Gestión Antena 3 dispone de 27.437 pases de películas y series en la “bodega” que cuestan 454 millones

El diario económico Cinco Días publica este interesante artículo sobre la economía de la cadena de Planeta basado en los datos de la auditoría realizada en el pasado mes de junio.

Un optimista diría que Antena 3 se ha cubierto las espaldas contra cualquier problema de abastecimiento a medio plazo. Un pesimista, sin embargo, hablaría de un futuro hipotecado. La cadena de televisión controlada por Planeta tiene asumidas deudas fuera de balance por 454 millones de euros en concepto de compromisos para la compra de derechos de emisión.

En Antena 3 lo llaman “bodega de contenidos” y no hay duda de que está bien surtida. La cadena de televisión no tendrá ningún problema para llenar su parrilla de programación en los próximos años, por lo menos en lo que a producción externa se refiere. Según los datos suministrados a los analistas en la presentación de la salida a Bolsa de la compañía, los acuerdos a los que ha llegado Antena 3 con una decena de productoras y distribuidoras cubren sus necesidades hasta 2007. En total, la cadena dispone de 27.437 pases de películas, series y documentales.

Este surtido, sin embargo, tiene un coste y buena parte de él no está reconocido en el balance. En los estados contables de Antena 3, cerrados a 30 de junio de este año, figuran 138 millones de euros en derechos ya pagados, pero el informe de auditoría que los complementa advierte de lo que no recoge esa cifra. Aunque no se han materializado las compraventas -y por ello la deuda no figura en el balance-, la cadena tendrá que pagar otros 454,3 millones por derechos televisivos.

Precio variable

Los compromisos por derechos audiovisuales asumidos representan más de cuatro veces la deuda neta de la compañía reconocida en el balance (111 millones). Y supondrán salida efectiva de caja al irse materializando.

Del total de compromisos por derechos, 138,1 millones son fijos. Los otros 316,2 millones son una estimación de la compañía, ya que el precio de los productos que se han comprado a las distribuidoras se determinará cuando se materialice la producción del programa, en unos casos, o variará en función del resultado de taquilla, en otros.

Estas cifras no son tradicionales en Antena 3, por lo menos en lo que reflejan sus informes de auditoría. A cierre de 2002, la cadena tenía compromisos de compra por 157,5 millones, así que ha sido en el primer semestre -en pleno relevo en la gestión- cuando se han triplicado. El exceso de derechos para la emisión de películas no es ni negativo ni positivo en sí mismo. Depende del tipo de televisión que se quiera hacer y del público al que se dirija. No es un secreto, sin embargo, lo que opina -por lo menos lo hacía cuando llevaba las riendas de Tele 5- sobre el cine Maurizio Carlotti, ahora consejero delegado de Antena 3. En su etapa en la competencia, recortó al máximo la emisión de películas, siguiendo la teoría de que se trata de un producto no especialmente rentable que, además, no fideliza ni crea hábitos.

Puntos de audiencia

Sí es cierto que el cine da puntos de audiencia, añadía Carlotti, pero, según los estudios realizados, la proporción de televidentes que es capaz de recordar en qué canal de televisión en abierto vio una película es bastante limitado, señalan fuentes del sector.

En Antena 3, sin embargo, parece que su labor será distinta. Carlotti aseguró a los analistas que no hará recortes en los costes de programación. Claro que apenas podría hacerlos aunque quisiera, dados los compromisos ya asumidos. Por tanto, el control del gasto -el eje de su gestión- tendrá que venir por otras vías, como la de personal o de operativa diaria.

Antena 3 se encuentra con una elevada cartera de contenidos para la emisión de películas y series justo cuando su consumo está a la baja. Así se refleja en los datos sobre programación divulgados por la compañía. Si en 1998 dedicaba 33,4 horas semanales a películas y otras 58,9 horas a series de producción extranjera, en el primer semestre de este año la cifra se ha reducido a 24 y 31,2 horas, respectivamente. Su lugar ha sido ocupado por los programas de debate y del corazón (talk shows), que ocupan el 33,9% del espacio de parrilla.

Limpiezas recurrentes para programas desfasados

Una de las tareas más complejas en una cadena de televisión es la selección de los contenidos. El coste de los programas, ya sean propios o ajenos, es elevado y, si no se acierta, puede terminar en la basura. Y todos los años hay aciertos, pero también fracasos. Cuando no se atina con un programa, hay que limpiar el valor que se le da en el balance a la propiedad de los derechos y eso ha hecho Antena 3 en el primer semestre. En total, la provisión ha sido de 129,3 millones, de los que 58,85 millones corresponden a producción propia fallida y los otros 42,58 millones se imputan a programas externos que, por diferentes circunstancias, nunca serán emitidos. Tras este saneamiento, la cadena se queda con 138 millones de euros reconocidos en el balance como derechos de programas.

A cierre del año pasado tenía 235,7 millones, pero como se ha visto el descenso no se debe tanto al consumo como a la limpieza. Porque Antena 3 tiene muchos más derechos de los que consume. La cadena prevé utilizar derechos de programas propios y ajenos por importe de 63,6 millones en los seis últimos meses del año y cuenta con 592 millones en cartera, entre propiedades ya pagadas y comprometidas.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba