Reality shows Apartados de la realidad

Los concursantes de Big Brother en Bélgica, Sudáfrica, Argentina y Dinamarca no han sido informados de los ataques a EEUU del pasado 11 de septiembre

Los productores de las diferentes versiones del reality show Big Brother (Gran Hermano) en todo el mundo han tenido que decidir recientemente si comunicar o no a los concursantes del concurso la noticia de los ataques terroristas a Estados Unidos. Tal y como establecen las normas del conocido espacio, los participantes permanecen aislados en una casa sin recibir informaciones del mundo exterior.


Sin embargo, la magnitud del acontecimiento del pasado día 11 ha cuestionado los límites de dicho aislamiento. En la versión norteamericana, los concursantes han sido informados de los atentados. La organización del concurso llegó a tomar esta decisión, ya que uno de los participantes de Big Brother tiene un primo desaparecido desde el día de los ataques.


Los concursantes de Holanda, el país de origen de este formato, también conocen la fatal noticia. Tal y como informó una portavoz del espacio holandés, “se trata de un desastre que tiene mucha influencia en la sociedad. Por ello, hemos decidido romper las reglas. Los chicos tienen derecho a saberlo”.


Dinamarca, Bélgica, Argentina y Sudáfrica mantienen las normas del concurso


Cuatro son los países que han decidido no comunicar la noticia de los atentados a sus concursantes: Dinamarca, Bélgica, Argentina y Sudáfrica. Los productores daneses han declarado que consideran sensacionalista emitir las reacciones de los concursantes al conocer la información de los ataques.


En el caso argentino, la organización no dirá nada a los encerrados en la casa para no romper las normas del concurso. Por su parte, los responsables belgas y sudafricanos han consultado a las familias de los participantes cuál debía ser su forma de actuación. La respuesta ha sido unánime: los parientes no desean que los habitantes de las casa conozcan la noticia de manos de la organización del concurso.

Volver arriba