Conflictos Anuncios políticamente incorrectos

Cuatro programas de televisión y 300 spots provocaron reclamaciones y denuncias sólo en el año 2.002 por parte de distintas asociaciones y organismos. ¿Existe un proceso a la publicidad en televisión?

La verdad es que resulta muy llamativo que la sociedad española actual haya incrementado su nivel de sensibilidad ante lo “políticamente incorrecto” cuando este país se ha pasado décadas admitiendo, sin pestañear, anuncios machistas, xenófobos y clasistas. ¿Estamos viviendo la Ley del péndulo? ¿Hay razones para mirar con lupa la televisión y criticar todo lo que se mueve? La reciente retirada del “spot” de Bocatta de las cadenas de televisión nos permite hacer un repaso a las polémicas más recientes.

Más de 80 anuncios denunciados en 2.002 por asociaciones de espectadores

Más de 300 anuncios aparecidos en distintos medios de comunicación y especialmente en televisión han provocado reclamaciones en 2.002. Otros cuatro programas (Megatrix, Gran Hermano, Crónicas Marcianas y Cine de Barrio) fueron denunciados por incluir publicidad ilícita.

En lo que se refiere a los programas, todos fueron demandados ante la Administración por vulnerar la normativa de “Televisión sin fronteras” e incluir publicidad en el interior de la emisión, en voz de los presentadores o en pantalla, sin anunciarlo explícitamente tal como está establecido.

Publicidad sobreimpresionada que no se puede leer

Las firmas demandadas por la “Asociación de Usuarios de la Comunicación”, por ejemplo, son a veces grandes compañías. Una reclamación contra Coca – Cola señala que “en dos anuncios de la Compañía aparece sobreimpresionado un mensaje cuya velocidad de paso por la pantalla, el color y el tamaño de la letra, lo hacen absolutamente ilegible para el espectador”. Lo mismo se asegura sobre una promoción del SEAT Córdoba.

Actimel, producto lácteo, también es objeto de la ira de los espectadores. La protesta se produce porque se señala que el preparado contiene “más de 10 mil millones de razones que ayudan a tus defensas", señalándose también en otro momento que sus fermentos "activan las defensas naturales", "ayudan al colon en su función" y "cuidan la salud del intestino". La reclamación recuerda que la Ley señala que no se puede atribuir “a un producto alimenticio propiedades preventivas, terapéuticas o curativas de una enfermedad humana, ni mencionar dichas propiedades” .

El caso es que los escándalos que se producen son pocos, pero muy sonados. Un organismo autorregulador, “Autocontrol de publicidad”, advierte a publicistas y clientes sobre las posibles dificultades que pueden generar sus mensajes publicitarios. El Director general de este organismo, José Domingo Gómez Cascallo, declaró al diario ABC que "de 14.000 anuncios televisivos que se emiten al año, y de los 100.000 totales si consideramos todos los medios de difusión, sólo 300 tienen algún tipo de reclamación por algún motivo".

1.720 minutos de publicidad al día en televisión

Y la verdad es que las cifras cantan. Según el organismo Infoadex, las cadenas emiten diariamente 1.720 minutos de publicidad de los cuales son vistos, por espectador, de media, sólo 27. Si lo traducimos en spots, se emiten 4.922 al día de los cuales se ven 77, por espectador y jornada. O sea que debemos deducir que ante esta masiva invasión de la publicidad en nuestros domicilios, los escándalos que se producen son realmente pocos. Y los anuncios retirados, menos.

El escándalo Bocatta

La guerra contra Bocatta la abrió el escritor Juan Manuel de Prada que calificó de “vomitivo” el anuncio en su columna de ABC. De Prada incidía en su artículo en que mientras "cualquier indicio de machismo, homofobia o apología de la violencia, por inconsistente o fantasmagórico que sea, se ha convertido en excusa para que los centinelas de la corrección política desaten su frenesí censorio, nadie se ha preocupado de prohibir un spot, repetido hasta la machaconería durante los últimos días, en el que se hace escarnio de la vida rural y de las servidumbres del campo”.

Después de este artículo, las asociaciones de agricultores se sumaron a la protesta y de forma inmediata, tal como informó Vertele, el anuncio fue retirado sin entrar en polémicas.

Los transexuales contra “Águila Amstel”

El "caso Bocatta" tiene precedentes. A principios de verano la multinacional Heineken tuvo que retirar un spot de la cerveza Águila Amstel en el que una charla de fútbol culminaba con una expresión que hirió a los colectivos de gays y lesbianas: ¡Pero si es un tío!, cuando se daban cuenta de que la supuesta chica del anuncio era un transexual.

El caso pasó a Autocontrol de Publicidad, el organismo que analiza y dictamina sobre las campañas que provocan quejas de los consumidores, que falló contra el spot y consideró que era ofensivo. Heineken recurrió contra esta decisión, pero de momento, esperando el resultado del recurso, ha suspendido su emisión.

Las mujeres en celo son políticamente incorrectas

Hace ya un año, en agosto de 2002, los problemas fueron para el "efecto Axe", que ofendió al Colegio de Médicos de Madrid por considerar que las mujeres eran consideradas, según la protesta que se formuló, en "husmeadoras en celo”.

El desodorante de Unilever generó una monumental bronca por mostrar a una doctora que en el curso de una consulta a un paciente cae rendida ante su bragueta con intenciones claramente sexuales. En este caso intervino el Ministerio de Ciencia y Tecnología que ordenó la inmediata suspensión de la emisión del spot.

Unilever, de todas formas, no ha corregido su línea publicitaria. El desodorante sigue sugiriendo, en sus mensajes, la misma intención. Sus anuncios se han convertido en un producto con alta carga erótica, objeto de “culto” en Internet.

La campaña turística oficial de España, tachada de machista

Pero los conflictos no afectan solo a las empresas privadas con ánimo de beneficios y lucro. El Instituto de Turismo de España, entidad pública que promociona el turismo en el extranjero, Turespaña, que depende del Ministerio de Economía y Hacienda, ha recibido innumerables críticas por su campaña "Spain marks". En este caso lo que no es aceptado por muchos colectivos de mujeres es la imagen de una espalda de mujer desnuda en la que se aprecian las marcas del tanga en el bronceado.

Aunque Autocontrol no admitió las protestas, por considerarlas parciales y sesgadas, la Administración decidió retirar el anuncio.

¿Coca – Cola contra Aragón y Valencia?

La que estuvo en el ojo del huracán esta primavera fue Coca-Cola. Lanzó un anuncio en el que un turista iba viajando por regiones españolas y se vestía con trajes locales. En Aragón lo hacía de “baturro” mientras que en Valencia optaba por el sugerente vestido de “fallera”, lo que provocó conmoción en Levante. La multinacional americana, que no soporta bien ningún tipo de polémica, no permitió que la sangre llegara al río y eliminó inmediatamente el anuncio.

Los bebés son sagrados

También este año el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid denunció la mahonesa Calvé porque en un anuncio una madre utilizaba un biberón para empapar el rostro de su bebé, en lo que la autoridad consideró que era una clara manifestación de “malos tratos”. El spot no fue retirado, pero se dejó de emitir porque acabó la campaña.

Las protestas de Álex de la Iglesia

La polémica entre defensores y detractores de “censurar” los anuncios está en el aire. El director de cine Álex de la Iglesia sufrió en sus carnes la inquisición cuando creó una serie de spots para FNAC que nunca se emitieron porque Autocontrol los consideró “violentos”. Ahora, a raíz de la polémica de Bocatta, comenta a ABC que lo que le pasó fue “una auténtica majadería”. Considera que tienen más violencia las películas del gordo y el flaco o los dibujos de Tom y Jerry. Su anuncio reflejaba una pelea entre dependientes del FNAC por la posesión de unos “compacts”.

De la Iglesia cree que los organismos de tutela "tratan a la gente como si fuera tonta y encubren la deficiencia ética de la sociedad en las cuestiones verdaderamente importantes volcándose en asuntos frívolos".

El director de cine cree que situaciones como la que sufrió "harán que los creativos se autocensuren, para no tener problemas, y eso es terrorífico. Llegaremos a productos sosos y sin sustancia. Tiene que haber un control mínimo, pero no tantas reacciones de sensibilidad de la gente en contra de la gente. Ojalá empiece a considerarse políticamente incorrecto atacar lo políticamente incorrecto y remita esta ventolera de conservadurismo reaccionario que viene de los Estados Unidos. Hasta se quieren cargar los dibujos de Shin Chan, que son divertidísimos" -acaba.

*Con datos de “Los Domingos” del diario ABC

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba