Galardones Amaral, triunfadores de los Premios de la Música

Era inevitable: El recuerdo de los periodistas muertos en Irak y el rechazo a la guerra presidió una Gala, la VII de los Premios de la Música, que debía emitir TVE y que al final difundió Canal Plus. El Nobel Saramago dijo que “esta guerra tampoco será la última”

Eva Amaral y Juan Aguirre optaban a seis Premios de la Música. Se llevaron cinco y de los importantes: Mejor Autor Revelación, Mejor Artista Revelación, Mejor Canción y Mejor Canción Pop -por “Sin ti no soy nada”-, y Mejor Álbum Pop -por “Estrella de mar”.

El palmarés distinguió también a Joaquín Sabina, que optaba a seis premios, pero que sólo se llevó dos: al Mejor Álbum –“Dímelo en la calle”- y al Mejor Vídeoclip -de la canción “69 punto G”. Rosendo dominó las dos categorías que se reservan a la música rock: Mejor Canción y Mejor Album. Luz, que era candidata a cuatro galardones, no se llevó ninguno. David Bisbal, candidato a tres, tampoco. Y las Ketchup, que optaban a cinco, se quedaron con la de su productor artístico, Manual Ruiz Queco.

Una Gala sin gritos, pero anti-guerra

La Gala de los Premios de la Música, celebrada en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, fue tranquila y con pocos símbolos. Pocos pechos lucían las pegatinas de “No a la guerra” , aunque el mensaje impregnaba la sala. La llevaban los presentadores, Pepin Tre y Javier Cansado, que la mostraba en su guión. La sacó Miguel Ríos en su chaqueta y no la olvidó el Premio Nobel de Literatura, José Saramago.

Las alusiones a la guerra no faltaron. Los triunfadores de la noche, el dúo Amaral, hicieron varias referencias al conflicto: Juan Aguirre dedicó sus premios "a la memoria de todos los asesinados en esta guerra" y deseó "que la Historia ponga a cada uno en su sitio a falta de un tribunal de Justicia". Eva Amaral añadió que "las bombas nunca serán inteligentes, sino ignorantes y crueles".

Manuel Ruiz Queco, productor artístico de Las ketchup, dedicó su premio "a un cordobés que desapareció y que se llama Julio Anguita". Y añadió: "Espero que su nombre esté siempre en la memoria de todos como símbolo de paz".

Joan Albert Amargós, premiado por el mejor arreglo (a la canción de Luz “Tu Perdón”) lo dedicó "a todos los que están en contra de la guerra". Luar na Lubre reivindicó "el derechó a vivir en paz".

Café Quijano, que obtuvo un Premio Especial a la Mejor Gira, recordó a los periodistas fallecidos y dedicó el galardón "a los que se juegan la vida en la guerra y los que la sufren".

Pero la intervención-joya de la noche correspondió a José Saramago, Premio Nobel de Literatura, que fue invitado a la Gala por la Academia de la Música, para que en nombre de la institución manifestara el rechazo más contundente a la guerra contra Irak y sus consecuencias. Dijo Saramago: "Ninguna guerra ha sido la última. Está tampoco lo será", comenzó. "No creamos lo que dicen y las imágenes que nos muestran. Tenemos que ser críticos y exigentes. Muchos nos estamos preguntando: “y ahora, ¿qué hacemos si la guerra se acaba?” ”Habrá más guerras, pero no vamos a esperar a otra para salir a la calle".

Saramago entregó el Premio de Honor de la Academia a Miguel Ríos, quien decidió aceptarla "para utilizarla como tribuna". "Esta atrocidad (en referencia a la guerra ) -dijo- nos ha revuelto las tripas y nos hemos lanzado a la calle de forma planetaria. Las últimas bocanadas de esta guerra se han cobrado la vida de dos periodistas. Las muertes de Julio Anguita Parrado y José Couso no son preventivas". Después de su intervención, muy aplaudida, cantó a dúo con Manolo García, la canción “Insurrección”.

Otros detalles de la Gala

Magnífica presentación a cargo de Javier Cansado, destilando su típico humor inteligente y ácido. La mayor bronca de la noche se la llevó Fermín Muguruza, ganador del galardón a la Mejor Canción en Euskera, "In-komunikazioa", que subió al escenario para protestar por el cierre del diario “Egunkaria” y dedicarle el premio a sus trabajadores y al director, Marcelo Otamendi. Fue también curiosa la intervención del representante de Vale Music, la discográfica independiente ganadora del premio en esta categoría, que reclamó a los políticos la defensa de los artistas frente a la piratería musical. El vicepresidente de la Academia de la Música, Luis Cobos, criticó a los cantantes nacidos de los "fenómenos televisivos" y "a las pandas de pillos que se creen artistas" que –según Cobos- perjudican a la música.

*La Gala, emitida en abierto, fue vista por un 2,4% de la audiencia y 311.000 espectadores

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba