Entrevista Álex O'Doherty: "Gonzalo y yo no hemos parado de hacer el idiota en el rodaje"

El policía del pueblo en "Doctor Mateo" habla de su experiencia en la serie de Antena 3

El actor Álex O'Doherty interpreta al policía Alfredo Escobar en "Doctor Mateo", la serie que Antena 3 emite cada domingo en prime time.

O'Doherty, que también participa en "Camera café" (Telecinco), confiesa que el rodaje en Asturias ha sido más "parecido a una excursión de fin de curso" que a una grabación de una serie, según explica en esta entrevista de Antena 3.

¿Cómo es su personaje?

Se llama Alfredo Escobar y es el policía del pueblo, el único que tiene. Es un joven un poco inocente y algo peliculero. Se rige mucho por las normas y quiere que se cumplan, pero luego la gente no le toma demasiado en serio. Eso sí, le tienen mucho cariño y aprecio. También es muy enamoradizo.

¿Por qué está deprimido?

Tiene ciertos problemas de autoestima, de la que anda regular, dependiendo del día. Además, no tiene suerte con las mujeres. Tiene motivos (risas).

¿Cómo fue el rodaje de la serie en Asturias?

El pueblo es maravilloso, el rodaje fue idílico aunque para mí un poco duro porque también tenía ensayos de teatro al mismo tiempo y no pude disfrutarlo mucho. Iba, rodaba y me marchaba. Alguna tarde suelta fui a la playa y poco más, pero sólo viviendo allí se disfruta, porque es increíble.

Recuerdo las cuestas... Los primeros días las bajaba, pero después, si no era para grabar, no lo hacía porque luego había que subirlas otra vez e intentaba que me llevara un coche. Había un restaurante al final del pueblo muy bueno, pero no volví porque el camino de vuelta era tan largo que perdías todo lo que habías comido (risas).

¿Cómo era la relación con sus compañeros de rodaje?

Con los que conocía, genial, y a los que no, pues también muy bien. He descubierto en Gonzalo (de Castro) un compañero de payaseo impagable porque creo que hemos batido el récord de hacer el idiota fuera de un rodaje... porque dentro no hemos podido (risas). Es que el rodar tan lejos ha sido muy parecido a una película, porque estábamos todos en un hotel y parecíamos una excursión de fin de curso.

¿Recuerda alguna anécdota?

Pues que el tiempo que nos hizo fue excepcionalmente bueno, y de los seis meses de grabación sólo un día hubo que suspenderlo por lluvia.

En mi caso, al estar vestido de policía, cuando iba por el pueblo mucha gente me paraba y me preguntaba direcciones o sitios y yo no sabía cómo explicarles que yo no era un policía de verdad y me miraban con una cara rara y me decían: “¿Cómo que no eres de verdad?”. Les tenía que contar que estábamos grabando una serie. Eso sí, cuando sabía donde estaba lo que me preguntaban, se lo decía.

¿Cómo se veía con el traje de Policía?

Pues como iba de amarillo limón he sido el gran suplicio de José Luis Alcaide, el director de Fotografía, porque se me veía a mí y a todo lo que me rodeaba de color amarillo. Con la fotografía tan bonita que hay, ese amarillo lo estropeaba un poco (risas).

En los primeros capítulos lo llevo, pero luego me lo cambiaron por uno azul oscuro mucho más discreto. Los policías de allí me han ayudado mucho, me miraban el uniforme para ver si lo tenía bien, han sido muy amables.

¿Le gustan las armas? En la ficción, claro.

Es que Alfredo no ha tenido que sacar la pistola en ningún momento. Si mi personaje tuviera que sacarla, se asustaría un montón y se le caería al suelo (risas).

¿Cómo ha sido volver a coincidir con Esperanza Pedreño en un rodaje?

Maravilloso la verdad, ya nos llevábamos muy bien en la otra serie y aquí también. Es muy bonito para los dos porque cambiamos totalmente de registro, sobre todo para mí que es un cambio radical respecto a mi otro personaje. Ella hace un personaje muy bonito y muy divertido. Me hace mucha ilusión que Esperanza esté en esta serie.

¿Qué consejo le darías a Alfredo?

Que se aprecie un poco más. Aunque también me gustaría que siguiera así, pobrecito, que es muy bueno.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba