Series de ficción Antena 3 estrenará la quinta temporada de "24" en verano

Batió su récord de audiencia en Estados Unidos

Antena 3 estrenará este verano la quinta temporada de “24”, la serie norteamericana de acción protagonizada por Kiefer Sutherland en el personaje del agente antiterrorista Jack Bauer. La cadena de Planeta estudia la posibilidad de lanzarla a finales de este mes como ya hiciera en su cuarta entrega (estrenada el 23 de junio de 2005).

En su última temporada, emitida el pasado verano en la noche de los jueves, la serie cosechó una audiencia media en torno al 17% de share y 2.000.000 de seguidores.

En esta quinta entrega, Jack Bauer tendrá que enfrentarse otra vez a una nueva amenaza terrorista que podría matar a millones de personas y cambiar el mundo para siempre. Como en anteriores ocasiones, tendrá veinticuatro horas para detener a los que pretender atentar contra la seguridad de su país.

Producida por Twentieth Century Fox, cada episodio de “24” transcurre en una hora de tiempo real y la temporada completa representa las 24 horas de un solo día. La serie creada por Robert Cochran y Joel Surnow se caracteriza por múltiples giros argumentales que permiten ir descubriendo a los personajes, las tramas y las intenciones escondidas de cada uno de ellos.

Récord histórico de audiencia en su 5ª temporada en EE.UU.

El estreno de la quinta temporada de “24” en Estados Unidos, el pasado 15 de enero, logró los mejores datos de audiencia de la serie en toda su historia. El doble episodio con el que arrancaba esta nueva temporada promedió 16.2 millones de espectadores, según informó en su día la web Mundoplus.tv.

El primero de los episodios, emitido a las 8.00 p.m., llegó a 17 millones de espectadores, mientras que el segundo, en plena competencia con “Mujeres Desesperadas”, se mantuvo en unos excelentes 15.5 millones de espectadores, provocando el mínimo de temporada de la serie de la ABC.

Este gran momento continuó con los dos episodios que FOX emitió al día siguiente, que lograron 14 millones y 15.7 millones de espectadores respectivamente.

Nuevos personajes en la 5ª temporada

En su quinta temporada, “24” contará con la reincorporación de la actriz Elisha Cuthbert, que interpretó a Kim Bauer durante las tres primeras temporadas de la serie. Además, William Devane también retomará su personaje del Secretario de Defensa, James Heller.

Otros dos fichajes para esta quinta entrega serán interpretados por Ray Wise (“Buenas noches y buena suerte”), que dará vida al vicepresidente Hal Gardner, y C. Thomas Howell, que encarnará a Barry Landes, un terapeuta amigo de Kim.

A esta nueva entrega de las aventuras de Jack Bauer llegará también el actor británico Julian Sands (“Una habitación con vistas”), que interpretará al villano de turno, Vladamir Bierko, un malvado multimillonario.

Mientras, del lado de los buenos (al menos inicialmente) aterrizarán Peter Weller (“Robocop”) como Christopher Henderson, el agente federal que reclutó a Jack para la CTU hace más de una década, y JoBeth Williams (“Wyatt Earp”), que dará vida a su esposa.

Además, un par de veteranos actores de la escena teatral de Broadway, Jayne Atkinson (“El bosque”) y Stephen Spinella (“Grandes esperanzas”) estarán en la quinta temporada de “24”. Atkinson interpretará a una torpe e inepta agente de Seguridad Nacional llamada Karen Hayes, que junto con su socio Miles (Spinella) son destinados a la UAT para resolver una delicada situación.

Sutherland, uno de los actores mejores pagados de la TV

Tras la reciente renovación en Estados Unidos de “24” por dos temporadas más, quedaba por ver qué pasaría con su protagonista, Kiefer Sutherland. Pues bien, el actor ha llegado a un acuerdo para permanecer en la serie hasta el año 2009, es decir, tres temporadas más, siempre y cuando ésta llegue hasta ese punto.

Según estimaciones, Sutherland ganará durante estos tres años entre 30 y 40 millones de dólares, lo que le convertirá en uno de los actores mejor pagados de la televisión. "Kiefer tiene un talento increíble y ha demostrado como dar vida a un personaje tan carismático, que lleva a Jack Bauer más allá del propio personaje", aseguró Gary Newman, presidente de 20th Century Fox TV. "24 no podía permitirse el lujo de dejarlo escapar".

La serie “24”, que habitualmente acaparaba más de una nominación a los Globos de Oro, vio como en su última edición la prensa extranjera de Hollywood apostaba por la renovación en sus nominaciones y tan sólo nominó al actor Kiefer Sutherland como uno de los mejores actores dramáticos del año.

Para intentar llevarse el premio, Sutherland tuvo que enfrentarse a Wentworth Miller (“Prison Break”), Hugh Laurie (“House”) y Patrick Dempsey (“Anatomía de Grey”), recayendo el premio en el protagonista de la exitosa serie de Cuatro.

Más de 2 millones de fieles en España

La serie de culto protagonizada por Kiefer Sutherland que Antena 3 estrenó en marzo de 2003 no ha obtenido en nuestro país resultados de audiencia espectaculares pero ha fidelizado a más de 2 millones de espectadores.

Antena 3 ofreció la primera y segunda temporada de "24", en la noche de los lunes y jueves respectivamente, con similar audiencia. La segunda entrega, emitida en el otoño 2003, acumuló una media de 2.412.000 espectadores con el 15.2% de cuota de pantalla.

En la anterior -la primera-, la serie protagonizada por Kiefer Sutherland registró una media del 16.3% de share y 2.809.000 seguidores. De esta manera, puede decirse que unos 2.610.000 fieles seguían las aventuras de Jack Bauer en sus dos primeras temporadas en prime time. La tercera se emitió en horario de madrugada, lo cual hizo bajar considerablemente su número de espectadores (655.000 y 14.8% de share en los últimos episodios).

Los desafíos de Jack Bauer

En la primera temporada, el agente antiterrorista Jack Bauer logró sabotear el asesinato del candidato afroamericano a la Casa Blanca, el senador David Palmer (Dennis Haysbert). Sin embargo, en el proceso, Teri (Leslie Hope), la esposa de Jack, fue asesinada.

En la segunda temporada, Jack y su hija Kim hicieron frente al trauma de dicha pérdida. Inactivo desde entonces, fue llamado por el presidente de los Estados Unidos, David Palmer, para detener una nueva conspiración antiterrorista con implicaciones globales.

En la tercera temporada, Bauer y toda la Unidad Antiterrorista de EE.UU. se enfrentaron a un atentado con armas biológicas que en tan sólo unas semanas podría haber acabado con la vida de millones de personas en el condado de Los Ángeles.

En la cuarta temporada de “24”, Jack, que había dejado de trabajar en la UAT, debe volver a su antiguo puesto tras el secuestro de su nuevo jefe, el secretario de Defensa del país. Esta acción ha sido perpetrada por un grupo radical islámico que lanza una serie de ataques contra diversos objetivos dentro de los Estados Unidos como un tren de pasajeros, el Air Force One o incluso una serie de plantas nucleares.

La adaptación cinematográfica llegará en 2008

Como ya informamos en Vertele hace unos meses, la adaptación al cine que 20th Century FOX planea realizar de “24” llevará al agente Jack Bauer (Kiefer Sutherland) a recorrer medio mundo. La serie ha estado ambientada en Los Ángeles desde su nacimiento en 2001, pero el propio actor reveló los planes existentes para que la trama de “24” en la gran pantalla tenga tintes internacionales.

Según confirmó el propio Sutherland, el rodaje de esta película se llevará a cabo de Londres y Praga, así como en Marruecos, en donde se pretende ambientar una ciudad de Oriente Medio. Para rodarla, el equipo técnico y artístico deberá compaginarla con la serie, lo que provocará que sólo en grabarla se tarde un año. Esto implica que el estreno no tenga lugar hasta el año 2008.

Acusada de defender la lucha violenta contra el terrorismo

¿Cómo tratar el terrorismo cuando se representa en una obra de ficción? Éste es el dilema al que se enfrentan los creadores de "24". En ella, Sutherland interpreta a un agente antiterrorista inmerso en una lucha de 24 horas para salvar al mundo de una amenaza terrorista. Un hombre que utiliza con frecuencia métodos excesivos (léase tortura) para conseguir sus objetivos, según un artículo de El Mundo que recogió Vertele el pasado 16 de marzo.

Muchos ven en esta agresividad un mensaje no muy sutil: que sólo se puede ganar la guerra al terrorismo permitiendo a aquéllos que luchan hacer lo que sea con tal de erradicar el miedo. Incluso si ello conlleva ensuciarse las manos o saltarse las normas. «Esta serie es la clásica fantasía conservadora que promulga el mito de la competencia americana y su omnipotencia», escribe el columnista de la revista Time Joe Klein.

Klein ilustra sus comentarios con la actitud del personaje de Sutherland quien «se dedica de forma rutinaria y con demasiado entusiasmo a la tortura para conseguir casi siempre la adquisición de una pieza crucial de información, lo que le diferencia de otros héroes anteriores a los ataques del 11-S».

Para el actor, de 39 años, tales acusaciones son gratuitas. «Para mí son dos mundos completamente diferentes. El real y el que vemos en el programa de televisión. Yo no tengo ningún problema separándolos y no creo que nadie lo tenga», explica durante un encuentro con la prensa en Los Angeles.

Es más, defiende los actos violentos de la serie para luchar contra el terrorismo, alegando que son «un mecanismo dramático fantástico que se utiliza para comunicar la importancia que conlleva el conseguir cierta información. Tan desesperados estamos que somos capaces de hacer cosas horribles».

Tanto que Sutherland las define como «poco realistas». Un producto de la imaginación de los guionistas, vamos. «La fantasía de la televisión es precisamente esto, fantasía. Intentar trasladarla al mundo real es ridículo», avisa. «Es estúpido». Por lo tanto que nadie se atreva a sacar ninguna escena fuera de contexto. «Mencionar las torturas [de la serie] en la misma frase que Abu Ghraib es algo totalmente irresponsable».

Pero no todos piensan como él. Los hay que son conscientes de que la televisión es una plataforma para la comunicación. Y como tal, es susceptible de impactar a la gente. Es decir, sacar los temas fuera de contexto. Y más si hablamos de terrorismo. «Que algún grupo terrorista se inspire en sus tramas es uno de nuestros mayores miedos», afirma Jon Cassar, uno de los co-productores ejecutivos.

Como ejemplo para justificar su temor, Cassar menciona el caso de un accidente ferroviario en 2005 en Los Angeles. Un hombre de tendencias suicidas aparcó su vehículo en la vía, justo cuando venía el tren. Quería terminar con su vida de forma dramática y eficaz. «Igual que empezamos nosotros la temporada», recuerda Cassar.

Sólo entretenimiento

Lleno de dudas y confundido, el suicida decidió, en el último instante, saltar de su coche para salvarse. «Cuando leí los hechos en la prensa al día siguiente sólo recé para que el hombre no mencionara que veía nuestro programa». Servir de influencia a cualquier descerebrado con sed de destrucción «es lo último que queremos hacer», avisa Cassar. «Lo nuestro es sólo entretenimiento.No tenemos ningún tipo de agenda política», confiesa.

Sin embargo reconoce que a la hora de crear una nueva temporada -la quinta en los EEUU-, han tenido que eliminar ideas «que eran demasiado horribles». ¿Cómo por ejemplo? «Prefiero no decir nada», se defiende Cassar argumentando que las supuestas amenazas terroristas son tan terroríficas que es mejor guardarlas en el tintero. «Quizás las recuperemos el año que viene, o quizás no», revela. Lo irónico de todo esto, dice Sutherland, es que el terrorismo no es nada nuevo. «Lleva presente a escala mundial desde hace mucho tiempo», asegura.

Ahora ha llegado a este país. Y eso, asusta. Aunque más en la realidad que en la ficción.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba