Artículo de interés Assumpta Serna, nuevo fichaje de "Aquí no hay quien viva"

Junto al ya anunciado de Roberto Sanmartín. Carmen Balagué (La chunga) y Juanjo Díaz (Álex Guerra) son los únicos que no renuevan con la serie

La actriz Assumpta Serna es uno de los fichajes de la nueva temporada de "Aquí no hay quien viva" que Antena 3 estrenará próximamente, junto al ya anunciado por Vertele de Roberto Sanmartín.

Por su interés reproducimos el siguiente artículo de Ana Díaz que publica hoy La Razón:

Ecologista radical, hippy y cubano. Así será Yago, el nuevo y atípico novio de Lucía (María Adánez), más conocida como «La Pija» de «Aquí no hay quien viva», y al que dará vida Roberto Sanmartin («Habana Blues») en los nuevos capítulos de la producción de José Luis Moreno, que Antena 3 está retrasando debido a los buenos resultados de las reposiciones.

El nuevo «fichaje» de Lucía no será la única incorporación de la exitosa serie. Juan Cuesta (José Luis Gil), el presidente de «esta nuestra comunidad», tendrá una homónima en el edificio de enfrente a quien dará vida Assumpta Serna. La nueva presidenta de la comunidad vecina es divorciada, muy dinámica, liberal y muy viajada, todo lo contrario a Isabel, alias «La Hierbas» (Isabel Ordaz) con quien rivalizará por la «atención» del señor Cuesta. Además, la llegada de Serna dará lugar a otros conflictos externos a la comunidad de Desengaño 21.

El nuevo novio de Lucía no sólo revolucionará sus hormonas sino el de todas las vecinas del inmueble, ya que reciben con cierto recelo al cubano.

Tejero y Guzmán siguen. Además, fuentes cercanas a la producción de la serie, confirmaron a este periódico que, pese a los insistentes rumores sobre la marcha de Fernando Tejero –el popular portero– y Daniel Guzmán –Roberto, el ex novio de «La Pija»–, ambos actores continuarán en los capítulos de esta temporada. Tejero ha podido compaginar sus proyectos cinematográficos con la grabación por lo que, por el momento, no será baja en ninguno de las entregas, mientras que Guzmán estará ausente en los primeros capítulos porque no ha podido unirse al rodaje hasta hace un par de semanas. Los únicos actores que no renuevan esta temporada son Carmen Balagué, que ejerció de «sustituta» de Loles León dando vida a Nieves, la tacañona hermana del Señor Cuesta; y Juanjo Díaz, que encarnaba a Álex, el hijo promiscuo e ilegítimo de Andrés Guerra (Santiago Ramos) y «La Hierbas».

Por lo demás, la comunidad que continúa bajo la «escrupulosa» presidencia de Juan Cuesta está más disparatada que nunca. Además de los problemas sociales, tratados con humor pero no por ello menos reales, habrá que añadir los paralelismos de algunas tramas con exitosas y populares series y películas.

Así, por ejemplo, Roberto (Daniel Guzmán) y Carlos (Diego Martín) ejercerán de «extraña pareja». Los dos ex de Lucía se apoyarán mutuamente y deciden compartir el 2º B, propiedad de Nieves y ahora en manos de su hermano Juan. Roberto viene crecidito después de haberse «forrado» en Puerto Banús haciendo caricaturas y decide hacer causa común en la desgracia con Carlos, totalmente hundido tras el abandono de Lucía.

«Mujeres descarriadas».

Las chicas del tercero, Belén (Malena Alterio), Carmen (Llum Barrera) y Ana (Vanesa Romero) serán algo así como un híbrido entre las protagonistas de «Sexo en Nueva York» y una versión libre de «Mujeres desesperadas», aunque éstas son más descarriadas que desesperadas. Carmen, que también tendrán una vida amorosa bastante activa, tiene celos de Ana porque es más guapa que ella, mientras Belén, que se busca un novio totalmente opuesto a Emilio, se plantea casarse y formar una familia.

Quienes también han formalizado su relación son Fernando (Adriá Collado) y Mauri (Luis Merlo). Éste convence a su pareja para que monte su despacho de abogados en casa, mientras que Fernando anima a Mauri a que escriba un libro. La boda gay, tan de moda últimamente en series («Hospital Central») y espacios infantiles («Los Lunnis»), todavía se hará esperar en «Aquí no hay quien viva».

Emilio, con eso de que ha ido a la universidad, se da cuenta de que la portería no es un trabajo para toda la vida, decide pluriemplearse y empieza a no dormir, lo que dará lugar a situaciones de lo más disparatadas.

La nota «dramática» en esta nueva entrega la pondrá Andrés que será algo así como el Jack Nicholson de «Mejor imposible». El ex marido de «La Hierbas» será el nuevo inquilino del cochambroso ático, reconvertido nuevamente en vivienda después de pasar por trastero y gimnasio. Pierde el norte y se convierte en un ser asocial y con Síndrome de Diógenes, por lo que acumulará todo tipo de trastos y basura.

Los adolescentes del edificio también estarán de lo más revolucionados. José Miguel (Eduardo García), el hijo superdotado de los Cuesta, se enfrenta a una problemática adolescencia y sufrirá por amor. Su hermana, Natalia (Sofia Nieto) vuelve al hogar cual hija pródiga tras su retiro hippy con la promesa de ser buena. Una artimaña de esta Lolita que continuará dándole quebraderos de cabeza a su padre, que es lo que mejor sabe hacer. A ello se unirá, la relación de algo más que hermanastros que mantendrá con Pablo (Elio García) el hijo de «La Hierbas», que decide refugiarse en casa de su padrastro tras el intento fallido de vivir con el de verdad en el ático.

Las chicas de oro, es decir Marisa (Mariví Bilbao), Vicenta (Gemma Cuervo) y Doña Concha (Emma Penella) también sufrirán lo suyo, aunque lo más destacado es el contacto inesperado que Marisa tendrá con su Manolo, al que por fin le pondremos cara.

Un estreno esperado

«Motivos personales», «Hospital Central», «A tortas con la vida», «Los hombres de Paco», «Abuela de verano»... Las grandes apuestas de ficción de las cadenas para esta temporada ya están en marcha. Pero, ¿qué pasa con «Aquí no hay quien viva?». La serie de José Luis Moreno tenía que haber empezado con la temporada, pero los buenos resultados que están dando las reposiciones (a pesar de competir con las nuevas entregas de «Hospital Central»), ha hecho que la cadena retrase la emisión de los nuevos capítulos. Desde que arrancó el nuevo curso televisivo, las seis emisiones de la producción de José Luis Moreno han conseguido una media del 25,1 por ciento de cuota de pantalla y 3.754.000 espectadores. Sus mejores datos se han producido en las dos últimas semanas,
con un 26,9 por ciento de «share» en cada entrega.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba