Esperpento El Alcalde de Marbella y Jesús Gil se acusan mutuamente de corrupción en “Salsa Rosa”

Julián Muñoz, Alcalde de Marbella, debate sus diferencias “políticas” con el líder del GIL en el programa de crónica rosa de Telecinco. Los dos "personajes" se citaron para un auténtico "cara a cara" el primer sábado despés de la moción de censura

Los problemas que enfrentan al actual Alcalde de Marbella y a Jesús Gil, líder del partido GIL y ex Alcalde de aquella ciudad, se dirimieron ayer en “Salsa Rosa” en Telecinco. La elección del programa no es casual: ambos han teñido sus mandatos de un intenso color rosa, de frivolidad y de falta de rigor.

Gil a Muñoz:"A un concejal le has ofrecido 50 millones y a otro 500"

El diálogo fue jugoso y subido de tono. Julián Muñoz le pregunta a Gil."Cómo es posible que el PSOE apoye la moción..." y le contesta Gil: "Yo llegué millonario a Marbella y tú estabas tieso". Más adelante Muñoz le replica: "Quiero decirle al pueblo de Marbella que vamos a ver lo que pasa en la moción, porque parece ser que hay tres concejales del PSOE que no están de acuerdo..." y Gil suelta, sin cortarse: "A uno les has ofrecido 50 millones esta mañana para comprarle, y antes de ayer a otro 500. ¿De dónde sacas tanto dinero?". A lo que Muñoz, diciéndola más gorda, asegura: "Eres un embustero...de los convenios que tú firmabas y te lo llevabas". Acaba Gil: "Estás jodido, te van a echar por todo lo que yo sé".

El debate tuvo una característica insólita: no se vieron en el plató. La discusión fue a pantalla partida, con una cámara cada uno, y siguiendo los argumentos de su rival a través de la televisión. Si hubieran compartido espacio físico, a saber lo qué hubiera pasado, puesto que los insultos y descalificaciones se prodigaron constantemente: “Eres un golfo y un mentiroso”, le dijo Julián Muñoz a Gil. Y el ex alcalde le replicaba que no sabía debatir y que no tenía nivel y “tablas” para discutir con él en televisión.

Julián Muñoz acusó a Gil de haberse metido con su vida privada. Jesús Gil ha opinado en todos los medios que le han querido grabar sobre la relación del edil marbellí con Isabel Pantoja y ha dicho, concretamente, que Marbella no quiere a la tonadillera como alcaldesa. Y parece que esto ha herido a Muñoz y ha sido uno de los detonantes de su ruptura con el constructor.

Las acusaciones sobrevolaron constantemente el programa. Julián Muñoz acusó a Gil de haber perpetrado un “golpe de Estado a la democracia”. En aquel momento aprovechó para despedirse, recoger sus papeles y asegurar que se iba “porque le esperaba una cena de cumpleaños”. Le estaba esperando Isabel Pantoja, que cumplía. Pero el temor al qué dirá éste cuándo me vaya parece que le convenció para quedarse, lo que provocó comentarios irónicos de Gil sobre el aniversario: “Felicítela de mi parte”, le dijo. “Gracias por la falsedad”, contestó Muñoz. La referencia al aniversario sirvió por lo menos para que, al acabar el debate, pasadas las doce de la noche, tertulianos y presentador le cantaran “Cumpleaños feliz” a Isabel. Todo un esperpento.

Los maletines, tema central

La televisión ha convertido los debates políticos en el mejor “reality”. Después del espectáculo de la Comisión de investigación de la Asamblea de Madrid, las acusaciones de Gil y Muñoz no tienen precio. El Alcalde de Marbella acusó a Gil, al hablar del caso Belmonsa, de que la responsabilidad de su imputación en este asunto es suya: “Me has obligado a firmar todo, pero lo has hecho tú todo, te he perdido el respeto, Jesús Gil”. Julián Muñoz está imputado por un delito contra la ordenación del territorio y otro de prevaricación, pero mantiene que no es responsable de nada porque, le decía a Gil, “imponías la firma de convenios, de sociedades, de todo”, aseguraba. “A lo mejor es que has sido un servil”, respondía Gil.

Gil acusó al alcalde de haber convertido el Ayuntamiento en una “casa de atracos”. Sobre su actuación política en el Ayuntamiento de Marbella, Jesús Gil aseguró: “Las mociones de censura están dentro de la democracia” y sobre la oposición le dijo a Muñoz: “Los prefiero a ellos, que me han dicho de todo, pero a la cara. No tienes personalidad ni seguridad en ti mismo”.

Gil acusó a Muñoz de haberse llevado dinero del partido durante la campaña y citó al Alcalde a un “cara a cara” de verdad, para mirarse a los ojos; reto que Muñoz aceptó sin pestañear. Se citaron para el primer sábado después de la moción de censura.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba