Tribunales Atracción fatal en el 'juicio de la ballesta' con Sara Casasnovas

"Te amo, nunca te haría daño", dice ahora el presunto agresor a la actriz

El hombre acusado de disparar con una ballesta a la actriz Sara Casasnovas a la salida del teatro Reina Victoria de Madrid el 7 de junio de 2009 se ha dirigido hoy a ella durante el juicio para decirle con voz llorosa: "Yo te amo, nunca te haría daño", informa Efe.

En la vista oral, celebrada en la Audiencia Provincial de Madrid, la actriz ha declarado separada por un biombo del acusado, Arndt M., de 39 años de edad, pero éste ha intentado hablar con ella para explicarle que no era cierto que la agarrara por el cuello y para asegurarle que la amaba.

Casasnovas (Orense, 1984), conocida por sus trabajos en series de televisión como "El Comisario", "Amar en tiempos revueltos" y "Hospital Central", ha relatado que sabía de la existencia del procesado desde un año y medio antes del incidente.

La joven ha afirmado que, desde entonces, recibía cartas en las que el detenido, de nacionalidad alemana, le mostraba "amor y adoración" y que también acudía a sus camerinos y a los lugares de rodaje.

12 años y medio de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa

El procesado, para el que las acusaciones han pedido doce años y medio de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa y y dos de tenencia de armas, ha declarado esposado y ha dicho que vino desde Alemania para conocer a Sara y que si la apuntó con una ballesta fue para "retenerla" y quitarse la vida delante de ella si no le hacía caso.

En su turno de última palabra, ha pedido perdón a Casasnovas y a su madre, pero ha dicho que lo hizo porque tenía un tío que intentó suicidarse delante de su novia y "le salió bien", aunque en su caso "salió mal". Los médicos forenses que examinaron al presunto agresor han explicado que tiene un trastorno de fantasía mixto y que es una persona que "se mueve entre la fantasía y la realidad", pero que nunca pierde el contacto con esta última.

En este sentido, se han referido Arndt M. como una "persona normal, pero mermado para sus relaciones sociales" y han señalado que su trastorno no anula su capacidad para entender "lo que se puede hacer y lo que no". Por ello, la defensa ha pedido al tribunal que aplique a su representado una eximente completa o incompleta por sufrir un trastorno de la personalidad y, en caso de ser condenado, que cumpla la pena en un centro psiquiátrico.

"El arma se disparó sola. Yo no quería matarla"

En su relato de los hechos, el procesado ha manifestado que el arma se disparó sola. "Yo no quería matarla, ella es demasiado importante para mí y no puedo matar a alguien a quien amo", ha añadido.

Asimismo, Arndt M. ha dicho que tenía "esperanzas" y que veía "futuro" en su relación con la actriz porque ella "siempre" se había mostrado muy amable con él, y ha dicho que incluso le había invitado a una copa y le había dado su número de teléfono para que hablaran.

Casasnovas, que ha renunciado a la indemnización económica de 18.000 euros porque "sólo" quiere seguridad, ha reconocido haber tenido varias conversaciones con el acusado a pesar de que le "mosqueaba bastante" su insistencia.

El día de los hechos, según la joven, Arndt M. le preguntó por un poema de amor que le había escrito el día anterior y Sara le contestó diciendo que ella no era una "ficción" sino una "realidad", ante lo que el procesado respondió sacando una ballesta y apuntándola a la cara.

Sara Casasnovas sigue estando "alerta"

La actriz reaccionó "instintivamente" girando la cabeza y pudo esquivar la flecha, que se incrustó en la manga de la chaqueta del actor Juan Antonio Quintana, que ha declarado como testigo en la vista. Casasnovas ha aseverado que sigue "estando alerta" porque en el teatro donde trabaja actualmente ha recibido esta semana -desde un centro penitenciario- un paquete lleno de cartas, estampitas de vírgenes y fotos de ella y de personas muertas.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba