Antena 3 comienza a rodar su 'amor en tiempos golpistas'

La miniserie "23 F", con Sergio Peris-Mencheta y Bárbara Goenaga

Antena 3 ha puesto en marcha el rodaje de una película para televisión sobre el 23 F. Sergio Peris-Mencheta, Héctor Colomé, Manolo Zarzo, Bárbara Goenaga y Roberto Álvarez, entre otros, protagonizan esta tv movie de dos capítulos que narra la historia de una antigua y fuerte amistad que termina por truncarse.

“23 F, el golpe” funde ficción con realidad a través de una trama que relata la vida de dos amigos militares que, en una momento clave, se sitúan en bandos políticos e ideológicos contrarios y que, además, se enfrentarán porque aman a la misma mujer.

Acción, amistad, traición y amor se combinan en esta película, que nos acerca y aclara los entresijos y los aspectos menos conocidos del intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981.

Sinopsis

Otoño de 2008. Leal, un sexagenario víctima de una grave enfermedad y condenado en el juicio del 23 F, recibe la visita de Zárate, antiguo compañero de armas en su juventud, el hombre al que salvó la vida y, también, el hombre que le traicionó. No se han visto en mucho tiempo; casi tres décadas. El motivo: hacer que Leal pague la deuda que contrajo el día que le libró de morir a manos de ETA.

Los fantasmas del golpe volverán para acechar a las familias de los antiguos amigos y después rivales. Además, las vidas de Gonzalo y Arantza, los hijos de Leal y Zárate, respectivamente, sufrirán por hechos, secretos y traiciones que ni siquiera sospechan. Descubrirán que Leal guardaba unos documentos que prueban la implicación de altas personalidades civiles y militares, hombres poderosos que ni siquiera fueron investigados por su participación en el golpe. Unos documentos que, de ser publicados, serían devastadores para la democracia.

Esos documentos han desaparecido y alguien, desde la sombra, los codicia tanto que no repara en medios ni coacciones para conseguirlos.

Gonzalo y Arantza se lanzarán a recuperarlos antes de que puedan utilizarse como arma desestabilizadora contra España. Su investigación, no exenta de riesgos y aventuras, les revelará que detrás del golpe de Tejero había un plan mucho más ambicioso...

Pero también descubrirán aspectos desconocidos de las personalidades de sus padres, a los que ambos admiran por diferentes razones, y cuya imagen se resquebrajará.

Los antecedentes

Cronológicamente, todo comienza en 1977, poco antes del referéndum de la Constitución. En las cercanías de un acuartelamiento militar del País Vasco, Leal y Zárate, dos jóvenes oficiales del Ejército de Tierra, se dirigen en un coche a una misión rutinaria. El vehículo es ametrallado. El oficial Zárate resulta gravemente herido. Leal repele la agresión y consigue escapar de la emboscada. El oficial irrumpe en un hospital, llevando en brazos a su compañero, bañado en su sangre. Le ha salvado la vida.

Los personajes

Zárate
La ambición. La carrera.

Ignacio Zárate Urquiola. El atentado sufrido en 1978 le convierte en capitán cuando apenas ha cumplido treinta años. Nacido en el País Vasco. Un hombre fuerte, reflexivo, contenido. En su entorno se piensa que le funciona mejor la cabeza que el corazón. Años de silencio y de trabajo en la sombra le hacen parecer insensible. No lo es.

A diferencia de Leal, la familia de Zárate no posee tradición militar. Para Zárate, un pragmático con aspiraciones, la carrera militar es un medio de vida, más que un modo de vida. Captado por el CESID, no tendrá los mismos remilgos que su compañero de armas y hará del servicio secreto el trampolín para una brillante carrera.

Leal
La tradición. El servicio.

Alfonso Leal Salazar. Por salvar la vida de su amigo en 1978 es ascendido a capitán y condecorado. En la época del 23-F está en los primeros años de la treintena.

Leal es hijo y nieto de oficiales distinguidos del Ejército español desde hace cinco siglos. Ha sido educado en la fidelidad a conceptos como patria, bandera, heroísmo, deber, honor y servicio.

Es un idealista, siempre dispuesto a defender sus creencias, pero no un iluminado. Si el momento lo requiere, tiene la sangre fría de los hombres de acción, la que le permite salvarse y salvar a su compañero cuando las balas atraviesan la chapa de su vehículo oficial. Sin vanagloriarse: cumple con su deber.

Pilar
La fortaleza. “Cherchez la femme”

Pilar Castro Merino. Ronda los 30 años el 23 de febrero del 81. Nacida en una ciudad de provincias en el seno de una familia conservadora de clase media-alta. Licenciada en Filosofía y Letras, nunca ha ejercido.

Distinguida, discreta, educada a la antigua... Esta mujer de una pieza sólo se tambaleará cuando conozca a Zárate, el mejor amigo de Alfonso Leal, su novio.

Gonzalo
La obsesión por limpiar el apellido familiar.

Gonzalo Leal Castro. Hijo de Leal y de Pilar. Cercano a los 30 años en la actualidad. Sargento del Ejército español.

Gonzalo Leal se incorpora al Ejército como profesional desde la Escuela de Suboficiales, adonde llega tras no superar las pruebas de ingreso en la Academia General Militar. Inteligente, despierto, sabe cuándo callar y cuándo escuchar. No tiene reparo en pasar a la acción.

Su expediente es intachable. Ha hecho todos los cursos de especialización que se han puesto a su alcance. Indagar en el pasado se convertirá en un obstáculo para conseguir su objetivo: limpiar el apellido familiar y devolverle el honor conquistado por varias generaciones al servicio de la patria.

Arantza
La hija sobreprotegida.

Arantza Zárate Salinas. 30 años en la actualidad. Hija de Zárate y de Sonia, que les abandonó al poco de nacer. Ha terminado Ingeniería y gracias a los contactos de Zárate disfruta de un envidiable puesto de confianza en el Ministerio de Defensa.

El vínculo que Arantza tiene con su padre es muy estrecho: Zárate la ha criado y educado, es la niña de sus ojos. Ha velado por ella y se ha encargado de que no le falte de nada... Arantza desconoce los motivos que Sonia tuvo para abandonarles. Se enterará ahora y la reacción será muy dura.

Castejón
La sombra.

José Castejón Buendía, “Tío Pepe”. Coronel del Ejército (retirado). El más fiel subordinado de Zárate durante su carrera, siempre un paso por detrás, siempre vigilante. Carece de la agudeza de Zárate, pero su mano izquierda le ha resuelto innumerables papeletas. Para Arantza, Castejón siempre ha sido “el tío Pepe”, le tiene un cariño inmenso.

El Comandante

Superior de Zárate en el CESID. En torno a 45 años. Brillante, agudo, muy inteligente, hábil manipulador... Rasgos perfectos para un conspirador (y para impulsar conspiraciones), a los que se une estar muy bien relacionado y mejor informado.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba