Entrevista Ana Duato: "Imanol se ha convertido en un hermano para mí"

La actriz protagoniza la veterana "Cuéntame cómo pasó"

Es el reflejo de miles de mujeres españolas, y eso a ella le encanta. Ana Duato se siente feliz cuando pasea por la calle y recibe el cariñoso de la gente, algo que ha conseguido, en parte, por su papel de Mercedes en Cuéntame cómo pasó .

Son muchos años interpretando a la esposa fiel y sufrida de la familia Alcántara y, en esta nueva temporada, en la que vivirán 1975, la actriz se siente especialmente ilusionada por ver a su Merche, como ella misma le llama, en plena revolución de la mujer y cumpliendo el sueño que perseguían muchas féminas de la época.

Ana Duato también echa la vista atrás en su vida, y recuerda cómo vivió ese año tan crucial para la historia del país. Retorna así a su feliz infancia en un humilde barrio de Valencia.

¿Qué va a hacer Merche en 1975?

Va a estudiar en la universidad, es una mujer muy independiente en realidad. Quiere estudiar, ser emprendedora, prepararse... Va a cumplir el sueño de muchas mujeres. Tiene mucha capacidad para cumplir sus sueños y los de toda su familia.

Ya llegados hasta aquí, ¿a su personaje le gustaría vivir la democracia?

¿Por qué no? Es un personaje muy cambiante y que evoluciona muchísimo, así que como cada día me pasa de todo... Puede que Merche llegue a la democracia española.

¿Ana Duato actuaría igual que Mercedes Alcántara?

No lo sé. Mercedes es una mujer que me ha enseñado mucho. Tengo la suerte de que los guionistas me han dado a una mujer impresionante, pero no sé si yo haría muchas de sus cosas. Cada día aprendo mucho de mi Merche.

¿Qué recuerda del año 75?

En ese año tenía ocho añitos y recuerdo poco... Pero haciendo memoria de aquellos años, fui una niña muy alegre. Tuve una infancia muy feliz, en Valencia, porque era un mundo mucho más relajado que el de ahora. Me tiraba casi toda la tarde en la calle y mis padres no tenían la preocupación de que me fuera a pasar algo... Ahora los niños pagan un mundo muy estresado y competitivo.

¿Qué le gustaba hacer a esa niña de ocho años?

Me encantaba estar con mis amigos en la calle, jugando, íbamos al río y cogíamos habas... Lo que no hacía era ver la televisión (sonríe), no me dejaban. Sólo podía ver la tele los domingos, cuando ponían La casa de la pradera. Era una niña de colegio, de amigos...

Ahora que echa la vista atrás, recordando su infancia y viendo el momento actual, ¿qué pasa por su cabeza?

Que hemos ido a peor en muchas cosas, pero sobre todo en la educación de nuestros hijos. En la relación padres e hijos se ha ido a peor, y eso no está bien. Uno tiene que adaptarse a las nuevas épocas pero en eso estamos pagando un precio muy alto. Todo eso de querer tener más y más nos hace perder mucho de nosotros y al final lo pagan nuestros hijos, yo lo veo en los míos. Mis hijos están siendo educados en el colegio para ser competitivos, a mi no me educaron para eso sino para ser feliz.

Se ha creado una gran familia entre todos los actores...

Sí, hay una complicidad muy buena y eso hace que se trabaje más a gusto. Cada uno luego tiene su vida, su familia, nos preocupamos mucho los unos por los otros. Las preocupaciones entre todos ya son como las de una familia de verdad.

¿Qué destacaría de Imanol Arias después de tantos años compartiendo plató?

Imanol se ha convertido en un hermano para mí. Es una persona que siempre te sorprende, muy buen compañero y un gran amigo. Siempre tiene el motor encendido para crear cosas nuevas y apoyar a sus compañeros. Como mujer debe de opinar Pastora pero como compañera puedo asegurar que es inmejorable, no te deja de sorprender nunca.

Usted es la representación de las mujeres con su papel en Cuéntame... ¿Qué le dicen por la calle?

Cosas preciosas, maravillosas... Ahí tengo un saco de tesoros. Lo que más gracia me hace es que todas se recuerdan como muy guapas, todas me dicen ¡Cuanto más guapa te pones más me recuerdas a mí! Yo era así de guapa, igualita que tu y veo a una mujer morena y muy bajita (Risas). Les gusta recordarse muy guapas y eso me parece muy tierno.

Esta cosechando muchos éxitos con Merche... ¿Es el papel de su vida?

- Voy en camino (ríe)... Esta carrera es muy larga y puedes interpretar muchos papeles, pero este lo estoy exprimiendo muy bien. Soy muy consciente de ello pero me ha pillado en una edad en la que quiero disfrutar de lo que hago, y este papel se disfruta muchísimo. Si podría decir que es un papel muy importante en mi vida.

¿No le vamos a ver en otro proyecto?

Tengo muchos pero la televisión es muy esclava, te pasas mucho tiempo trabajando. Sí tengo ganas de hacer otras cosas pero no me apetece vivir estresada. 

Cuando se acabe Cuéntame... ¿Qué le gustaría hacer después?

Me apetece mucho hacer teatro, pero todo llegará.

¿Habría algún papel por el que dejaras a un lado a Merche?

No, ahora mismo no. Merche es mi estrella, de la suerte.

¿A qué suele dedicar el poco tiempo que te queda libre?

A leer y a estar con la familia, ésa es mi mayor afición.

¿Qué le dicen sus hijos cuando la ven en la serie?

Miguel tiene diez años, ya ve Cuéntame como algo que forma parte de su vida. Afortunadamente los dos ven mis personajes como una vida de ficción.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba