Aprobada la construcción de la nueva sede de RTVE en Pozuelo

El Consejo de Administración, muy dividido para dar salida al proyecto

El Consejo de Administración ha aprobado hoy, por seis votos a favor y seis en contra y con el voto de calidad del Presidente de la Corporación, la construcción de la Nueva Sede de RTVE en la finca de Retamares (Pozuelo de Alarcón, Madrid), que se adquirirá al Ministerio de Defensa, informa la cadena en una nota.

La edificación de la Nueva Sede en este terreno cuenta con el respaldo de la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón y el propio Ministerio de Defensa, con el que se ha llegado a un acuerdo para su compra. Su financiación está garantizada por la SEPI y el ICO, entidades públicas que facilitarán la compra sin tener que vender ahora los terrenos donde están los actuales centros de trabajo.

La aprobación de la nueva sede tuvo lugar esta mañana en una reunión del Consejo de Administración de RTVE, elegido por el Parlamento, que con este acuerdo cumple una exigencia legal. Según ha recordado el presidente de la Corporación, Luis Fernández, en una carta dirigida a los trabajadores, “el Mandato Marco aprobado por las Cortes (diciembre de 2007) nos pedía en su artículo 41 una sede central que unificara todos los centros de trabajo”.

El artículo 41 dice textualmente: “La Corporación RTVE contará con una sede central para sus sociedades mercantiles, dotadas de infraestructura tecnológicamente adecuada para emitir y difundir los contenidos informáticos y los programas de producción interna y propia previsto por el Mandato Marco, y que aglutine la gestión conjunta de las actividades y recursos financieros y humanos que sean comunes a todas las sociedades de la Corporación RTVE”

A dos kilómetros de Prado del Rey

La propuesta seleccionada está en el ámbito urbanístico denominado UZ-3.7-02 Retamares, en el municipio de Pozuelo de Alarcón, a unos dos kilómetros de los actuales edificios de Prado del Rey. El suelo, propiedad del Ministerio de Defensa, fue propuesto por las autoridades municipales de Pozuelo de Alarcón, que destacaron el hecho de que la finca está ubicada justo en lo que será el remate de la Ciudad de la Imagen, donde ya está instalado un gran “parque” de empresas audiovisuales. Cuenta con parada de metro ligero, que conecta con líneas del ferrocarril de cercanías y con Metro de Madrid, además de una buena red viaria: carreteras 511 y M-40.

El terreno elegido tiene una superficie de 50 hectáreas. La zona permite integrar todas las necesidades actuales de la Corporación (TVE, RNE, Medios Interactivos, Instituto, Orquesta y Coro…) y también las que puedan surgir en un futuro.

"Sintiéndonos juntos, nuestro futuro será mejor"

En la elección de este emplazamiento se han tenido en cuenta los intereses de los trabajadores de RTVE. La dirección ha mantenido informados en todo momento a sus representantes sobre el desarrollo del proceso. El presidente de la Corporación informó del proyecto a escasos tres meses de su toma de posesión, en marzo de 2007, y desde entonces se ha dirigido a la plantilla de RTVE en cinco ocasiones para informar del mismo asunto.

Dos años más tarde, en su carta a los profesionales de RTVE, de 12 de febrero de 2009, Luis Fernández recuerda que la dirección se comprometió desde el inicio “a la transparencia absoluta”, que “fue nuestro compromiso y lo sigue siendo”. El presidente de la Corporación afirma que “el único objetivo de este proyecto consiste en ofrecer a los trabajadores unos medios adecuados para que los ciudadanos disfruten de una televisión, de una radio y de una web públicas de calidad, eficientes desde el punto de vista de la gestión, tecnológicamente avanzadas y sin coste adicional alguno para las arcas de la Corporación ni para las del Estado”.

Tras recordar que el objetivo sigue siendo dar “el mejor servicio a los ciudadanos”, concluye que “todos lo que formamos la Corporación RTVE sabemos que, sintiéndonos juntos, nuestro futuro será, sin duda, mejor”.

La nueva sede posibilitará cumplir con lo previsto en el Mandato Marco de CRTVE, aprobado por el Congreso y el Senado a finales de 2007: En su preámbulo se insta a la Corporación a que lleve a cabo “un proceso intenso de renovación de tipo tecnológico y productivo, que afectará no sólo a los formatos de emisión sino también a las tecnologías de producción y procesos de generación de contenidos y servicios”. Este proceso difícilmente se podría ejecutar sin unificar e instalar las nuevas tecnologías en los distintos y dispersos centros de trabajo, que se han quedado obsoletos y necesitan adaptarse a los nuevos tiempos que se avecinan.

Respaldo de la Comunidad y el Ayuntamiento

La decisión del Consejo viene avalada además por la existencia de un protocolo y un convenio entre RTVE, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón que facilitará todas las gestiones para llevar a buen término la edificación en Retamares, así como la recalificación de los terrenos de Prado del Rey para su posterior venta.

En el mencionado protocolo se señala que “en la búsqueda de posibles ubicaciones en la Comunidad de Madrid, la Corporación RTVE y el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón, con el apoyo e impulso de la Comunidad de Madrid, han colaborado con el objetivo de mantener la sede en una ubicación lo más cercana posible a la actual, e igual o mejor comunicada que ésta”. Se añade que Retamares es un emplazamiento “muy adecuado”, tanto por la localización, como porque satisface las necesidades de ocupación y usos, así como por la fácil accesibilidad de tráfico rodado (proximidad a las carreteras A-5, M-40 y M-511), líneas de metro y autobuses. Se señala además que el Plan General de Ordenación Urbana de Pozuelo de Alarcón prevé “el remate de la Ciudad de la imagen con usos terciarios especializados y de servicios urbanos”. Tanto la Comunidad de Madrid como el Ayuntamiento se comprometen a tramitar “con la mayor diligencia posible” todos los expedientes necesarios.

La financiación está garantizada por un acuerdo entre el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y la Sociedad Estatal de Participación Industriales (SEPI) y RTVE. Éste permitirá construir y hacer el traslado sin tener que vender ahora los terrenos donde se ubican los actuales centros de trabajo. El carácter público de SEPI e ICO refuerzan la garantía y transparencia del proyecto.

El Consejo autorizó al presidente de la Corporación para que ultime la negociación del proyecto de financiación de la nueva sede con el ICO y la SEPI, cuyo texto definitivo se someterá a la aprobación del Consejo de Administración de CRTVE.

El proyecto de construcción de la Nueva Sede conllevará la adquisición del equipamiento tecnológico más avanzado en los aspectos audiovisuales y multimedia, de forma que la CRTVE se sitúe a la cabeza de la innovación y la utilización de las nuevas tecnologías en el ámbito de la comunicación en todos sus aspectos.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba