Todo sobre "Los Algos", que han invadido las mañanas de Cuatro

"Los muñecos del siglo XXI" para niños de 3 a 12 años

Cuatro estrena el sábado 14 de julio su apuesta de programación infantil con la llegada a la cadena de “Los Algos”, unos muñecos de última generación que encarnarán a los habitantes del planeta Algoria.

Ideados por Pol Mainat, Daniel Cerdà (Los Lunnis), Jaume Copons (Barrio Sésamo) y Óscar Julve, “Los Algos” llegan a Cuatro de la mano de Gestmusic para convertirse en la programación infantil de referencia de la cadena. Todo ello, con un objetivo bien definido: “captar la atención de los niños, y divertirles mediante la fantasía, el humor, la música o la aventura, aportándoles, además, elementos que les ayuden a situarse en su entorno”, informa la cadena.

Algoria, el fantástico planeta de “Los Algos”, es un lugar que combina lo que los niños quieren con lo que los adultos consideran apropiado para ellos.

Dirigido a una audiencia infantil de entre 3 y 12 años, el espacio, que Cuatro emitirá diariamente todas las mañanas de lunes a domingo pretende divertir y entretener mediante “historias y argumentos construidos en clave de humor y expresados en un lenguaje moderno y directo”.

“Se huirá del tono didáctico y se apostará por la imaginación”

Decorados, números musicales y efectos especiales conformarán los contenidos del programa, que “huirán de un tono didáctico y pedagógico para apostar por la imaginación y el entretenimiento”. Las piezas protagonizadas por “Los Algos” ofrecerán diferentes niveles de comprensión y aceptación para tratar de acercarse a todos los targets.

Los personajes de Los Algos viven situaciones y conflictos muy en la línea del cine de animación actual (Dreamworks, Pixar, etc…). El humor, la música y una realización del estilo del cómic, son marca del programa. La producción musical se ha cuidado de una manera muy especial: en ella colaboran diversos productores entre los que se encuentran Carlos Jean, Ten Productions o Pep Lladó…

Un amplio equipo de profesionales que provienen de la televisión infantil (Barrio Sésamo, Los Lunnis, Hello Hoobs, Planeta Imaginario…) ha logrado unos decorados creados a partir de distintas maquetas. Los programas de realización, animación, posproducción y 3D tratan de dotar a Los Algos de una identidad distinta dentro del género infantil.

En total, más de 100 profesionales (entre actores de doblaje, titiriteros, personal técnico y artístico) consiguen que Los Algos sea “la adecuación del mundo de los muñecos al siglo XXI”. De ese centenar, más de la mitad es el equipo de rodaje responsable de una factura muy “cuidada, postproducida más tarde en un tiempo récord por un equipo de especialistas en edición digital y diseño 3D”. Además, 12 actores de doblaje son los encargados de poner las voces de los 16 personajes de Los Algos.

Un lugar llamado Algoria…

En un lugar muy alejado de la Tierra encontramos el planeta Algoria. Allí habitan Los Algos, unos seres muy especiales que tienen la virtud de aparecer o desaparecer por arte de magia, así como la capacidad de teletransportarse y trasladarse así al planeta Tierra cuando sea necesario. Por lo demás, su comportamiento socioemotivo y su capacidad de adaptación a los diferentes entornos sociales son idénticos a los de los humanos.

Ahora bien, el hecho de que sean unos seres “extraterrestres” con una morfología a medio camino entre el monstruo y el ser humano, les dota de unas posibilidades histriónicas y cómicas excepcionales. Sus comportamientos son arquetípicos y un poco locos. Son muy  exagerados en todas sus acciones: pueden pasar de la risa al llanto, del nerviosismo a la quietud, de la jocosidad a la gravedad, de la sensatez a la locura,… y todo ello de manera casi instantánea.

El nivel de desarrollo tecnológico de Los Algos es muy parecido al de los humanos, por lo que utilizan objetos cotidianos (radios, televisores, lavadoras, etc..) que son propios de la civilización humana, sin tener que justificarlo, y reforzando más si cabe el correlato establecido con los humanos.

El ciclo vital de Los Algos es mucho más largo que el de las personas. Sin embargo, llegan a la edad adulta del mismo modo: que los humanos. Quiere esto decir que hasta los 25 años se desarrollan intelectualmente y físicamente como los humanos. Después, se instalan en la edad adulta por un periodo de 500 años. A partir de ahí, entran en la vejez, que es tan larga como la edad adulta de los 501 a los 1000 años.

Por eso, Los Algos más antiguos han viajado innumerables veces a la Tierra y conocen los hechos históricos más significativos de su civilización.

Los personajes

Cada uno de Los Algos tiene unas características propias que lo diferencian del resto de su comunidad. Los Algos son personajes antropomórficos, y construidos con látex. Tienen colores vivos, ojos grandes, párpados, cejas y boca preeminente, pelajes diferenciados y texturas variadas y todas sus expresiones denotan dulzura y alegría. Los hay pequeños, jóvenes y mayores…

Los Algos pequeños

KEO

Algo hiperactivo y nervioso. Keo tiene una enorme capacidad para construir su discurso en base a conceptos que no acaba de entender o dominar. Eso le hace caer permanente en errores en los que no se cansa de insistir. Por supuesto, su percepción de la realidad es muy especial. Aunque el comportamiento de Keo no es siempre el que se espera de un amigo, Los Algos le quieren y ya saben que en sus reacciones y actos hay más de descontrol que de malicia. A Keo le cuesta una barbaridad centrar la atención y es por eso que muchas veces entiende las cosas sólo a medias.

KORA

Es una niña que siempre tiene respuestas obvias, comprometidas e inconscientes. Es viva, dicharachera y muestra unas enormes ganas de participar en cualquier cosa con sus amigos, como cualquier niña de su edad.
Continuamente lo descubre todo, es cariñosa y un poco ingenua. Su inocencia a veces le hace decir grandes verdades, y aunque Fania la trate como a una hermana pequeña, es Kora quien muchas veces, de manera ingenua, le da grandes lecciones.

Los Algos jóvenes

LIO

Es el Algo alternativo que sólo se mueve por las grandes causas (aunque en realidad pronto se descubre que si algo le interesa es él mismo). Es muy leal y amigo de sus amigos, muy tierno pero también tímido, ingenio y algo torpe. Lio quiere ser músico, pero mientras no consigue hacerse un hueco en el mundo de la música, se dedica a aceptar trabajos basura que continuamente va perdiendo. Los trabajos no suelen durarle mucho, siempre está en crisis, bajo mínimos.
Está enamorado de Alana, aunque su mejor amigo, Lito, ni siquiera lo sabe.

FANIA

Es la mayor de los más pequeños. Tiene un gran carácter. Es lógica y racional.
Tiene una gran capacidad para desmontar los argumentos de los demás, tanto si son niños como si son adultos. Es solidaria y desprendida. No le gusta prejuzgar a la gente y es crítica con quien lo hace. Quizás no brille tanto como Keo o Nilo, ni tenga la espontaneidad de Kora, pero sin duda es la líder.

NILO

Es el intelectual de los más pequeños. Es el típico primer alumno de la clase. Lleva gafas y viste correctamente. Pasa muchas horas en la casa de Ilsa, ampliando conocimientos y ayudándola en sus tareas científicas. Su amigo íntimo es Keo y con él comparte muchas cosas, aunque cuando hablan tienen serias dificultades para entenderse. No tiene vocación de líder. Sin embargo, sus propuestas – siempre razonables -, la mayoría de las veces acaban siendo escuchadas por sus amigos e incluso por Los Algos adultos.

LITO

Es miembro de la alta sociedad de Algoria. Aunque parece superficial es más noble de lo que quiere aparentar.
Militante de las apariencias, las marcas, las novedades tecnológicas. Detesta lo alternativo (aunque Lío, su mejor amigo, lo sea). Le encanta el gimnasio, los deportivos descapotables y continuamente recuerda a los demás sus orígenes nobles y el tipo de vida que está acostumbrado a llevar. Lío es su gran amigo y pese a todo lo que les separa, que es mucho (o todo) se quieren con locura. Además comparten algo muy especial: su amor por Alana que vive con ellos en un apartamento de estudiantes.

ALANA

Alana es médico. Comparte casa con Lío y Lito. Aprecia la ternura de Lío y el sentido del humor de Lito, pero como en tantas otras cosas en la vida, Alana es incapaz de decidirse: no se decanta ni por uno ni por el otro. Alana es una joven inteligente, independiente pero a la vez es muy insegura porque nunca sabe qué tiene que decidir ni qué tiene que hacer.
Es una maniática con la limpieza, la higiene y el orden… Es muy coqueta y seductora cuando quiere conseguir algo. Es muy guapa, con un look moderno, con estilo. Alana aprecia mucho a Fania que intenta seguir sus pasos, por ello intenta ayudarla en todo lo que puede. Con Ilsa se llevan como dos buenas amigas íntimas.

Los Algos mayores

SR ALNUT

El Sr. Alnut (nombre de Humprey Bogart en La Reina de África), es un antiguo aventurero ya retirado. Es un abuelo amable al que le gusta contar historias de sus antiguas aventuras en Algoria, la Tierra y los planetas más diversos.
Tiene un Zeppelín que utiliza como medio de transporte para sus múltiples aventuras. El Sr. Alnut –así le llaman todos Los Algos– conoció a los grandes personajes de la historia de la Humanidad e intervino activamente en muchos momentos históricos claves. Su objetivo es reunir y ordenar todos los datos e informaciones recopilados durante su largo periodo aventurero para confeccionar una gran enciclopedia de los Algos en la Tierra.

ILSA

Astrofísica, antropóloga e investigadora. Ilsa (nombre de Ingrid Bergman en Casablanca) estudia todo lo que rodea a la Tierra y a los humanos (comportamiento, costumbres, etc). El hecho de ser investigadora la sitúa de pleno en la órbita de ciencia. Ahora bien, en Algoria el concepto investigación abarca algunos aspectos que tendrían más que ver con el esoterismo que con la ciencia. Aún así, cuando se sitúa en esa línea esotérica.
Ilsa siempre se equivoca (equivoca sus predicciones, etc). La casa de Ilsa es su centro de trabajo. Su periscopio es la puerta por la que los Algos observan la Tierra y otros planetas. Ilsa, aunque ya tiene una edad, es muy coqueta y presumida y le gusta aparentar que en realidad es más joven de lo que es.

DOCTOR LIBELIUS (El malo)

Científico megalómano y rematadamente loco que vive a las afueras de la ciudad en una mansión castillo con la única compañía de su perro Aldus (perro simpático y jovial, que en la mayoría de ocasiones demuestra más sensatez que su amo). El propósito del Doctor Libelius es hacer el mal por el mal. Está en contra de todos los valores que representan Los Algos (come mal –insano -, está contra la higiene, contra la ciencia, contra el arte, etc). Pero ni aun así consigue que Los Algos le odien. Le tienen por un personaje estrafalario, equivocado y con el que es difícil tratar. De hecho, Los Algos ni siquiera entienden por qué hace muchas de las cosas que hace. A causa de una pócima que le provoco graves efectos secundarios, cuando se enfada mucho se convierte en un monstruo dócil, tierno, tontorrón y sobretodo bueno, al que Aldus bautiza como Mr.Laid.

ALDUS (El perro)

Es el perro del Dr. Libelius. Aldus se mueve entre la maldad banal y absurda del Dr. Libelius y la bondad infantil y casi idiota de Mr.Laid. Aldus posee unos de los coeficientes intelectuales más altos de Algoria. Eso le hace observar las cosas siempre con distancia e ironía, a la vez que es capaz de conciliar algo que parece imposible: ser fiel “al malo” y a la vez ser amigo de los demás.

Además, ejerce de amigo íntimo y mentor de Mr. Laid,quien no daría una a derechas si no fuera por él. Una de las características más relevantes del perro Aldus es que su profusa pelambrera tiene la capacidad de albergar todo tipo de utensilios y objetos variopintos a modo de chistera.

Mr. LAID

Mr. Laid es el resultado de los efectos secundarios de una pócima que tomó el Dr. Libelius para aumentar su fuerza y su maldad. Mr. Laid es un ser monstruoso, cortísimo de mollera (casi bobalicón) con una tendencia natural al bien. Él representa la parte escondida del Dr. Libelius: el bien, el buen rollo, el cariño, la bondad... Aldus es el gran amigo y el mentor de Mr.Laid. Sin él, Mr. Laid, se encuentra despistado y perdido, se siente amigo de todos Los Algos e insiste en hacerles favores, a veces incluso cuando estos no quieren.

Curiosidades técnicas de Los Algos

Uno de los objetivos de Los Algos ha sido crear unos muñecos de nueva generación, que tratan de representar una evolución dentro del género de los programas de muñecos televisivos.
Probablemente lo que más llame la atención a primera vista es que Los Algos no son de peluche o de fieltro, sino de látex, lo que “los dota de un look mucho más moderno y cercano a las texturas de la animación actual”.

En Los Algos, además, se utilizan muñecos de de cuerpo entero, articulados y con las manos prensiles y su técnica de manipulación se basa en una tradición teatral japonesa llamada Bunraku, incorporando además mecanismos y avances que se han desarrollado últimamente en la construcción de muñecos animados para efectos especiales.

Esto permite acometer actings impensables en la tipología tradicional de manipulación pero también implica una gran especialización por parte de los manipuladores que dan vida a Los Algos. Dependiendo de las acciones que los muñecos tengan que realizar, éstos son manipulados por un número variado de personas. A veces, para acciones muy complejas, incluso es necesaria la participación de cuatro manipuladores simultáneos por muñeco.

El muñeco de cuerpo entero, construido y manipulado así, puede gesticular con las manos y la cara, andar, bailar, y en definitiva actuar desplazándose sobre sus propios pies, lo que permite acciones mucho más espectaculares y aleja Los Algos del típico plano televisivo de un muñeco de guante tras un mostrador, con los brazos animados por varillas.

Además de los manipuladores que les dan vida, Los Algos cuentan también con un equipo de wranglers, que son los encargados de cuidar el muñeco, prepararlo para las especificidades de cada secuencia y diseñar y confeccionar el estilismo adecuado a cada uno de ellos.

Una vez se diseñan los personajes, la construcción final del muñeco conlleva un proceso de adaptación, en tanto que va a tener que ser manipulado y filmado, y eso requiere un trabajo conjunto por parte del realizador, el diseñador, los constructores y los manipuladores.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba