Entrevista (Primera entrega) Alberto Carullo: "Hemos ampliado nuestro target comercial hasta los 59 años"

Vertele ha conversado largo y tendido con el director de Antena de Telecinco

Hoy ofrecemos la primera entrega de una extensa entrevista a Alberto Carullo, en la que el directivo de Telecinco analiza en profundidad el arranque de temporada, los objetivos de la cadena de Fuencarral para el presente curso y el funcionamiento de su franja vespertina, entre otras cuestiones.

¿Cómo valora el arranque de temporada y el resultado de Telecinco en septiembre?

Estamos absolutamente satisfechos, a pesar de los titulares del mes de agosto, porque pensamos que ser líder no es algo episódico, como puede ser ganar agosto, sino que ocupar una posición de liderazgo es algo más que ganar un mes y requiere poderlo confirmar en el tiempo, que es lo que ha ocurrido durante toda la temporada pasada, cuando se juega la liga mayor. Desde la lógica de una TV comercial, agosto es el mes menos importante. Con la rejilla habitual en marcha, y a punto de cerrar septiembre, estamos en clara posición de liderazgo.

En septiembre han recuperado el liderazgo perdido en agosto. Pero parece que la distancia con Antena 3 se ha reducido en relación a la temporada pasada…

No es así. En los primeros 25 días de septiembre Telecinco tiene un 22.7% frente al 22.1% del mismo periodo, mientras que Antena 3 tiene un 21.5%, idéntico resultado al mismo tramo de 2004. Por tanto, hemos crecido respecto a septiembre del año pasado. Lo que sí ha podido cambiar es la diferencia con Antena 3 en algunas franjas concretas, pero no en el total día.

¿Qué objetivos se marca Telecinco para la nueva temporada?

Conservar la posición conquistada en términos generales, seguir manteniendo el liderazgo en el target comercial, que por otro lado, se ha actualizado. Durante años habíamos definido como TC el segmento de 13 a 55 años. Pero a partir de este otoño, hemos ampliado este target hasta los 59. Hemos tomado esta decisión porque en las últimas temporadas todo nos indicaba que la sociedad ha evolucionado, y la franja de 55 a 60 años ya no presenta realmente ninguna diferencia significativa con respecto a las edades inferiores, tanto desde el punto de vista cultural, como de consumo de bienes, relación con los medios, etc. Por tanto, hemos creído conveniente ampliar el espectro de edades que manejamos.

¿Cómo va a afectar este cambio a la programación de Telecinco? ¿Vamos a ver a partir de ahora programas en Telecinco que antes hubieran “chocado”?

No es que vaya a cambiar la programación. Lo que ocurre es que creemos es que no se aprecia mucha diferencia en la forma de ver la TV que tienen los menores de 55 años con los de 59. El corte más brusco se produce a partir de los 64. Sólo a partir de ahí nos encontramos con un público más tradicional y conservador. Una cadena que compite en el mercado generalista debe llegar con suficiente fuerza a un espectro amplio. Venimos comprobando que la programación que habíamos diseñado para el target comercial tradicional, el de 13 a 55 años, conectaba igualmenente bien con los espectadores de hasta 59 años, por lo que hemos decidido incorporarlo oficialmente a la definición del TC. El target que estamos manejando desde hace ya algún tiempo es el de 16 a 59.

Esta temporada, el rendimiento de Telecinco en la franja de tarde es menor que en la pasada, en lo cual ha tenido que ver el éxito de programas de la competencia como los "Gavilanes", "Frijolito", "Estoy por ti" o "El Millonario", ¿pero qué cree que ha fallado con “El pasado es mañana”?

Es difícil saber con exactitud qué es lo que ha fallado. Nosotros seguimos confiando en el producto. Tal vez haya sido una cuestión de “timing” (oportunidad). A veces, cuando ya hay instaladas varias series diarias en otras televisiones, si uno llega después le resulta más complicado hacerse un hueco porque puede encontrar cierta resistencia por parte del público. Quizá el problema estuvo en la hora a la que se emitía, porque al ir después de las otras, tal vez el público ya no quería ver más telenovelas. No sabemos exactamente. De momento hemos decidido ofrecer un compactado semanal en la tarde del sábado, concentrando las tramas y resumiendo cinco capítulos en uno largo.

¿No contemplaron la posibilidad de llevarla al prime time y tratar de conseguir un éxito como el de “Arrayán” en Canal Sur o “Ventdelplà” en TV3?

Hay que trasladar con cierta cautela los resultados y estrategias de otras televisiones. Canal Sur tiene un perfil de cadena más adulto, que no tiene nada que ver con el de Telecino. Tradicionalmente, Telecinco siempre ha programado entre el informativo de noche y el prime time espacios de humor o, al menos, que tengan mucha agilidad narrativa (como el resumen de “Operación Triunfo” en la actualidad), pero siempre han estado dirigidos a un público joven, ya que la oferta alternativa que existe a esa hora en las otras cadenas son informativos, y ya sabemos que el público adulto es el más fiel a la información.

Si “El pasado es mañana” tampoco funcionase en sábado… ¿le darán alguna otra oportunidad o la cancelarán definitivamente?

Si tampoco funciona, ya buscaríamos otra posibilidad de emitirla porque confiamos en el producto, bien sea en la propia Telecinco o quizá en alguno de los futuros canales de TDT.

También dijeron que “Los 80” volvería... ¿Qué pasó?

Es cierto que finalmente no volvió, pero este caso es diferente porque no es cuestión de reestructurar el producto. Por ejemplo, en el caso de “Agitación + Iva”, dijimos que pararíamos para mejorarlo, porque veíamos que había potencial, y al final ha merecido la pena. El caso de “El pasado es mañana” es distinto porque ya están grabados los episodios y no se trata de trabajar sobre el producto.

Precisamente, ha sorprendido que Telecinco encargase hasta 130 capítulos de esta serie, con tanta antelación y sin tener un hueco definido en la parrilla. ¿Es habitual este sistema de producción?

En general, en Telecinco trabajamos los proyectos con mucha antelación y éste es, precisamente, uno de los grandes logros de la cadena. En ocasiones avanzamos a los medios proyectos que todavía están en fase embrionaria. Desde que hablamos de una serie hasta que se emite puede pasar mucho tiempo.

Es cierto que con “El pasado es mañana” quizá trabajamos con demasiada previsión, ya que la encargamos muchos meses antes de que tuviera una ubicación definida. Pero esto ocurre con muchos otros programas. Por ejemplo, de aquí a noviembre tendremos que prever todo el presupuesto de 2006 y diseñar una rejilla para todo el año, lo cual es realmente complicado. En definitiva, estamos obligados a trabajar con antelación por si falla alguna pieza y hay que reponerla rápidamente. Pero compensa mucho más trabajar de esta manera y tener “averías” puntuales como la de “El Pasado es Mañana”, que no tener nada disponible para reponer si algo falla.

El resto de series que están preparando actualmente, como la de Juan José Campanella, ¿también se graban con tanta antelación?

Sí, ya se están rodando capítulos de “Vientos de agua”. Lo normal con las series es ir grabando con unas semanas o meses de antelación, pero ésta en concreto se rueda del tirón porque es un concepto diferente de serie. Está pensada como si fuera una película en trece episodios. Es un proyecto especial que nos ha llevado a asumir ese riesgo.

A juzgar por el éxito de “Pasión de gavilanes” y “Amarte así, Frijolito”, ¿se puede decir que vuelve la fiebre del culebrón latinoamericano?

Es algo cíclico. TVE ya tiene una franja asentada donde tradicionalmente siempre le funcionan las telenovelas, más o menos, dependiendo de los títulos. Antena 3 acertó con “Betty, la fea”, pero después vinieron varios fracasos como el de “Él Inútil” y otros. La última telenovela que funcionó en Telecinco fue “Topacio” en los 90 y después hemos hecho algún otro intento que no ha cuajado.

¿Ha renunciado Telecinco a este género o tienen pensado comprar alguna telenovela latina? Sobre todo ahora que han ampliado el target hasta los 59 años...

Hay que identificar muy bien el producto. Son fenómenos que se producen de vez en cuando. De pronto, surge un producto con unas características especiales que conecta con el público, como ocurrió hace unos años con “Betty, la fea”, pero eso no quiere decir que todos vayan a funcionar.

¿Les ha dado el resultado esperado la estrategia de trasladar el resumen de “OT” a la tarde?

Sí, ha sido una estrategia acertada, porque entre “Frijolito” y el resumen de OT, hemos llevado a “Pasión de gavilanes” a un 22% del 32% en el que estaba antes.

El cambio ha servido para reforzar la tarde, pero al mismo tiempo, la audiencia en su prime time diario ha caído 4 puntos con “Camera Café”…

También estamos satisfechos con los resultados de “Camera café”, porque para tratarse de un espacio que acaba de arrancar, muestra una curva muy positiva. Hubo un día que llegó a un 30% en su tramo final y en general da buenas señales.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba