Entrevista Alejo Sauras: "Los Serrano debieron acabar antes, pero el dinero manda"

El actor participa ahora en la serie "Cazadores de hombres"

Alejo Sauras participa en la nueva serie de Antena 3 "Cazadores de hombres". El actor, que interpretó durante cinco años a Raúl en "Los Serrano", pretendía alejarse un tiempo de la televisión pero no pudo "resistirse a este proyecto", bien diferente a los que el mallorquín ha desempeñado anteriormente.

Centrado de momento sólo en esta serie, el actor se pone ahora en la piel de un duro delincuente que decide apoyar a la Justicia por una deuda del pasado.

¿Le ha costado afrontar a "El Tila" en "Cazadores de hombres"?

El cuerpo me pedía cambiar de registro y es algo que me encanta hacer. El personaje me gusta mucho. En mi vida he estado detenido, pero tengo amigos del instituto que se parecen mucho a él, por lo que no me parece un personaje lejano.

Pero se había planteado darse un descanso tras finalizar "Los Serrano"...

Sí, y de hecho estaba decidido. Me iba fuera una temporada, pero "El Tila" me sedujo mucho. Cuando leí el proyecto, sabía que si no lo cogía me arrepentiría.

¿Cree que se alargó demasiado el final de la serie?

Me enteré del final por Internet cuando estaba de vacaciones. Debió acabar antes, pero el dinero manda y tuvimos que seguir. Por lo menos tuvimos la oportunidad de darle un final, gustara o no al público. Yo creo que la última secuencia fue como un regalo al espectador para que no tuviera un mal sabor de boca. Creo que se consiguió dar al espectador algo que no se esperaba.

¿Este personaje le ha ayudado a quitarle el sello de actor juvenil?

Es algo que va un poco con la edad, aunque los actores que interpretan a adolescentes siempre son más mayores. Tuve un momento en el que encontré un trabajo que gustaba a esa franja de edad, pero ahora ya tengo casi 30 años y me toca encarnar a otros personajes. Hacer de adolescente me ha cansado, pero esto no quita que vuelva al instituto para interpretar a un profesor, pero ya no tengo la edad para hacer de estudiante.

¿Echará de menos a Raúl?

Raúl es un personaje con un corazón muy noble y mucha valentía, es un chico muy íntegro y no sé si lo habré conseguido, pero me gustaría que se hubiese pegado un poco de esa integridad que le caracteriza.

¿Va a compaginar el rodaje con otro proyecto?

Dentro de unos meses se estrenará posiblemente una película en la que actúo, pero de momento me centraré en la serie, aunque quiero hacer cine. Cada año me gusta hacer una película por lo menos, pero me he comprometido con esta serie.

¿Le gusta más el cine o la televisión?

Prefiero el cine, aunque son dos medios distintos, no son ni mejor ni peor. Lo bueno es que en esta nueva serie he rodado de momento todo en exteriores y de una manera muy parecida al cine, lo que me gusta. De todas maneras, la televisión me ha dado mucha popularidad, porque en este país parece que si no vienes de este medio no eres nadie.

¿Y no le apetece hacer teatro?

Sí, pensaba empezar alguna obra después de mi descanso, pero lo dejaré para dentro de un año.

¿Se siente encasillado en la comedia televisiva?

No, porque en los cinco años durante los que he actuado en "Los Serrano" he hecho unas siete películas, con lo cual no lo siento. He interpretado a un chico alocado en la serie, pero también he actuado en otros trabajos como profesor de matemáticas, e incluso de zombie en una película estrenada en el Festival de Sitges. Y para saber si lo he hecho bien, suelo llevar a mi hermana, que me da el visto bueno y además es muy crítica.

¿Siempre ha querido ser actor?

No era algo que buscara. Haciendo pellas, fui a Antena Tres con un amigo, a acompañarle a un casting para la serie "Menudo es mi padre", y ahí hice un par de capítulos.

¿Le queda algo de "Al salir de clase"?

Aquellos fueron de los mejores años de mi vida. Conocí a gente maravillosa, fue una maravillosa cantera de actores. Aquella ha sido la época en la que más me ha sorprendido la vida, pude hacer muchas cosas y las disfruté todas.

¿Siente que ha cambiado tras tu éxito mediático?

Seguramente haya cambiado un montón, pero empecé muy joven, hace más de diez años, así que la popularidad ya forma parte de mi vida, no sé como sería yo si no.

Lo único bueno del paso del tiempo es que te sientes un poco más seguro de lo que estás haciendo, pero sólo un poco. Vas sabiendo lo que no debes hacer, a lo mejor todavía no sabes cómo lo tienes que hacer pero sí como no hacerlo. Vas conociendo a los compañeros con los que trabajas y eso aumenta tu confianza.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba