para considerarlo un elemento de diferencia de Telecinco en relación con otras cadenas, la verdad.

Cada vez es más frecuente que una misma productora trabaje al mismo tiempo para cadenas diferentes, en formatos similares, que en ocasiones incluso llegan a competir entre sí… ¿Cómo lleva esto la cadena?

Al final es inevitable que suceda, por lo que la cadena no puede poner especial remedio. Cuando una productora tiene un volumen de producción importante, es probable que coincidan sus programas en más de una televisión al mismo tiempo, porque la decisión en la programación es de la emisora. Las productoras se exponen al riesgo de que las cadenas enfrenten dos productos de la misma casa. Cada uno tiene que correr con su parte de responsabilidad y de riesgo. Pero Telecinco no tiene problemas con esto porque consideramos que el producto que recibimos por parte de las productoras, aunque estén trabajando a la vez para otras cadenas, no perjudica a lo que al final se nos entrega. Es algo que hay que aceptar y que las productoras deben llevar con absoluta y extrema responsabilidad. Hay casos especiales, claro está, en los que tenemos establecido algún contrato de exclusividad concreto con algún presentador o actor, porque consideramos que compartirlo devalúa el producto.

Últimamente no se habla tanto de la “telebasura” y la protección infantil como la temporada pasada… ¿Es porque las cadenas están cumpliendo el código, o simplemente, el debate está “dormido” pero despertará en cualquier momento?

El debate de la “telebasura” es un hecho histórico. En la trayectoria de las televisiones comerciales siempre ha habido momentos en que esto se ha convertido en un tema importante. Pero realmente, ahora no hay motivo para volver a ese debate. Como operadores, todos somos responsables. Pero francamente, no creo que los contenidos de televisión generen ninguna alarma social como se ha dicho.

Pero en los programas más polémicos, como por ejemplo “Aquí hay tomate”, ¿compensan todas las críticas y demandas que suelen generar este tipo de espacios, en relación a la audiencia que reportan?

No es una cuestión de compensar o no. Tampoco me parece que “Aquí hay tomate” esté tanto en el ojo del huracán, aunque pueda haber una parte de la opinión pública para la que sí. Siempre hay algunas personas que se sienten personalmente ofendidas, pero esto es una cuestión que atañe a la conciencia de cada uno. No es un hecho consustancial al “Tomate”. Puede que haya habido épocas más agresivas, pero hoy día, no es más que un informativo del corazón con mucha ironía.

El "Tomate" ha renovado su diseño esta temporada. ¿Han variado también en algo los contenidos?

Hemos vuelto un poco al espíritu inicial del programa, que era hacer un informativo del corazón. Creo que es difícil encontrar un programa tan bien realizado como “El tomate”. Como televisión, es indudable que es muy buena televisión. Es cierto que a veces ha podido generar algún tipo de polémica, en ocasiones por exceso de mordacidad. Por eso la idea es recuperar ese espíritu inicial de informativo del corazón, que es donde estaba la clave de su éxito, con un cierto tono de crítica que se presta en el mundo de la prensa rosa.

¿Han notado que el programa genere menos demandas o críticas desde que se ha rebajado la agresividad?

Yo creo que sí, que esta temporada se ha normalizado bastante, dentro de lo que es una televisión en directo, que siempre genera llamadas, porque siempre habrá alguien que se sienta ofendido si se dice algo sobre él o a ella que no le gusta. El “Tomate” siempre ha utilizado unos recursos que a algunos les puede resultar más difícil de aceptar que a otros.

-Primera entrega de la entrevista a Alberto Carullo: "Hemos ampliado nuestro target comercial hasta los 59 años"

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba