Entrevista Almudena Cid: 'Christian sólo me aconseja que sea yo misma'

Hablamos con la gimnasta y profesora de "Circus" en Cuatro

La gimnasta Almudena Cid ha cambiado las competiciones deportivas de más alto nivel por los platós de televisión, ya que es una de las profesoras de "Circus", el nuevo talent show de las sobremesas de Cuatro que se estrena este lunes a las 15:30 horas.

La deportista vitoriana inicia así una nueva vida en el mundo de la televisión, después de haber pasado a la historia como la única gimnasta del mundo que ha participado en cuatro finales olímpicas (Atlanta 1996, Sidney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008).

"Temía no saber qué hacer después de retirarme pero, ahora, estoy encantada de comenzar una nueva vida con un proyecto como 'Circus'", explica en esta entrevista concedida a Vertele.com la también pareja del presentador de "Pasapalabra" y "Tú sí que vales", Christian Gálvez .

TITULARES DE ALMUDENA CID

- "Entro en TV y empiezo una nueva vida de la mejor manera posible"

- "Circus me va a ayudar a superar mi retirada del deporte"

- "Tenía una oferta del Circo del Sol pero ya no era el momento"

- "Ayudaré a los concursantes a que la presión no les afecte"

- "Lo que menos me gusta es que haya nominaciones y expulsiones"

- "La audiencia verá todo el sacrificio que requiere esta profesión"

- "Christian sólo me ha recomendado que sea yo misma"

- "Conoceréis a la Almudena más seria y trabajadora"

Después de toda una vida dedicada a la gimnasia, ¿cómo afronta esta nueva etapa?

Nunca pensé que al final de mi carrera me iba a encontrar trabando en algo así. Todos los deportistas tenemos miedo a retirarnos, porque no sabemos cómo nos vamos a adaptar a la vida normal, y creo que “Circus” me va a ayudar muchísimo en ese aspecto psicológico.

¿Temía el momento de la retirada?

Sí, tenía miedo de no saber qué hacer después. Al fin, puedo decir que he tenido una retirada soñada y que he entrado en otra profesión de la mejor manera posible.

¿Tenía algo planeado para cuando dejara de competir?

Me veía haciendo algún tipo de espectáculo, bailando... También tenía una oferta del Circo del Sol para trabajar en Las Vegas.

¿Por qué no aceptó esa propuesta?

Me apetecía mucho, pero creo que ya no es el momento, lo hubiera sido hace unos años. Además, ahora quiero estar más centrada viviendo en un sitio fijo y no estar viajando constantemente.

¿Le da miedo adentrarse en el mundo de la televisión?

No me asusta, porque ya he tenido alguna experiencia en este medio (participó en “El desafío bajo cero” de Telecinco) y siempre me he encontrado cómoda. Estoy muy ilusionada.

¿Había algún aspecto del proyecto que le echara para atrás?

Lo que menos me gusta es que haya nominaciones y expulsiones. En esa parte del programa creo que lo voy a pasar muy mal, pero entiendo que es un concurso y que esto funciona así.

Pero usted se ha tenido que enfrentar a jueces y competiciones durante toda su vida…

Sí, pero si me enfrento yo no tengo ningún problema, lo malo va a ser ver en esa situación a los concursantes. De hecho, creo que yo podré ayudarles a afrontar la presión de la competición y que eso no les afecte en su trabajo.

Además de ser profesora, ¿hará alguna demostración gimnástica en el programa?

Imagino que lo profesores haremos algún número, pero sin eclipsar a los alumnos, que son los verdaderamente importantes.

¿Cuál será su función exacta en "Circus"?

A mí me va a tocar despertar a los concursantes y entrenarles por la mañana para que se desoxiden. Saben que todo lo que voy a hacer es por el bien de ellos y espero que respondan bien.

¿Veremos una cara más seria de Almudena Cid?

Puedes ser. Es posible que la gente conozca cómo soy cuando entreno, porque hasta ahora el público sólo me ha visto un minuto y medio sobre un tapiz. Sin embargo, no saben lo que he tenido que entrenar para que todo saliera bien en las competiciones, no han estado ahí cuando he llorado... La audiencia va a ver todo el sacrificio que requiere esta profesión.

Entonces, no veremos a la Almudena sonriente a la que estamos acostumbrados…

Sí, pero es posible que también me vean seria, porque lo soy en mi trabajo.

El hecho de que haya cámaras, ¿va a cambiar su actitud a la hora de dirigirse a los concursantes?

Esto lo voy a comprobar en la primera semana de programa. Pero creo que, cuando me meta en mi trabajo, se me van a olvidar las cámaras. Lo único que me va a importar es que los alumnos rindan.

¿Qué opinó su novio, el presentador Christian Gálvez, al saber que iba a entrar en el mundo de la televisión?

Me preguntó: “El programa se hará en Madrid, ¿no?” (risas). Me he venido a vivir con él y ahora estoy empezando una nueva vida en esta ciudad. Estoy muy ilusionada. No me creo que me esté pasando todo esto. Me he sacrificado mucho a lo largo de mi carrera y creo que la recompensa es tener una nueva vida soñada.

¿Le ha dado algún consejo para afrontar su trabajo en "Circus"?

Le he dicho que, por favor, me diga todo lo que hago mal, pero sólo me ha recomendado que sea yo misma. Christian es él mismo en televisión y ese es el mejor ejemplo que puedo tomar.

Usted ha concursado en "Pasapalabra", ahora debería acudir él a "Circus"…

Sería gracioso, pero la cadena no sé si le dejaría venir.

¿Es aficionada a ver la televisión?

Muy poco, debido a que he estado dedicada toda la vida a la gimnasia. No llegué a ver “Fama”, aunque me gusta la idea de que se hagan programas más limpios. Suelo ver los informativos, aunque cuando cuentan cosas muy tristes apago la televisión. Además, tengo un novio que trabaja en televisión y no la ve…

¿Ni siquiera sigue los programas que presenta Christian Gálvez?

Tampoco. No podía ver “Pasapalabra” porque en ese momento estaba entrenando. En “Tú sí que vales” le he visto porque me hacía mucha gracia, aunque a esas horas yo ya casi estaba dormida. No he podido seguirle tolo lo que me hubiera gustado.

Sin embargo, él estuvo con usted en los Juegos Olímpicos de Pekín…

El mayor apoyo que he tenido es que se desplazara hasta allí. Independientemente de cómo saliera la competición, sabía que le iba a tener para abrazarle en lo bueno y en lo malo. Durante el año, Christian ha hecho el sacrificio de viajar a Barcelona todas las semanas para verme, interesarse por mi carrera y saber cómo ha sido mi vida durante estos años. Esto me dice mucho de su personalidad.

Por sus explicaciones, la gimnasia es un deporte muy sacrificado, ¿le gustaría que sus futuros hijos siguieran sus pasos?

Les apoyaría, porque he sacado casi todo lo positivo que se puede conseguir del deporte. Cuando superas situaciones difíciles te hace sentir muy bien, más, incluso, que el hecho de que un día te cuelguen una medalla. Tendrían todo mi respaldo para que hicieran cualquier deporte. Si en lugar de la gimnasia prefieren el tenis, que da más dinero, pues también. (risas)

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba