Telecinco Ángela podría batir hoy el récord histórico de expulsión en "Gran Hermano"

El reality elige a sus finalistas

Tras toda una edición sin ser nominada, la concursante alicantina Ángela se perfila claramente como la expulsada de esta noche en "Gran Hermano 9", quedándose por tanto a las puertas de la gran final. 

Incluso, la joven residente en Toledo y vendedora de cupones podría batir el récord histórico de votos negativos por parte del público, tal y como anunció el pasado domingo Jordi González durante el "Debate de GH" al avanzar los porcentajes de los nominados de esta semana.

Sin citar nombres, otorgaba un 90% de los votos para uno de ellos, y un 10% repartido a parte iguales para los otros dos (Rodrigo y Judit). Mientras, encuestas en diferentes foros afines al programa de Zeppelin dan a Ángela un 81.18%, seguida por un 10% de Rodrigo y 9% para Judit.

El asturiano Nicky ostenta este dudoso honor

A día de hoy, el máximo histórico de votos para una expulsión en "Gran Hermano" recae sobre Nicky, el joven asturiano transexual que participó en la sexta temporada y que tuvo que abandonar la casa de Guadalix por deseo del 88.2% del público.

De esta manera, Ángela podría ser incluida o liderar el Top 5 de máximos expulsados, que en la actualidad encabeza Nicky (88.2%), seguido por Eva (GH VI, 86%), Carla (GH V, 85%), Karola (GH II, 84%) y Luhay (GH V, 83%).

Ángela, muy nerviosa

Nominada por primera vez desde el arranque del concurso, Ángela no ha conseguido sobrellevar con normalidad su nueva situación.

La concursante, parcialmente invidente, se ha mostrado muy nerviosa, consciente de que es una de las candidatas a quedarse a las puertas de la gran final. Ha pasado la última semana lanzando llamamientos al público, a sus amigos de Toledo e incluso ha apelado a los miembros de la ONCE.

Ni siquiera el apoyo comprensivo de Rodrigo, uno de sus principales aliados en la casa, le ha servido para calmarla e incrementar su ánimo.

Noche decisiva en “Gran Hermano”

A partir de las 22:30 horas en Telecinco, el reality show presemtado por Mercedes Milá entra de lleno en su recta final con la última expulsión y la proclamación de los finalistas de la novena edición del formato.

Mientras que Óliver y las gemelas Conchi y Pamela tienen asegurada su presencia en la final, Judit, Ángela y Rodrigo -nominados de esta semana- aguardan impacientes la decisión de la audiencia que decidirá con sus votos quién debe abandonar la casa tras superar la simbólica cifra de 100 días de convivencia ante las cámaras.

Judit, Ángela y Rodrigo, nominados por sus compañeros el pasado jueves, se someterán al juicio de los espectadores, que valorarán su trayectoria en la casa para decidir cuál de ellos se convierte en el último expulsado de “Gran Hermano 9”.

Cuando el participante más votado abandone el recinto de Guadalix de la Sierra, sus otros dos compañeros se convertirán automáticamente en finalistas de la novena edición del concurso junto a Óliver y las gemelas Conchi y Pamela.

Los alien invaden la casa

Los cuatro finalistas comenzarán mañana en directo la ejecución de la última prueba semanal, que simulará una invasión alienígena. Por este motivo, serán trasladados hasta un “búnker” en el que deberán convivir hasta la final de “Gran Hermano”.

A partir de ese instante, deberán someterse a diferentes retos para resistir a la “invasión” y poder recuperar paulatinamente sus enseres, olvidados en la casa como consecuencia del desalojo urgente del que serán protagonistas.

Para informar sobre esta invasión alienígena, José Ribagorda y Ángeles Blanco, presentadores de Informativos Telecinco, protagonizarán varios “avances” que “informarán” a los concursantes sobre las últimas “noticias” originadas por la “invasión” al más puro estilo de Orson Welles en la “Guerra de los Mundos”.

Los presentadores efectuarán diversas conexiones con las localidades de origen de los finalistas y darán paso a imágenes que incluirán mensajes de apoyo de sus familiares, amigos y fans para superar los últimos días de convivencia en la casa.

El teléfono rojo

Además, los concursantes han vuelto a hacer uso del “teléfono rojo”, el medio del que disponen para solicitar ayuda a la dirección del programa. Su petición: una cesta de Navidad. Su condición: la inclusión de un jamón.

El concurso ha accedido a su deseo aunque la composición de la cesta no ha sido la esperada: varias tabletas de turrón, cajas de mazapán y, en lugar del jamón solicitado, los participantes han recibido un pequeño cerdo que deberán cuidar y alimentar hasta la final.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba