En EE.UU. Aspirantes a curas se debaten entre "Dios o la chica" en un nuevo reality show

Los católicos critican "God or the Girl" porque "banaliza la vocación sacerdotal"

La televisora A&E estrena hoy 16 de abril (Domingo de Resurrección) el programa “God or the Girl” (“Dios o la Chica”), en el que cuatro jóvenes que desean ser sacerdotes deberán escoger entre lo que consideran su llamada vocacional o una atractiva mujer.

El argumento del programa no ha sentado bien en sectores católicos, entre ellos la agencia latina ACI Prensa, vinculada a la Iglesia, que considera que el nuevo reality show “banaliza la vocación sacerdotal”.

“God or the Girl”, cuyos primeros cuatro episodios ya han sido grabados y están a disposición de los medios, sigue a Joe Adair, de 28 años; Dan DeMatte, de 21 años; Steve Horvath, de 25 años; y Mike Lechniak, de 24 años, “en su proceso para descubrir si están llamados o no al sacerdocio”, según explican los productores de este reality show.

Para cada uno de los muchachos hay una mujer en medio del proceso. Adair conoció a alguien especial en Alemania, DeMatte dejó de comunicarse con su enamorada pero seis meses después los reúnen para ver si ella se quedará con él. Horvath quería casarse con su pareja y Lechniak considera que su actual novia es su “alma gemela”.

"Muchos de estos reality shows suenan bastante bien en el papel”, afirma Robert Thompson, director del Centro para el Estudio de la Televisión Popular de la Syracuse University. "La respuesta automática cuando uno escucha ideas como éstas es pensar: ‘Oh Señor, ¿tan bajo podemos caer?’ Pero todo depende de cómo se ejecute”, agrega.

Uno de los productores del programa, Darryl Silver, indica que "el título suena polémico, pero el programa no lo es, ya que se trata de cuatro chicos que realmente están luchando para tomar esta decisión interna, con la oposición de sus familias, amigos y novias, y lo único que hacen es exteriorizarla en la serie”.

No opina lo mismo William Donohue, Presidente de la Liga Católica, que considera que “hay algunas banderas rojas, como el título, y la promoción con una chica en un polo ajustado”. “Obviamente toda la idea es provocar sexualmente. Y estrenarlo el Domingo de Resurrección genera un interrogante sobre algún tipo de agenda detrás”, ha declarado el dirigente de la Liga Católica.

Además, Donohue recuerda que Mark Wolper, uno de los productores, “tiene toda un historial de ataques a la Iglesia”. “Esto no huele bien”, agrega.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba